Así es jugar a Xbox Game Pass en el Samsung Galaxy Note20 Ultra 5G

Una de las virtudes con las que se presentó el Samsung Galaxy Note20 Ultra 5G era que podías jugar con él como si fuera una videoconsola. Si no del todo por su potencia sí por sus conexiones a Internet gracias a servicios como el Xbox Game Pass. Es decir, el Netflix de videojuegos de Microsoft pero en el móvil, sin necesidad de contar con la consola. Pues bien, hemos podido probarlo de primera mano y nos ha quedado claro que el fin de las consolas físicas está cerca. Más del que te puedes imaginar.

Y es que, ¿quién va a gastarse entre 300 y 500 euros en una consola cuando puedes jugar directamente en el móvil por una suscripción mensual mucho más asequible? Sí, ya te confirmamos que vas a sacrificar parte de la calidad gráfica si juegas en streaming, pero vas a poder jugar en cualquier lugar. O al menos son nuestras primeras conclusiones tras echar varias partidas en el Samsung Galaxy Note20 Ultra 5G. La experiencia de Xbox ahora está disponible en el móvil, aunque hay algunas limitaciones que hay que comentar.

Mi experiencia de uso tras una semana con el Samsung Galaxy Z Fold2

No todos los juegos, pero sí muchos y variados

Actualmente Xbox Game Pass cuenta con la opción de jugar a más de 100 títulos a través de su nube (en streaming) en teléfonos con sistema operativo Android. Lo único que necesitas es una buena conexión a Internet para que la transmisión no se corte y la experiencia sea tan fluida como en la videoconsola. Eso sí, no todos los juegos que están disponibles en Xbox Gabe Pass se pueden jugar en el móvil. Aunque son unos cuantos y de géneros de lo más variados. A favor de esto hay que decir, además, que más empresas desarrolladoras como al conocida EA incluirá su propia oferta de streaming dentro de la plataforma de Xbox, sumando más títulos para jugar. Y no es la única que parece que llevará sus juegos.

Por nuestras manos han pasado juegos como Doom, con escenarios 3D llenos de detalles, muchos personajes disparando desde todos lados y efectos y salpicaduras de sangre por doquier. Pero también otros títulos gráficamente mucho menos exigentes como las aventuras del ganso de Untitled Goose Game. No importa que sea un juego indie o un superventas. Si está disponible para jugar en la nube lo puedes disfrutar en tu móvil Android. Puedes repasar la lista completa y actualizada en la web de Xbox Game Pass.

5G

Juegos fluidos y experiencia instantánea con mando

Uno de los puntos que nos ha convencido de Xbox Game Pass es que la experiencia de juego es fluida como en una videoconsola. Y lo es incluso utilizando mandos externos al móvil. En nuestra experiencia, la conexión Bluetooth del Samsung Galaxy Note20 Ultra 5G ha tenido mucho que ver ya que hemos conectado un mando de Xbox One para poder controlarlo todo cómodamente. Ayudándonos con un soporte de mando y móvil que integra todo en un mismo aparato para mayor comodidad. Y la verdad es que la latencia entre el pulsado de botones y reacción del juego es mínima. Prácticamente igual que en la videoconsola.

Claro que contar con Bluetooth 5.0 y el procesador más avanzado de Qualcomm tiene mucho que ver en esto de gestionar la señal de streaming de la plataforma de Xbox y el periférico sin que haya retrasos. Básicamente es como jugar a cualquier juego del móvil con un mando. Nada debería advertirte que estás ante una experiencia en la nube. O casi nada:

Doom

Píxeles y parones empañan esta experiencia aún en fase beta

Pero sí hay algún que otro problema que aún tienen que limar. Tiene que ver con el servicio de Xbox y no con el móvil de Samsung. Y es que hay algún que otro parón de un par de milisegundos. Momentos en el que no solo se detiene por un instante la acción, sino que puede empeorar la calidad de la imagen: aspecto pixelado o rastros de colores hasta que la señal de actualiza. Eso sí, esto ocurre sobre todo sobre conexiones WiFi, aunque sean de alta velocidad. Sobre 5G la experiencia también cuenta con algún tirón y respuesta lenta momentánea.

Son fallos mínimos que no han impedido que realice tareas en Untitled Goose Game o desarrolle mi ciudad en Cities Skylines. Sin embargo, sí nos han dado algún susto con Doom, impidiendo que apuntemos correctamente en una acción frenética y rápida o encontrándonos de sopetón con algún enemigo en esa fracción de tiempo. Y es que estos problemas en juegos ágiles puede ser una traba para enganchar al jugador. No tanto en títulos de estrategia o más calmados.

Versión Beta

Queda claro que el móvil puede ser una gran alternativa a las videoconsolas con toda esta tecnología. Siempre y cuando tengamos un móvil 5G con un apartado de conectividad y potencia al día. Pero Microsoft aún tiene que pulir su servicio en la nube. Eso sí, no hay que olvidar que, de momento, está en fase beta o de pruebas. Así que tienen margen para solucionar estos pequeños problemas. Más aún cuando la aplicación te pregunta, tras cada partida, cuáles son los puntos fuertes y cuáles los débiles de esta experiencia.

Como jugar en la pantalla del salón

Otra de las virtudes de esta experiencia recae directamente en la pantalla del Samsung Galaxy Note20 Ultra 5G. Su tecnología Dynamic AMOLED 2X en un tamaño de 6,9 pulgadas, y a la distancia a la que nos hemos encontrado con el controlador y el soporte para sujetar el móvil al mando prácticamente simulan el tamaño de un televisor de 55 pulgadas. Es grande y lo mueve todo sin problema. Incluso podemos leer textos de los tutoriales y consejos en juegos como Cities Skylines. Quizá sea algo más pequeño que en la pantalla del televisor, pero la experiencia sigue siendo cómoda.

Xbox Game Pass

Aquí el punto negativo viene dado, precisamente, por la calidad del panel. Su posibilidad de mostrar imágenes a una resolución de hasta 3.088 x 1.440 pixeles hacen que las imágenes de los juegos no luzcan tan nítidas como lo harían en el televisor. El móvil es capaz de mostrar más detalle y definición que lo que Xbox Game Pass realmente luce. Así, los juegos mantienen los efectos y muchos detalles, pero en esta versión beta no hemos podido disfrutar del todo del aspecto técnico en lo visual. La pantalla muestra demasiado bien las imperfecciones del servicio ¿Lo hace injugable? Para nada, pero cuando te acostumbras a un panel en el que el brillo, la nitidez y los colores son de gran calidad, perderte parte de estos detalles puede decepcionar a los más puristas de la imagen.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , , ,