Las 6 estafas más comunes a través de correo electrónico que puedes sufrir

La voluntad de estafar siempre ha estado ahí, aunque cada vez se sofistiquen más sus técnicas. Más aún ahora, con la expansión de internet, los usuarios estamos expuestos constantemente a estafas por correo electrónico.

Cada día nuestras bandejas de entrada se llenan de emails, y raro es que no recibamos algún correo pidiendo nuestros datos personales o seamos víctimas de un falso caso de sextorsión.

La mayoría acaban en la carpeta de spam, por supuesto, pero conviene reconocer las tácticas más habituales entre los ciberdelincuentes para así estar prevenidos y no acabemos haciendo clic donde no debemos.

Por ello, hoy te traemos una lista con las 6 estafas más comunes que puedes sufrir a través de correo electrónico. Seguro que reconocéis más de una, y si no, al menos ya estás prevenido para que no te pillen por sorpresa. ¡Vamos allá!

phishing

El famoso pishing

La técnica del “Phishing” es cuando un ciberdelincuente trata de suplantar tu identidad para tener acceso a tu cuenta bancaria y a tus perfiles en las redes sociales.

El atacante se puede hacer pasar por una persona u organización de confianza para tratar de robar tus datos o información personal, como contraseñas, pines de tarjetas de débito y números de cuentas bancarias o de tarjetas de crédito. Todo vale.

El procedimiento siempre es el mismo: se envía un comunicado vía mail con el fin de persuadir a la víctima para que haga clic en un enlace, descargue un archivo adjunto o envíe una información solicitada.

Por ello, es muy importante verificar bien la dirección de la que procede el correo. Conviene sospechar siempre de entidades que pidan actualizar datos o cambiar claves de acceso. Ninguna empresa debería requerir jamás este tipo de información.

100 años de mala suerte si no reenvías este correo

Este tipo de estafas en cadena es súper común, y siempre tratan de hacerte sentir culpable por algo o amenazarte con echarte encima las 7 plagas de Egipto si no difundes un correo a un determinado número de personas.

El problema de hacer caso a este tipo de mensajes, es que al reenviar el correo dentro están todas las direcciones de la gente que ya lo hizo antes que tú. Y como podrás imaginarte, este es el sueño húmedo de cualquier spammer, obtener direcciones de email válidas.

Os sorprenderíais de la cantidad de gente que suele picar en este tipo de estafas dejándose llevar por sus supersticiones, pues precisamente de eso se nutren este tipo de estafas.

herencia

Una herencia inesperada

La conocida como “estafa de las cartas nigerianas” busca hacer picar a la víctima con una falsa herencia y lograr convencerla para que facilite todos sus datos personales, incluidos los bancarios.

Los estafadores te harán creer que eres familiar de una persona adinerada ya fallecida de otro país, y que tienen que enviarte una gran suma de dinero a tu cuenta. Por ello, necesitan contactar contigo cuanto antes para solicitar tus datos personales y los de tus cuentas para hacerle el abono correspondiente.

Otra versión de este clásico consiste en hacerte creer que un príncipe de un país lejano y muy exótico necesita sacar urgentemente su fortuna del país. Este rico heredero te pagará gustosamente un porcentaje si le ayudas en su aventura.

O puede que recibas una invitación para cobrar un décimo de la lotería a cambio de una jugosa comisión. Esta última variante, además de caer en una estafa, también puede llevarte a la cárcel.

“Te hemos pillado”

Otro tipo de estafa muy extendida son las incesantes campañas de correos electrónicos que buscan amenazar y extorsionar a los destinatarios a cambio de no publicar supuestos vídeos privados.

La forma de actuar de estos ciberdelincuentes siempre sigue el mismo patrón: escriben desde una cuenta imposible de rastrear amenazándote con enviar un supuesto vídeo muy comprometido sobre ti, en el que supuestamente se te ve masturbándose o manteniendo relaciones sexuales con otra persona.

Como es obvio, pedirán una determinada cantidad de dinero en bitcoins a cambio de no hacer públicas esas imágenes/videos tan comprometedores. Todo dentro de un margen de tiempo que oscila entre las 24, 48 y 72 horas habitualmente.

scam-3933004_1280

El gran fraude del amor

¿Acaso no has recibido nunca un correo de una persona de nacionalidad extranjera que afirma haberse enamorado profundamente de ti? Este truco no deja títere con cabeza, pues muchas veces nos dejamos llevar por la fantasía de que hay alguien ahí fuera que nos desea con pasión.

Pero claro, el amor tiene un precio. Estos usuarios no tardarán en reclamarte por dinero por adelantado para poder costearse el viaje hasta tu lugar de residencia para conocerte.

Por supuesto, si accedes al chantaje, nunca volverás a saber nada de estas personas y vuestro (ciber) romance habrá terminado para siempre con tus bolsillos algo más vacíos.

Archivos adjuntos con sorpresa

Otra forma muy habitual de estafa consiste en recibir correos con archivos adjuntos fraudulentos o un link a una determinada página web, haciéndote creer que se trata de alguna factura sin cobrar o cheques escaneados. Lo que sea para que piques el anzuelo.

El caso es que al hacer clic al adjunto o pinchar en el enlace muy probablemente acabes ejecutando un troyano, o instalando malware en tu pobre ordenador.

De nuevo recomendamos extremar las precauciones y, por supuesto, si no conoces al remitente, jamás se te ocurra abrir ningún documento adjunto.

Hasta aquí nuestro repaso a las principales técnicas de estafas que podemos sufrir por correo electrónico. Lo bueno es que aquellos usuarios medianamente familiarizados con el mundo de internet difícilmente puedan acabar siendo víctimas de este tipo de estafas, ya que en la mayoría de casos son fácilmente identificables. Pero como siempre, vale más prevenir que curar.

¿Y vosotros? ¿Habéis sufrido alguno de los casos descritos más arriba? Compartid con nosotros vuestras experiencias para ahorrarles una desagradable sorpresa al resto de usuarios.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , , ,