como funcionan inhibidores frecuencia 2020

Artículo patrocinado por Prosegur

El uso de inhibidores de frecuencia está cada vez más extendido en robos de vehículos y casas. En la última década, el empleo de sistemas para inhibir la señal de alarmas se ha disparado de manera directamente promocional al número de robos en España. De hecho, la propia Generalitat de Catalunya se vio obligada a publicar un vídeo en 2018 mostrando el funcionamiento de este tipo de aparatos a través de una intervención de los Mossos d’Esquadra. Hoy día los sistemas son mucho más avanzados y complejos, tal y como veremos continuación. Y la seguridad no es una opción, sino una necesidad.

¿Cómo funcionan los inhibidores de frecuencia en robos?

Los inhibidores de frecuencia, también conocidos como perturbadores o  inhibidores de señal, se definen como dispositivos cuyo único objetivo es el de bloquear la señal de un determinado entorno a través de la emisión de una señal “sobredimensionada”. El funcionamiento de este tipo de aparatos es muy sencillo.

A grandes rasgos, el esquema electrónico seguido por los perturbadores se compone de un generador de señal y un transmisor. El primer componente es el encargado de generar la señal en la misma frecuencia que operan los dispositivos que quiere vetar (móviles, GPS, alarmas…), mientras que el segundo componente se encarga de expandir la señal en su entorno para bloquear los “canales” por donde operan el resto de aparatos.

inhibidor de alarmas

Así luce un inhibidor de frecuencia.

Dependiendo del tamaño del perturbador, el dispositivo puede llegar a bloquear zonas de varios metros cuadrados, como viviendas enteras e incluso urbanizaciones. Irónicamente, el uso de estos aparatos estaba orientado originalmente a proteger algunas zonas gubernamentales. Esta es la razón por la que la compraventa y el uso de perturbadores están prohibidos en Europa a fecha de hoy. De hecho, su uso en España está penado con multas que van desde los 500.000 euros hasta los 20 millones. Sí, has leído bien. 20 millones de euros.

Por desgracia, hacerse con un inhibidor de señal es tan fácil como surfear un par de minutos en la web. La inversión es mínima, por lo que cualquiera puede tener acceso a un perturbador si cuenta con los medios necesarios. Un dato: al menos 600 personas se interesan cada mes en España por inhibidores de señal y dispositivos similares en Internet, según Ahref. Tampoco es casualidad que se hayan registrado más de 14.000 robos en los primeros tres meses de 2020, según los datos de Europa Press.

¿Hay alguna solución para invalidar los inhibidores de frecuencia en casa?

Lo cierto es que sí. Empresas como Prosegur han diseñado todo un sistema de alarmas basado en dispositivos con triple seguridad. Este tipo de sistemas duplican las vías de comunicación para asegurar las conexiones con las centralitas de la empresa, las cuales se mantienen activas las 24 horas del día los 365 días del año. En este caso, una de las vías está conectada directamente a la corriente eléctrica, mientras que la segunda vía entabla conexión a través de Internet. De esta forma, el sistema queda protegido ante cortes de luz, sabotajes del equipo y, en última instancia, inhibidores de frecuencia.

Unido a un sistema de apoyo con detectores perimetrales, cerramientos de seguridad y cámaras de vigilancia, el perímetro se torna prácticamente infranqueable. El sistema de alarmas de Prosegur cuenta con una respuesta de menos de 29 segundos con aviso inmediato a la Policía y servicio de vigilantes propios en caso de necesidad. A esto hay que sumarle que todas las alarmas con triple seguridad disponen de sensor de movimiento y temperatura, con activación automática en caso de detectar movimientos en las zonas protegidas de la vivienda o el entorno.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp