¿Para qué sirve reciclar un móvil que ya no usamos? 1

Piénsalo bien: ¿cuántos móviles viejos tienes repartidos por los cajones de tu casa? Seguramente no los hayas contado, pero estamos seguros que, en los tiempos que corren, contarás con no menos de cinco. ¿Y qué haces con ellos? Pues nada. Como la gran mayoría de mortales, seguimos guardándolos ahí, como si algún día fuéramos a encenderlos de nuevo. Algunos incluso dentro de sus correspondientes cajas, con el envoltorio original y sus cargadores.

Puede que últimamente hayas oído hablar sobre el reciclaje de teléfonos móviles. Y no es un invento, no. ¿Sabías que más del 90% de los componentes de un dispositivo pueden aprovecharse? Hay distintos componentes, como las cámaras y el flash (con LED frío y cálido), microchips como el procesador o la memoria RAM, la antena, la batería, el módem y las distintas conexiones que pueden reciclarse.

Hoy te damos cinco razones por las que deberías buscar la manera de juntar todos tus móviles antiguos (y los de tu familia y amigos) para reciclarlos cuanto antes. ¿Listo para ponerte manos a la obra? ¡Pues vamos allá!

selva-02

1. Dejas de alimentar la guerra por el coltán

A estas alturas seguramente ya conoces qué es el coltán y los conflictos que provoca. Pero por si no estás al día de todo este asunto, vamos a contarte qué sucede exactamente. El coltán es muy material muy escaso. Una roca que se compone básicamente de dos minerales denominados columbita y tantalita. Lo usan casi todas las marcas para fabricar sus teléfonos. Y cada año se venden más de 1.500 millones de smartphones en todo el mundo.

Uno de los principales productores de coltán es la República Democrática del Congo. Lo han bautizado como el oro negro porque, es justamente gracias al tantalio que nuestros móviles son tan finos. Sea como seas, las condiciones de explotación de las minas de coltán en estos países son un verdadero despropósito. Estas, a menudo, son controladas por grupos armados que practican la explotación de personas. En la ecuación entran, pues, las guerras, los conflictos sociopolíticos y la explotación infantil, que merece una mención aparte.

Reciclar los móviles que ya no nos sirven es frenar la necesidad de extracción de este mineral y, por tanto, no seguir contribuyendo a la vulneración de los derechos humanos en países como el Congo.

2. Luchas contra la explotación infantil

Las ONG que trabajan sobre el terreno cuentan que en las regiones del este de la República Democrática del Congo es donde hay más niños trabajando. Concretamente en las explotaciones de Kivu Norte y Katanga. De hecho, alrededor del 40% de las personas que trabajan allí son menores de 18 años. Lo hacen, además, en unas condiciones infrahumanas, inadecuadas para cualquier individuo, pero mucho más para personas en pleno desarrollo y crecimiento. Además de soportar las altas temperaturas, están sometidos a las nubes de polvo rojo, puesto que deben cavar en túneles de 200 a 300 metros de profundidad. ¿Qué reciben cambio? No más de dos euros al día.

3. Contribuyes a la sostenibilidad del ecosistema

La práctica de la minería intensiva e indiscriminada ocasiona un grave perjuicio al ecosistema y, en consecuencia, a las especies que viven en los bosques y selvas. La deforestación y la pérdida de los bosques primarios conlleva, además de la desaparición de un gran número de especies vegetales (que son el pulmón de nuestro planeta), el asesinato de infinidad de especies. Animales que, como los primates, ven destruidos sus hogares y su medio de vida.

¿Para qué sirve reciclar un móvil que ya no usamos? 2

4. Luchas por la preservación de las especies en peligro de extinción

Ha sucedido y sigue sucediendo porque, lamentablemente, todavía hay fabricantes que usan coltán y lo obtienen a través de minas ilegales. Por ejemplo, en las montañas del parque Nacional Kakuzi Biega, el lugar en el que se extrae nada más y nada menos que el 80% de coltán del mundo, han perdido la vida cientos y cientos de gorilas. Lo que ha provocado que este gran primate se encuentre, ahora mismo, en peligro de extinción.

5. Ayudas a recaudar fondos para entidades sin ánimo de lucro

Al reciclar nuestros móviles tenemos ocasión de reducir la demanda de coltán y por tanto, aportamos nuestro granito de arena para que estemos más cerca de acabar con esta guerra. Al mismo tiempo, podemos ayudar a recaudar fondos para organizaciones sin ánimo de lucro, que luchan aquí en nuestro país y en los territorios africanos más castigados por la guerra del coltán. Así, por ejemplo, el Instituto Jane Goodall, que trabaja en el Congo, Senegal y Guinea por la conservación y protección de los chimpancés, tiene en marcha la campaña Movilízate para reciclar teléfonos móviles y recaudar fondos. Fundació Mona también ofrece distintas opciones para el reciclaje de móviles, dedicada al bienestar y a la conservación de los primates. Si lo deseas, también hay campañas de cooperación con Intermon Oxfam y mediante Ecolec.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp