Antivacunas, coronavirus y Bill Gates: los bulos sobre el 5G que deberías conocer

Las redes 5G no solo aspiran a traernos mayor estabilidad, más velocidad a la hora de navegar y descargar y nuevas tecnologías que aprovechen estas virtudes. Han llegado sembradas de temor, bulos, desinformación y una guerra económica y política entre Estados Unidos y China que está afectando ya a todo el mundo. Y entre tanta batalla y tanto avance tecnológico, ya hay quien está sacando algún tipo de rédito sobre lo que sucede y lo que podría suceder. Inventos, bulos y noticias basadas en creencias pero no en la ciencia que están corriendo como la pólvora por Internet. Por tus grupos de WhatsApp y entre muchas cuentas de Twitter e Instagram.

Lo primero: qué es el 5G

Se trata de una nueva generación de red móvil. Tras el 4G llega el 5G, con una tecnología mejorada para conseguir más cosas que la red actual no puede lograr. Aún se está desplegando y estudiando formas más eficientes de llevar estas redes a todo el mundo. La idea es que ofrezcan no solo más velocidad de Internet (entre 10 y 100 veces más que las redes móviles actuales), sino que ofrecen otras ventajas cualitativas interesantes. Entre ellas está la baja latencia, que permite gestionar datos de forma masiva muy rápidamente. Y también unas conexiones más estables.

Lo hace mediante una tecnología inalámbrica. O lo que es lo mismo: ondas. Son de baja frecuencia y energía, dentro del espectro no ionizante. Esto significa que no desestabilizan los átomos. Que no interfieren con la materia. Que son inocuas, vaya. Y esto es un dato científico, medido y comprobado.

5G

Y ahora llega la polémica.

El 5G ayuda a expandir el coronavirus

Quizá ya te empiece a sonar mal que unas ondas electromagnéticas de baja frecuencia tengan algo que ver con un virus tras leer lo anterior. Sin embargo, no son pocos los que, durante estos días de confusión y nerviosismo, están aprovechando para juntar churras con merinas. Un buen ejemplo ha sido Miguel Bosé, que tras haber perdido a su madre por culpa de la enfermedad COVID-19, no ha dudado en hacer campaña en contra del 5G. Y es que ha llegado a afirmar que las redes 5G ayudan a la propagación del coronavirus.

¿Existe algún estudio científico que avale esta teoría? La respuesta es no. Ni a favor ni en contra. Pero los científicos y estudiosos ya están afirmando en redes sociales como Twitter que las ondas de baja frecuencia no interactúan con la materia. Por lo que resulta imposible que tengan que ver algo con la propagación del Sars-CoV-19, el coronavirus que produce la COVID-19. Físicamente no hay interacción entre estas ondas y las proteínas que forman el virus.

Pero el argumentario de Bosé y otros artistas y personalidades famosas como el cantante Bunbury van más allá. Como ellos sí ven relación entre la propagación del coronavirus y las ondas que permiten la tecnología 5G, no han dudado en tocar, de paso, el tema de las vacunas.

Antivacunas, chips de control mental y 5G

Aunque resulta poco científica, bien podría usarse la expresión: a perro flaco todo son pulgas. Y si el 5G ya ha visto su imagen dañada tras las luchas de intereses económicos con EEUU, parece que cualquier cosa vale para criticar. Científicamente sí sabemos que las ondas de baja frecuencia poco o nada tienen que ver con los electrones y átomos que forman la materia (las cosas). Pero si se sigue tirando del hilo se llegan a afirmar cuestiones como que las vacunas son parte de un plan “macabro y supremacista” para controlar a la población mundial, según dice el vocalista de Héroes del Silencio. Un plan en el que los bulos señalan directamente al cofundador de Microsoft, Bill Gates.

Desde hace años, Bill Gates y su esposa Mellinda Gates cuentan con una fundación que trabaja en diferentes proyectos humanitarios. Uno de ellos es el de la Alianza Global para la Vacunación y la Inmunización, o GAVI en sus siglas en inglés. Un proyecto participado también por UNICEF, la OMS, el Banco Mundial, representantes políticos de países en desarrollo (Etiopía, Myanmar, Afganistán, Armenia y Chad), dos representantes de la industria de las vacunas y cinco países donantes (EEUU, Canada, Reino Unido, Noruega y Alemania). Pues bien, GAVI ha recibido y gestionado millonarias donaciones para seguir vacunando a millones de niños y evitar un número exponencial de muertes en todo el mundo. Y es aquí donde vienen las críticas.

Vacunas que algunos miran con recelo y que piensan que son parte de algún tipo de plan maquiavélico para dominar al ser humano. Tal es así que ya no solo se quedan en las críticas sobre la relativa eficacia de los medicamentos. De hecho habrás leído que la culpa de todo la tiene Bill Gates por querer implantar microchips de control en estas vacunas. Todo ello con el fin de controlar la humanidad y limitar el libre albedrío.

Qué pasa con los microchips de Bill Gates

Pues bien, a este respecto hay que decir que Bill Gates solo participa en GAVI. No lo posee como empresario, ya que es un proyecto conjunto. Además, no existe una tecnología capaz de controlar a las personas mediante microchips inyectados en el torrente sanguíneo. Existen avances con chips implantados quirúrgicamente para tratar de devolver movilidad a un miembro cuyos nervios han sido dañados. Pero están en proceso experimental y poco o nada tiene que ver con las vacunas.

Sin embargo, esta simple y libre asociación de ideas ha servido para crear campañas de desprestigio contra Bill Gates. Bosé, Bunbury y muchos otros han seguido el hashtag o etiqueta #ExposeBillGates el pasado 13 de junio para criticar este macabro plan. Todo ello aludiendo a datos tan confusos como que Bill Gates conoce el caso de los coronavirus desde hace años, que es un hombre de tecnología y que aboga por la vacunación como método para evitar muertes. Lo de relacionarlo con el 5G llega un poco más con calzador. Pero ya que estas redes permiten que muchos dispositivos se conecten a la red de manera estable y rápida, apoya la idea de que los microchips inyectados tendrían la estructura y la tecnología para llevar a cabo su misión: controlarnos.

Como ves, se trata de aunciones muy vagas y nada científicas que defienden ideas de lo más peligrosas. Y es que el peligro no es que algunos famosos cancelen la imagen de personas que buscan salvar a otras. El peligro está en que las personas de a pie sientan miedo por la medicina y las vacunas, que son lo único que nos protegen frente a virus y pandemias. Lo vienen haciendo desde hace años, con y sin redes 4 y 5G. Pero parece que ahora hay una nueva moda a la que atacar.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.