Realme 5i, experiencia de uso con este móvil de entrada

Xiaomi es uno de los fabricantes que reina en la gama media y de entrada, pero no es el único. La compañía Realme, procedente de China, lleva un tiempo en el mercado europeo para competir, sobre todo, con Xiaomi. En su catálogo vemos dispositivos muy interesantes, como el Realme X2 Pro o el Realme X50 Pro. Ahora llega un nuevo móvil de entrada: el Realme 5i. Este terminal destaca por su gran batería y su cuádruple cámara. Lo he podido probar y te traigo mi análisis completo y experiencia de uso.

Relame 5i, ficha técnica

Realme5i
Pantalla LCD de 6.5” con resolución HD+ (1600 x 720 píxeles) y 20:9
Cámara principal Sensor principal Sony IMX de 12 megapíxeles f/1.8
Cámara secundaria de 8 megapíxeles con gran angular de 119 grados
Tercera cámara de 2 MP con macro
Cuarto sensor de 2 MP macro
Cámara pasa selfies Sensor principal de 8 megapíxeles
Memoria interna 32 o 64 GB
Ampliación Sí, mediante micro SD
Procesador y memoria RAM Qualcomm Snapdragon 665, ocho núcleos con 3 o 4 gB de memroia RAM
Batería 5.000 mAh con carga rápida de 10W
Sistema operativo Android 9 con Color OS
Conexiones  Wi-Fi 802.11 b/g/n/ac, 2.4G, Bluetooth , GPS de doble banda (GLONASS, Beidou, SBAS y Galileo), micro USB
SIM Dual nano SIM
Diseño Cristal
Dimensiones 164,4 x 75,0 x 9,3 mm, 195 gramos de peso
Funciones destacadas Lector de huellas en la parte trasera
Fecha de lanzamiento Mayo
Precio 160 euros

Una batería de 5.000 mAh

realme_5i_04

Una de las principales carcaterísticas de este dispositivo es la batería. El Realme 5i cuenta con una autonomía de 5.000 mAh. Ya de por si, es una batería con mucha capacidad. Más de lo que estamos acostumbrados a ver en un móvil. Además de esto, el terminal tiene un panel con resolución HD+, así como un procesador Qualcomm de gama de entrada, que consume menos recursos. Esto se traduce en una muy buena duración de la batería. Podemos utilizar el dispositivo hasta dos días seguidos sin pasarlo por el cargador, incluso con un uso intensivo.

Además, el Realme 5i cuenta con diferentes modos y opciones para la batería. Por un lado, cuenta con varios ahorros de energía. Podemos ajustar uno básico que cierra algunos procesos en segundo plano y limita el uso de conexión a internet cuando el móvil está bloqueado. También hay un modo de rendimiento: aquí podemos escoger diferentes opciones dependiendo del uso que queremos hacer en el terminal. Por ejemplo, podemos escoger el modo de ‘Alto rendimiento’, para que así podamos obtener el máximo rendimiento posible, pero con un aumento mayor de batería. O bien, un modo inteligente. Aquí mejora el rendimiento en función del uso. Por ejemplo, si el dispositivo detecta que estamos jugando a juegos, optimizará para un mayor rendimiento. En cambio, si únicamente estamos navegando por redes sociales, disminuirá los procesos para conseguir un ahorro de batería.

Cuádruple cámara con resultados muy buenos

realme_5i_02

Otro de los puntos más importantes de este dispositivo y de este análisis del Realme 5i: la cámara. La compañía china ha querido dotar a este móvil con una cuádruple cámara principal. Por un lado, tenemos un sensor primario con resolución de 12 megapíxeles y con una apertura f/1.8. La segunda cámara es un sensor gran angular de 8 megapíxeles. También tenemos dos cámaras con resolución de 2 megapíxeles para el desenfoque y 2 megapíxeles para la fotografía macro.

Primero me quiero centrar en la cámara angular de 12 megapíxeles. A plena luz del día los resultados son muy buenos a nivel de detalle, luz y exposición -algo mejorables cuando hay luz del sol directa-. En la interpretación de las sombras también hace un muy buen trabajo. Se comporta muy bien en el enfoque. Ahora bien, para mi gusto, los colores son demasiado saturados. Sobre todo en los tonos verdes, que los pronuncia demasiado. En interiores también vemos unos resultados decentes, pero echo en falta algo más de brillo. Algo que se puede arreglar desde la propia edición de la galería. El sensor principal también permite hacer un zoom digital. Un detalle interesante, y que se agradece, es que la cámara del Realme 5i cuenta con un acceso directos a los diferentes aumentos: 2x, 5x y 10x. En exteriores resultados decentes, aunque pierde algo de detalle. En interiores pasa algo similar, pero el 10x ya consigue mucho ruido.

La cámara del Realme 5i también cuenta con un modo de Inteligencia Artificial. Este detecta lo que está enfocando la lente y ofrece diferentes escenarios para conseguir la mejor fotografía. Ajusta ligeramente los colores y ofrece unos tonos más llamativos en algunas situaciones.

El modo retrato tiene una cámara de profundidad de 2 MP de ayuda. La fotografía la saca el sensor principal, por lo que los resultados son muy similares a los que vemos en el exterior. Buen recorte y profundidad adecuada. 

Para acceder a la cámara gran angular tenemos que activar uno de los modos que hay en el lateral. Como es de esperar en este tipo de sensores, conseguimos más información en la imagen. Las fotografías muestran esa pequeña distorsión en los cantos, pero en general también hace un buen trabajo a nivel de sombreado y detalle. Aquí con unos colores un pelín menos saturados, pero falla en la exposición. Aun así, buenas fotografías para postearlas en redes sociales.

Solo me queda hablar del sensor macro de 2 megapíxeles. En la cámara del Realme 5i se llama ‘Ultra macro’. Lo que hace esta lente es capturar el detalle a corta distancia, a unos 4 centímetros. Es muy útil para capturar pequeños objetos o realizar fotografías más artísticas. Por ejemplo, podemos capturar un pequeño insecto o un pétalo de una flor y conseguir un buen detalle.

El selfie es decente tanto en interiores como en exteriores. Añade un ligero ‘efecto belleza’ al rostro, algo común en móviles de este precio. En el selfie encontramos diferentes modos de belleza para conseguir unos selfies más artísticos. La cámara frontal también permite un modo retrato, aunque con un recorte menos notable.

En definitiva, la cámara del Realme 5i ofrece muy buenos resultados en la mayoría de situaciones. En exteriores hace muy buen trabajo, salvo esa saturación en algunas zonas. En interiores cumple y el modo retrato también es correcto.

Diseño: gran tamaño y trasera llamativarealme_5i_trasera

El Realme 5i no es un móvil que destaque por su diseño. Sin embargo, sí que cumple bastante bien. Es un terminal construido en policarbonato, y con unas dimensiones de 164,4 x 75,0 x 9,3 mm y un peso de 195 gramos. Sí, grande y pesado, pero es normal en un móvil de 6.5 pulgadas y una batería de 5.000 mAh. Afortunadamente, el policarbonato es más ligero que el cristal, y esto hace que el peso sea un poco inferior a otros modelos con un tamaño de pantalla y batería similar, que suelen rondar los 200 gramos. La trasera tiene una textura rugosa y con un efecto de luz que viene desde la parte inferior. La verdad es que es bastante llamativo. Este acabado rugoso en la trasera, además de aportar un toque estético diferente, hace que el terminal sea menos resbaladizo. También evitamos las ralladuras que pueden ocasionarse al dejar el terminal en una superficie plana.

El módulo de cuádruple cámara está en la zona superior, en el lado izquierdo. Este apenas sobresale del borde. Lo justo para que no rompa el diseño. Justo al lado de este módulo está el flash LED y una pequeña banda destacando las cuatro lentes y la cámara con IA. En esta trasera también vemos el lector de huellas dactilares. Está en el centro: una posición muy cómoda, ya que es donde descansa el dedo. El lector de huellas dactilares funciona muy muy bien. Desbloquea al instante, con solo rozar la huella en el escáner. Además, no es necesario que esté la pantalla encendida. Aunque con el panel apagado tarda un pelín más en desbloquear, pero siempre reconoce la huella a la primera.

realme_5i_frontal_02

También tenemos desbloqueo facial a través de la cámara frontal, pero este es menos seguro, ya que funciona a través de software. Y hablando del frontal: el del Realme 5i es de 6.5”. Cuenta con un notch de tipo gota en la zona superior, donde se aloja la cámara para selfies. En la parte inferior nos encontramos con un marco algo más pronunciado, pero también bastante conseguido.

Los marcos laterales también son de policarbonato, y tienen un grosor de 9.3mm. En mano dan la sensación de que son más finos, ya que los laterales de la pantalla también tienen un marco lateral negro.  En la zona derecha está el botón de encendido, mientras que en la parte izquierda se encuentra el botón de volumen y la bandeja para las tarjetas SIM. Este móvil también cuenta con un conector de auriculares en la parte inferior. Ubicación donde también está el altavoz. Eso sí, el terminal no cuenta con USB C. Mantiene el micro USB. Si bien es un móvil económico, en pleno 2020 todos los terminales que se lancen al mercado deberían contar con USB C.

realme_5i_marco

En general, el diseño está bastante bien conseguido. No es el terminal más premium, pero sí que cumple en cuanto a comodidad en la mano. Eso sí, hay que tener en cuenta que se trata de un móvil de gran tamaño, con una pantalla de 6.5 pulgadas.

Rendimiento y pantalla del Realme 5i

El Realme 5i cuenta con un procesador Qualcomm Snapdragon 665. Incluye dos configuraciones de RAM y almacenamiento: 3 GB con 32 GB o 4 GB con 64 GB. Personalmente, es mejor opción ir a por la variante de 4 GB, ya que ofrece una cantidad de RAM más que suficiente para cualquier juego disponible en la Play Store, así como más almacenamiento. El rendimiento es lo que podríamos esperar en un móvil de estas características: funciona muy bien en la mayoría de ocasiones. Tanto para la navegación en redes sociales como para los juegos más populares de Google Play. Eso sí, en algunos juegos más potentes debemos seleccionar unos gráficos medios para poder movernos sin problema. La navegación por el sistema también es fluida, pero sí que he encontrado algún momento de LAG y cortes. Sobre todo cuando el terminal está instalando o actualizando alguna aplicación.

realme_5i_software

En cuanto a la pantalla: monta un panel de 6.5 pulgadas con resolución HD+ y tecnología LCD. Personalmente, hubiese preferido tener resolución Full HD+ en un tamaño tan grande. La densidad de píxeles es algo justa, aunque no es nada preocupante. En líneas generales la pantalla se ve muy bien, y el tamaño es perfecto para consumir contenido multimedia o jugar a juegos. También encontramos algunos modos y ajustes para personalizar las tonalidades y colores de la pantalla. Muy buen brillo incluso en exteriores y unos ángulos de visión correctos. La relación de aspecto de 20:9 es algo más elevada de lo que vemos en otros móviles. Personalmente, me gusta que sea así, pero sí es cierto que hay contenido (como la mayoría de vídeos en YouTube) que no están adaptados. En los juegos sí, y funciona muy bien.

Software: demasiado de todo

El Realme 5i llega a España con Android 9 y Color OS 6.0.1. No sabemos si actualizará a Android 10. ColorOS es una capa de personalización propia, también vista en los móviles de Oppo. Cuenta con un diseño minimalista y muchos ajustes y opciones. Personalmente, me parece una capa algo recargada, con demasiadas aplicaciones y opciones innecesarias. Sin embargo, hay algunas opciones que sí me han gustado.

En ColorOS podemos ajustar los botones de navegación y modificarlos por una navegación mediante gestos, que es muy intuitiva. Si lo prefieres, también puedes cambiar el orden de los botones de barra de navegación. También cuenta con una ‘barra lateral inteligente’. Podemos activar esta opción en los ajustes del sistema. El dispositivo mostrará una pestaña en uno de los laterales, y al desplegarla podremos acceder a algunos accesos directos o configuraciones. O bien, podemos abrir aplicaciones mediante una ventana flotante.

El Realme 5i también cuenta con la opción de clonado de aplicaciones. Esta característica nos permite clonar dos aplicaciones de mensajería o redes sociales para iniciar sesión en dos cuentas diferentes. Es útil, sobre todo, en WhatsApp.

Por otra parte, Color OS incluye una tienda de aplicaciones propia que funciona de manera similar a la Play Store, aunque aquí encontramos menos aplicaciones. Personalmente prefiero utilizar Google Play. El terminal también cuenta con diferentes asistentes de voz y feed. Por un lado, utiliza el Asistente de Google, por lo que podemos realizar diferentes comandos de voz. Es útil, por ejemplo, si queremos establecer una alarma, añadir un recordatorio o buscar información sorbe algún famoso. El feed de Google se sustituye por uno propio de ColorOS. Este se ubica en la pantalla de inicio, en el lateral izquierdo. En el feed podemos ver diferentes widgets de las principales aplicaciones (calendario, contador de pasos…), así como accesos directos a las apps más utilizadas. Podemos añadidas a algunas aplicaciones de terceros.

Precio y conclusiones

realme_5i_trasera_azul

El Realme 5i sale a la venta en España a un precio de 160 euros. Se trata de un móvil muy equilibrado. Destaca, sobre todo, en su batería y cámara. Con el Realme 5 no me he tenido que preocupar del cargador: los 5.000 mAh son más que suficientes para aguantar dos días con un uso intensivo sin ningún problema. Además, con modos de ahorro y uso muy interesantes.

En cuanto a la cámara, la cuádruple lente es muy versátil y ofrece muy buenos resultados, sobre todo teniendo en cuenta el precio de este móvil. Buen detalle en las fotografías y muy buena exposición. El retrato también cumple y los modos de la cámara son muy útiles. Mención espacial al modo marco, que ofrece un mayor detalle a corta distancia.

También me ha gustado el rendimiento de este dispositivo: decente para navegar por redes sociales o aplicaciones de mensajería y jugar a juegos básicos o medios. Eso sí, con algún que otro corte al navegar por la interfaz.

Y aquí está uno de los puntos más negativos de este Realme 5i: si bien es cierto que la interfaz es muy completa, no está muy bien optimizada para este terminal. Hay demasiadas aplicaciones y algunos ajustes innecesarios.

realme_5i_04

¿Qué hay de la pantalla? Otra característica muy interesante de este terminal: panel de 6.5 pulgadas con un buen brillo y buena nitidez, perfecta para jugar a juegos o ver contenido multimedia.

En definitiva, el Ralme 5i es una muy buena opción si estás buscando un móvil económico con gran pantalla y una cámara versátil. Sin sacrificar en rendimiento y sobre todo, con una muy buena autonomía. Sobre todo por el precio que ofrece.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...