Por qué ahora sí te va a gustar el móvil que se dobla de Samsung

Samsung no se ha guardado su sorpresa (ya filtrada) para el final del evento Unpacked, y ha desvelado el Samsung Galaxy Z Flip nada más comenzar el evento. Un móvil del que ya se había filtrado mucha información, pero que demuestra que Samsung está apostando por el futuro de esta tecnología de pantalla flexible, y que ha aprendido de los errores del reciente Samsung Galaxy Fold. O, al menos, aquellas cosas que tras nuestras pruebas nos dejaron con un sabor agridulce. Ahora el nuevo móvil flexible de Samsung es de tipo concha, como el Motorola RAZR, y ya sabemos que llegará al mercado el próximo día de los enamorados por un precio de 1.500 euros.

Samsung Galaxy Z Flip
Pantalla 6,7 pulgadas con tecnología Dynamic AMOLED y resolución Quad HD+ (2.636 x 1.080 píxeles)
1,1 pulgadas con tecnología Super AMOLED y resolución 300 x 112 píxeles
Cámara principal Sensor principal con lente gran angular de 12 megapíxeles, apertura focal f/1.8 y píxeles de 1,8 um
Sensor secundario con lente ultra gran angular de 12 megapíxeles, apertura focal f/2.2 y píxeles de 1,4um
Cámara pasa selfies Sensor principal de 10 megapíxeles, apertura focal f/2.4 y píxeles de 1,22 um
Memoria interna 256 GB
Ampliación A concretar
Procesador y memoria RAM 7㎚ 64-bit Octa-Core Processor 2.95㎓ (Maximum Clock Speed) + 2.41㎓ + 1.78㎓
8 GB de memoria RAM
Batería 3.300 mAh con carga rápida y carga inalámbrica
Sistema operativo Android 10 bajo One UI 2.0
Conexiones WiFi 4×4 MIMO, LTE Cat. 20, Bluetooth 5.0, GPS de doble banda (GLONASS, Beidou, SBAS y Galileo), NFC y USB tipo C 3.1
SIM Dual SIM (eSIM + nano SIM)
Diseño Combinación de cristal y metal
Colores disponibles: azul, negro y gris
Dimensiones 73,6 x 87,4 x 17,3 milímetros (plegado)
73,6 x 167,3 x 7,2 milímetros (desplegado)
183 gramos
Funciones destacadas Funciones adaptadas a la pantalla plegable, posibilidad de usar la aplicación de cámara con el móvil plegado, sensor de huellas dactilares háptico
Fecha de lanzamiento 14 de febrero
Precio 1.500 euros

Un formato que sí se puede llevar en el bolsillo

Samsung ha cambiado la dirección de doblez del Samsung Galaxy Fold en este Z Flip. Lo que antes se manejaba como un libro ahora es una libreta de notas. Es decir, con la bisagra en la parte superior. Es el formato conocido como concha que ya disfrutamos en móviles de hace más de una década. Esto hace que cambie todo, tanto el diseño como la experiencia de uso. Y es una de las razones por las que nos parece que este Samsung Galaxy Z Flip sí te puede interesar más que el experimentar Fold. Aunque llegaremos a conclusiones más profundas cuando lo probemos en nuestras propias carnes.

De momento hemos podido ver cómo, con este formato, el móvil queda doblado al tamaño de una cartera que sí cabe en el bolsillo cómodamente. Un cuadrado sin aristas, sino con curvas, y que no ocupa lo mismo que un móvil. Sin embargo, al desplegarlo, lo que se presenta ante nosotros es una pantalla flexible de nada menos que 6,7 pulgadas. En un formato bastante peliculero si lo colocamos en horizontal, en sus 21,9:9 (muy similar a las pantallas de cine de 21:9). Así que es más alto que un móvil normal, pero no es una tableta como sucedía en el Galaxy Fold. Y lo mejor: se puede controlar con una mano.

Esta doblez es una obra de ingeniería que afecta tanto a la pantalla como a la bisagra. La primera es un panel Dynamic AMOLED flexible, o como Samsung lo llama: Infinity Flex Display. Por cierto, cuenta con perforación para la cámara frontal, así que este panel junta las mejores tecnologías de pantalla de Samsung. En definitiva, un panel muy vistoso con la posibilidad de doblarlo sobre sí mismo. La segunda tecnología es la de la bisagra desarrollada por Samsung. Ésta une las dos mitades del móvil con una pieza central que desaparece al desplegarlo. De esta manera el mecanismo es seguro y permite una posición resistente tanto abierto como cerrado. Y no solo eso, también en ángulos intermedios, con lo que se posibilitan otros usos interesantes para este terminal que vemos ahora.

Por cierto, este sistema de bisagra también cuenta con fibras de nylon predispuestas para barrer la suciedad y asegurarse de que el polvo no hace fuerte en este hueco.

Más funciones útiles

Uno de los puntos fuertes de contar con un móvil que se pliega hacia arriba es que su parte de abajo puede actuar como base o soporte. Es decir, que lo puedes dejar sobre cualquier superficie plana y desplegar la parte de arriba en 90 grados (o cualquier otro ángulo). Algo así como una posición portátil. Lo justo para que el móvil se mantenga en esta posición sin tener que sujetarlo con las manos, haciendo posible tomarse selfies sin necesidad de un palo-selfie ni un trípode de ningún tipo, por ejemplo. O para mantener videollamadas sin tener que sostener el dispositivo constantemente. Pero Samsung ha ido un paso más allá.

más funciones útiles

En esta posición flexionada, o modo ordenador portátil, también se han desarrollado otros usos. Por ejemplo, cuando tomamos varias fotos, podemos mantener esta posición y acceder a la galería. La parte superior de la pantalla mostrará las fotos, mientras que podremos navegar con gestos por la galería (a izquierda y derecha) para pasar a ver las demás. Sin perder visión con nuestro dedo. Y lo mismo pasa para ver vídeos de YouTube mientras cuentas con la pantalla de relacionados abajo para saber qué ver después.

Pero ojo, que las posibilidades también se han multiplicado cuando el móvil está plegado. Gracias a la pantalla y cámaras exteriores podemos realizar acciones sin abrirlo. Usándolo con su pequeño tamaño. Puedes tomar fotografías rápidamente sin tener que abrirlo, para que no se escape un momento o para hacerlo cómodamente con una mano. Aunque su pantalla exterior es pequeña, de solo 1,1 pulgadas, pero con tecnología Super AMOLED, puede mostrar notificaciones, el nivel de batería o las llamadas entrantes. Incluso puedes deslizar a izquierda o derecha los avisos de llamada para cogerla o colgarla sin ni siquiera abrir el móvil. Y también podrás ver notificaciones de mensajes entrantes, y leerlos en este pequeño panel a todo color. Si quieres responderlos solo tendrás que pulsar sobre la notificación y desplegar el móvil para encontrarte ante la pantalla del chat en cuestión.

Y por supuesto está la multitarea. Con una pantalla de 6,7 pulgadas partida en dos de 4 pulgadas puedes lanzar dos aplicaciones a la vez. Media pantalla para ver vídeos de YouTube, por ejemplo, y la otra mitad para apuntar todos los datos de la receta. Aunque las posibilidades son muchas más.

Galaxy Z Flip

Precio y disponibilidad

Ahora que ya conocemos el diseño y las características técnicas solo nos quedan las ganas de probarlo. Y ver si todas estas funciones y cambios en lo que a doblar teléfonos y paneles se refiere mejoran la experiencia respecto al Samsung Galaxy Fold. Algo que veremos en un futuro y que os relataremos aquí, en tuexperto.com.

Samsung Galaxy Z Flip

Lo interesante es que ya conocemos su precio y disponibilidad. El Samsung Galaxy Z Flip llegará a diferentes mercados, aunque en cantidades limitadas, el próximo 14 de febrero. Lo hará en dos colores: morado o negro. Sorprende, para bien, que frente a una ficha técnica tan avanzada y un diseño que aun se nos presenta futurista, Samsung haya recortado el precio respecto a su anterior móvil plegable. En esta ocasión el Galaxy Z Flip llegará a las tiendas por un precio de 1.500 euros. Pero en cualquier caso con un precio más ajustado que el Motorola RAZR de 1.600 euros recientemente presentado. Los teléfonos con pantalla flexible de tipo concha parecen haber llegado para quedarse.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,