Qué consecuencias tendrá el Brexit en tus compras online en tiendas inglesas

Esta medianoche se consumó el divorcio entre Reino Unido y la Unión Europea, tras casi 4 años de la celebración del referéndum que aprobó esta decisión. Desde entonces, se han sucedido tensas negociaciones para tratar de minimizar las consecuencias que traerá consigo esta nueva situación, la cual sin duda impactará significativamente en los negocios de los países que afrontan esta marcha, con Reino Unido a un lado, y al otro la Europa continental.

Esta ruptura crea un nuevo escenario de cambio generalizado desde el punto de vista político, jurídico y económico. Por ello, los dueños de negocios de comercio electrónico deben emprender su propio proceso de adaptación a la nueva situación, ante la previsible pérdida de competitividad y atractivo comercial del ecommerce británico.

Pero no solo los empresarios sufrirán las consecuencias del Brexit, sino que los consumidores también tendrán que asumir y sufrir la nueva situación que afectará de manera irreversible a uno de los mercados ecommerce más potentes y desarrollados del mundo.

Y aunque la situación sigue cambiando de un día para otro, lo más conveniente es mantenerse bien informado y ser conscientes de que ciertas condiciones pueden variar en el futuro. Por ello, queremos resumiros en este especial lo que nos espera si queremos seguir realizando compras online en tiendas inglesas. Estad atentos porque esto os interesa. ¡Empezamos!

Aumento del impuesto de aduanas

Aumento del impuesto de aduanas

Desde hoy arranca un período de transición de 11 meses en el que se barajan distintos escenarios posibles: un Brexit duro con aranceles fijados por la Organización Mundial del Comercio (OMC), un área de libre circulación de mercancías mediante una unión aduanera, un pacto de libre comercio con exenciones arancelarias, o la integración en la Asociación Europea de Libre Comercio para seguir dentro del mercado común como hasta ahora, pero sin someterse al marco regulador de la UE.

Si se opta por la vía dura, Reino Unido no podrá seguir manteniendo los privilegios actuales en materia de aranceles y aduanas, haciendo que las ventas transfronterizas sean mucho más complejas.

La consecuencia más lógica es que nuestras compras en eCommerce británicos tendrán que asumir impuestos de aduanas e impuestos sobre el valor añadido. Las transacciones perderán interés, las entregas no serán tan eficientes y habrá retrasos por la posible retención en aduanas. Pensad en los problemas con los envíos, retrasos y las devoluciones cuando compráis por AliExpress.

Eso por no hablar del aumento en los costes a la exportación que tendrán que asumir los dueños de los comercios online sin tantos recursos como las grandes corporaciones tipo Amazon. Como es lógico, para hacer frente a estos costes, o bien optan por subir los precios o se asumen un menor margen de beneficios por las ventas realizadas.

Nuevas medidas reglamentarias

Nuevas medidas reglamentarias

Hasta ahora, Reino Unido estaba bajo el marco regulador de la Unión Europea en lo que respecta al sector de las eCommerce. Tras la consumación del Brexit, el gobierno británico tendrá que definir una nueva normativa al no depender más de Bruselas.

En pocas palabras, esto se traduce en burocratización y encarecimiento de los procesos de compraventa, además de ocasionar desaveniencias jurídicas entre ambos territorios dificultando el comercio electrónico.

No obstante, es previsible que Reino Unido no llevará a cabo una modificación drástica de su nuevo reglamento, ya que, hasta ahora, apenas ha hecho uso del margen de flexibilidad en la interpretación y aplicación de las reglas comunitarias relativas al ecommerce.

Amenaza a la protección de datos personales

Amenaza a la protección de datos personales

Este punto es bastante peliagudo, ya que, a partir de ahora, se consideraría a Reino Unido como tercer país. Ante esta nueva situación, el gobierno británico ya no estaría obligado a cumplir a rajatabla los estándares de gestión y protección de datos establecidos por la Unión Europea.

Esto supone que toda la batería de leyes relacionadas con Internet que se han implantado recientemente en la Unión Europea dejarán de ser aplicables a Reino Unido. Justo además cuando se cumple poco más de un año desde la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de Datos o GDPR (por las siglas en inglés), ahora sujeto a un exhaustivo proceso de evaluación previsto para el próximo mes de mayo para corregir las principales deficiencias de este nuevo plan.

Tampoco podemos pasar por alto que el gobierno comunitario podría no incluir a Reino Unido en la lista de países seguros. ¿Qué significa esto? Que, como consecuencia de lo mencionado anteriormente, la Unión Europea considere que el tratamiento, gestión y transparencia en la cesión de datos personales a Reino Unido por parte de ciudadanos europeos no cuenten con un nivel de protección adecuado.

Variaciones en los tipos de cambio

Variaciones en los tipos de cambio

Debido a las constantes alteraciones derivadas de las consecuencias del Brexit y las negociaciones propias de este proceso, la amenaza de continuas fluctuaciones y pérdida de valor de la libra esterlina son constantes. Esto es algo que, en un principio, no supone mayor problema para los compradores a este lado del Canal de la Mancha, ya que nos beneficiaríamos de un mayor poder adquisitivo del euro frente a la devaluación de la libra.

Sí obligará a los dueños de negocios de eCommerce que trabajan con multidivisas a estar bien atentos a los ajustes propiciados por este período de incertidumbre. Al menos hasta que venzan estos 11 meses de transición hacia el nuevo escenario en las relaciones entre la UE y Reino Unido.

Lo más recomendable para los dueños de negocios online, será acogerse a planes de fijación de precios o identificar un tipo un cambio fijo que no afecte a su actividad y ayude a mantener nuestro interés como compradores.

Como vemos, nada volverá a ser como antes. Pero tranquilos, los momentos de transición siempre son los más difíciles. Con el paso del tiempo, habremos normalizado la nueva situación en las relaciones de Reino Unido con la Unión Europea. ¿Y a vosotros qué os parece todo esto? Contádnoslo en el apartado de comentarios.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...