TP-LINK-TAPO-C200-06

¿Quieres poner alarma en casa pero no te apetece tener que pagar todos los meses a una empresa por ello? La solución es ponerte una cámara de seguridad como la que hemos probado en tuexperto.com. El servicio en lo fundamental es idéntico al que se obtiene con algunas de las empresas de alarmas que se anuncian todo el día en los medios de comunicación. Pero a un precio infinitamente menor. Sí, porque aquí no hay que pagar ninguna cuota mensual. Sólo se paga una única vez por el coste del aparato en sí, en este caso menos de 40 euros.

Y el resultado es muy similar. Porque, no nos engañemos, las empresas que te cobran por un servicio de alarma, cuando salta lo único que hacen es avisarte al móvil con una llamada. Pues bien, este dispositivo hace lo mismo. Te avisa con una notificación al móvil. Y encima al momento puedes conectarte a la cámara para ver qué está pasando. Cosa que con otros servicios de alarma se puede hacer, pero pagando todavía más por el servicio.

En tuexperto.com hemos puesto nuestras manos sobre la cámara de vigilancia para el hogar Tapo C200 de la marca TP-Link. Hemos probado el dispositivo, lo hemos conectado al móvil e incluso hemos hecho saltar la alarma para estudiar su reacción. Y este es el resultado…

Instalación de la cámara y de la aplicación

El proceso de instalación es bastante sencillo. Sólo hay que colocar la cámara en el lugar elegido y enchufarla a una toma de corriente. A continuación el proceso de instalación y puesta en marcha se hace todo desde el móvil. Descargas la aplicación Tapo Camera y listo.

Lo primero que te pide es crear una cuenta de usuario para poder usar el servicio en otros dispositivos. Una vez hecho esto, hay que añadir la cámara Tapo C200 a la aplicación. Y, claro está, facilitarle el nombre del WiFi de casa, así como la contraseña del WiFi para que pueda conectarse la cámara a Internet.

La cámara se puede colocar en un lugar fijo, incluso atornillar a una pared o el techo con los tornillos que incluye en la caja. O dejarla manualmente en una ubicación como encima de un mueble, para luego poder trasladarla de sitio. Y con la app se puede girar la imagen hacia los lados, así como hacia arriba y abajo. Así que no hace falta que sea una colocación exacta porque hay margen para mirar a los lados sin problemas. Eso sí, antes de atornillarla, conviene mirar desde el móvil la imagen para estar seguros de que es la ubicación y el plano deseado.

Personalizar su uso

Una vez instalada la cámara (a nosotros no nos llevó más de 5-10 minutos hacerlo), desde la app se pueden configurar todas las opciones. Las más interesantes son las opciones de avisos y notificaciones para recibir en el móvil. Aquí lo importante es que podemos pedirle que nos salte un aviso al móvil cuando detecte movimiento en la habitación vigilada. También podemos elegir la opción de que la cámara emita un sonido de alerta para ahuyentar a posibles cacos y que el pitido se oiga desde el exterior de la vivienda.

Cómo poner una alarma en casa por menos de 40 euros 1

Otra de las opciones interesantes es que estos avisos al móvil se pueden elegir en función de un horario determinado. Para evitar así, por ejemplo, que nos despierte o que funcione en un horario en el que sabemos que hay personas de confianza en el hogar.

Incluso se puede acotar sobre la imagen que se obtiene en la cámara cuál es el perímetro exacto de la zona donde queremos que funcione el detector de movimiento. Por si, por ejemplo, queremos evitar falsas alarmas cuando pasa un insecto o se mueve una rama que se ve por una ventana.

Ajuste fino

Otra de las cosas que nos ha gustado especialmente de esta cámara es la opción de personalizar la sensibilidad de movimiento. Ofrece tres opciones (bajo, normal y alta) con las que debería funcionar bien en todo tipo de entornos. No en vano, puede haber habitaciones donde exista el riesgo de que pase un mosquito por delante de la cámara o se mueva un objeto por una pequeña corriente de aire. Y en esos casos no queremos recibir sustos en vano.

TP-LINK-TAPO-C200-app-03

Desde la app se puede personalizar el ajuste de sensibilidad del detector de movimiento, para así evitar falsos saltos de alarma

Pero, sin duda, una de las comodidades de este modelo es la opción de poder mover la cámara hacia los lados y hacia arriba y abajo. En cualquier momento. Sólo hay que entrar en la app y elegir la opción “Panorámica y inclinación”. Desde aquí se activa un pequeño joystick que permite hacer pequeños movimiento de la cámara para captar mejor lo que ocurre en la zona vigilada. El giro es de 360 grados en horizontal y 114 grados en el plano vertical.

Además funciona de noche y en una habitación a oscuras gracias a su sensor infrarrojo. Teóricamente tiene un alcance de hasta 9 metros. En la práctica en una habitación de dimensiones normales se ve sin problemas su interior.

Pero si además queremos escuchar lo que ocurre dentro, también podemos desde el móvil escuchar el sonido que recoge la cámara. O incluso usarla como teléfono y dialogar desde el exterior con las personas que están dentro de la casa.

Ampliable para más cámaras

La aplicación de Tapo Camera está preparada para soportar hasta 32 de estas cámaras. Con lo que se convierte en una buena opción para empezar probando uno de estos ojos de vigilancia. Y, si en el futuro se quiere ampliar a más habitaciones, sólo hay que comprar otra cámara que se conectará a la misma aplicación de móvil.

TP-LINK-TAPO-C200-app-02

Otra opción que suele interesar a mucha gente es la de poder grabar lo que ocurre cuando detecta movimiento. Para ello dispone de una ranura para tarjetas microSD donde se puede colocar una de estas tarjetas (no incluida en la caja). En este caso se puede decidir también dentro de qué horario se quiere activar la grabación (por horas y por días de la semana) en caso de detectar movimiento. O incluso dejarla activada para las 24 horas del día. Desde la app del móvil también se puede hacer instantáneas o grabar vídeos que, en este caso, se quedarán almacenados en la memoria del móvil del usuario.

Ah y, afortunadamente, también hay un botón en la app para poder activar el modo privacidad y que desde ese momento deje de grabar. Que no a todo el mundo le agrada que la cámara esté encendida las 24 horas del día. Sobre todo si además tiene acceso a Internet. Por muy protegido que teóricamente esté el acceso. Y sino, siempre existe la opción de desenchufar la cámara en caso de duda. Y volver a enchufarla cuando nos vamos del lugar.

Conclusión

TP-Link Tapo C200 es una opción a tener en cuenta para quien quiera tener un sistema de alarma en casa sin tener que dejarse una fortuna. O sin tener que pagar de por vida unas mensualidades que, no lo olvidemos, sólo interesan a las empresas de alarmas pero no al consumidor.

Es fácil de instalar, se conecta al móvil del usuario y permite numerosas opciones. Su alto grado de personalización es uno de sus puntos fuertes. Otro, sin duda, el precio atractivo. Y que se pueda ampliar en un futuro a otras unidades para crear un sistema de alarma más completo todavía.

Por pedir, pediríamos que se incluyera una opción para recibir los avisos mediante una llamada telefónica. Por si no estamos pendientes de las notificaciones del móvil. Pero por el precio al que se vende actualmente nos parece una solución de seguridad bastante completa.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...