Toyota retira 3 millones de coches por este fallo peligroso

Si tienes un automóvil Toyota, esta información te interesa. El conocido fabricante japonés ha llamado a revisión a nada menos que 3 millones de vehículos por dos problemas en los airbag. La gran mayoría de los coches afectados parece ser que se han vendido en Estados Unidos, pero alrededor de medio millón de los vehículos afectados pertenecen a otros mercados.

El primero de los fallos, y que afecta a mayor número de vehículos, se comunicó de forma oficial ayer martes. Según la propia Toyota, el problema proviene de la unidad de control electrónico. Parece que esta no tiene la protección adecuada contra ciertos ruidos eléctricos que pueden ocurrir en ciertos tipos  de accidentes.

Es decir, esto se traduce en que la ECU no es capaz de decirle a los airbags que se desplieguen en cierto tipo de accidentes. También es posible que se desplieguen, pero no del todo. Como es lógico, se trata de un problema muy grave de seguridad.

Según ha comunicado la propia Toyota, este problema afecta a 2.9 millones de vehículos en Estados Unidos y otras 500.000 unidades repartidas por el resto del mundo. Concretamente los modelos afectados son el Toyota Corolla 2011-2019, el Matrix 2011-2013, el Avalon 2012-2018 y el Avalon Hybrid 2013-2018.

Por suerte, Toyota también ha asegurado que ya tiene una solución para este problema. Según parece la compañía instalará un “filtro de ruido eléctrico” entre el módulo de control del airbag y el arnés de cableado sin coste para los propietarios. Los propietarios de los vehículos recibirán una notificación a mediados de marzo para llevar sus coches a revisión.

También se ha detectado un segundo problema

Toyota retira 3 millones de coches por este fallo peligroso segundo problema

En cuanto al segundo problema, Toyota ha emitido hoy un segundo comunicado declarando que otros 139.000 vehículos en los Estados Unidos serán retirados del mercado por problemas relacionados con el airbag de Takata. En esta ocasión los automóviles afectados incluyen el RAV4 1998-2000 , el RAV4 EV 1998-1999, el Celica 1998-1999 y el Supra 1997-1998 . Estos modelos equipan airbags con infladores de Takata que, según parece, podrían romperse durante el despliegue e incluso arrojar metralla a los pasajeros en caso de accidente.

Respecto a este problema Toyota ha comentado que todavía están investigando la causa y la posible solución. El fabricante ha asegurado que contactará con los propietarios de los vehículos a finales de marzo de este año para una posible solución.

Vía | Cnet

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...