Así es como Avast espía tu navegación por Internet

Las soluciones de antivirus gratuitas siempre han sido una buena alternativa para tener nuestro ordenador protegido y, a la vez, ahorrarnos un buen pellizco. Y a un buen antivirus le pedimos que nos protega de invasiones externas, que impida que nuestros datos puedan ser filtrados debidos a un programa malicioso, o un rastreador que se instale en nuestro ordenador, sin que nos demos cuenta.

De entre todos los antivirus que tenemos en el mercado, Avast siempre ha sido uno de los más populares. En el momento de escribir esta noticia, más de 400 millones de personas lo tienen instalado en su ordenador. Pues bien, estas personas pueden ignorar que Avast está, precisamente, recopilando datos personales y hábitos de navegación para lucrarse con ellos. Si esto resulta ser cierto, estaríamos ante un grave problema de seguridad, abriéndole la puerta, precisamente, a quien se supone que tiene que salvaguardar nuestra identidad frente al ataque de terceros.

¿Avast espía realmente al usuario?

ataque-hacker

Según Thomas Brewster, experto en ciberseguridad, Avast habría estado espiando a los usuarios desde el año 2013. A principios de este mes, los navegadores de Opera y Mozilla ya estaban al tanto, o al menos tenían fundadas sospechas, ya que comenzaron a eliminar de sus correspondientes páginas de complementos las herramientas de Avast. A esta conclusión llegó Wladimir Palant, un desarrollador de software que descubrió que, tanto Avast como AVG, otro antivirus gratuito subían perfiles detallados de los comportamientos de usuario (dónde clicaban, qué páginas visitaban) y los subían a uib.ff.avast.com. Rápidamente, Mozilla y Opera recibieron el aviso de Palant y decidieron eliminar los complementos de su tienda.

La empresa checa ya ha declarado al respecto, más concretamente su jefe ejecutivo Ondrej Vlcek, afirmando que la información de usuario que se vende no puede rastrearse de vuelta, es decir, no puede adjudicarse a un usuario en específico.

Así recaba Avast información del usuario

Estos son las fraudes que debes evitar al hacer la declaración de la Renta 2018

Cuando navegamos por Internet, los rastreadores de Avast recogen la información a través de unos complementos en el navegador, que se colocan al instalar Avast. Antes de que los datos lleguen a los servidores de Avast son eliminados de cualquier elemento que pueda exponer públicamente los datos del usuario, como el nombre de una URL: por ejemplo, cuando accedemos a Instagram desde un navegador dicha URL contiene nuestro nombre. Todos estos datos, posteriormente, son analizador por la empresa Jumpshot, que pertenece en un 65% a Avast, justo antes de ser vendidos a los clientes, que pueden ser inversores o gestores de marcas (profesionales que se dedican a incrementar las ventas de un determinado producto asociado a una marca).

Por un lado, Vlcek asegura que Jumpshot no entrega datos excesivamente detallados de los usuarios, simplemente ofrece a los inversores un panorama global de por dónde van las tendencias de búsquedas. Sin embargo, la propia web oficial de Jumpshot asegura que los clientes que hagan uso de su servicio van a recibir mucho más: “datos increíblemente detallados del flujo de clics de 100 millones de compradores online globales y 20 millones de usuarios de aplicaciones globales”.

La recopilación de datos que recoge Avast es similar, según Vlcek, a la que realiza el sector médico. En este, los datos anónimos se recopilan para crear estudios en los que observar las tendencias en salud y así determinar qué sector de la población puede ser más propenso a tener una enfermedad determinada. Se le olvida, claro, que la medicina usa los datos para un bien común, la cura de enfermedades, y no, solo, para el lucro personal.

Fuente | Forbes

 

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,