SPC Ebon Go, experiencia de uso de estos auriculares sin cable

Lo de ir a todas partes con el cable colgando de la oreja empieza a ser cosa del pasado. El mercado nos ofrece un abanico cada vez más grande de auriculares inalámbricos. Pequeños, con su propia caja de carga y con funciones avanzadas para todos los gustos. Una moda a la que también se ha querido apuntar la compañía española SPC con su última propuesta.

Los SPC Ebon Go, unos auriculares que vienen con un estuche de carga todavía más pequeño (para llevar sin problemas en el bolsillo) y que mantienen varias características comunes con la anterior generación SPC Ebon. Esto es, una autonomía por carga de 3,5 horas, posibilidad de recargar hasta tres veces los auriculares a través del estuche, protección contra salpicaduras, manos libres, compatibilidad con el asistente de Google…

Índice de contenidos
Ficha técnica SPC Ebon Go
Unos auriculares muy cómodos de usar
Tres colores y resistencia frente a la lluvia
Sincronización con el móvil a través de Bluetooth 5.0
Autonomía justa
Precio y opiniones

Estas son algunas de las características clave de los SPC Ebon Go, que puedes encontrar en el mercado por un precio oficial de 40 euros. He tenido la ocasión de trastear con estos auriculares durante varias semanas. Esta ha sido mi experiencia de uso.

Ficha técnica SPC Ebon Go

Colores Negro con amarillo, negro con rojo, blanco con rojo
Tamaño – Auriculares: 22,8 x 17,8 x 3  milímetros por auricular
– Estuche de carga: 75,1 x 54 x 32,4 milímetros
Peso – Auriculares: 11 gramos
– Estuche de carga: 47,5 gramos
Conectividad Bluetooth v5.0
Alcance máximo 10 metros
Batería Hasta 3,5 horas de música
Tres cargas a través de la caja
USB MicroUSB
Micrófonos Dos micrófonos para manos libres
Compatibilidad Asistente de Google, Siri
Protección IPX5
Funciones Manos libres, opción de sincronizar cada auricular por separado
Tipo de carga Carga inalámbrica
Fecha de lanzamiento Disponible
Precio 40 euros

 

SPC Ebon Go caja

Unos auriculares muy cómodos de usar

Uno de los puntos que siempre generan más dudas con este tipo de auriculares son si de verdad son cómodos para llevar durante largos ratos. En mi caso, los SPC Ebon Go han cumplido con creces en este punto. Tienen un formato más grande que otras propuestas, con un formato redondeado y una pequeña asa en uno de los extremos para encajar bien en el oído. Una vez los pones en la oreja tienes que girarlos ligeramente para que encajen bien y no se caigan cuando te estás moviendo.

No he tenido ningún problema en este aspecto en el tiempo que los he usado, ni al estar estático por la casa ni cuando he salido a pasear o a dar una vuelta con ellos puestos. Siempre se mantienen en su lugar y ni siquiera con movimientos bruscos de la cabeza he tenido que temer por ellos. Además, cuentan con varios tamaños de almohadilla para adaptarse a cada oído. Eso sí, tengo las orejas grandes, y no he podido evitar preguntarme qué tal funcionarán en orejas más pequeñas.

SPC Ebon Go auricular derecho

En cuanto a su aspecto en la oreja, tienen un impacto visual muy parecido a los Samsung Buds con esta forma redondeada. El motivo de esta forma tiene un componente práctico, ya que así se puede integrar más fácil un botón para poder controlar la reproducción de los contenidos. Personalmente, me gusta más que otras propuestas que optan por dejar un extremo del auricular alargado (a estas alturas me sigue pareciendo que los Airpods son auriculares a los que les han cortado el cable). Hay que tener en cuenta que se trata de un botón, no de un panel táctil como el modelo de Samsung que he mencionado.

Eso significa que vamos a tener que apretar más fuerte para usar el botón, aunque nos evitamos tener problemas con la sensibilidad táctil. Desde el botón del SPC Ebon GO podemos parar y seguir la reproducción del sonido, cambiar de canción (con dos toques) o contestar llamadas. Eso sí, he de decir que el uso de los dos toques no termina de resultar sencillo, por lo que es más recomendable cambiar la canción a través del móvil o con la voz.

SPC Ebon Go 2 asa

Tres colores y resistencia frente a la lluvia

Los SPC Ebon Go están disponibles en tres tonalidades distintas. Estas son: negro con amarillo, negro con rojo y blanco con rojo. En la caja podrás encontrar los tres tamaños de almohadillas según sea el tamaño de tu oído. Como decía antes, es un auricular más bien voluminoso, que sobresale algo de la oreja y que llamará la atención. Eso sí, sin llegar a resultar pesado, ya que su peso se coloca en los 11 gramos. Las dimensiones completas del auricular son de 22,8 x 17,8 x 3  milímetros.

La compañía española ha incluido protección IPX5. Esto significa que deben ser capaces de aguantar salpicaduras y el agua de lluvia sin dañarse. Eso sí, no están pensados para que te lo lleves a la piscina ya que no aguantan inmersiones en el agua.

SPC Ebon Go 3

Sincronización con el móvil a través de Bluetooth 5.0

Una de las buenas noticias que nos dejan estos auriculares es que son compatibles con Bluetooth 5.0. ¿Esto que significa? A nivel práctico, que podremos conectarlo a nuestro móvil al mismo tiempo que tenemos otro dispositivo enlazado, como por ejemplo una pulsera inteligente o un smartwatch. Lo que no cambia respecto a la versión anterior de Bluetooth es el alcance, con un máximo de 10 metros. El proceso de enlazado con el móvil es bastante rápido y sencillo, aunque a veces he tenido que volver a empezar el proceso desde cero cuando he enlazado más de un dispositivo con los auriculares.

 

¿Y cómo suenan? Lo cierto es que dan un rendimiento medio. No hay que olvidar que estamos ante un modelo de entrada, con un precio de 40 euros. Tampoco se le puede pedir maravillas, aunque he echado en falta que tuviera una mayor potencia. Eso me ha obligado a tenerlos cerca del máximo del volumen siempre que he estado fuera de casa para disfrutar de música, para las llamadas o para los audios del WhatsApp. También he experimentado a veces un poco de latencia. Mientras que para música o llamadas no ha sido ningún problema, sí que se puede volver algo molesto en determinados momentos cuando estaba usando juegos o viendo vídeos.

SPC Ebon Go con auriculares fuera de la caja

Hablando de llamadas, esta es una de las características que más me han gustado de los SPC Ebon Go. La calidad de los micrófonos está a la altura de lo deseado. Y poder hablar con una persona tranquilamente sin tener que ocuparse de cables o de tener el móvil en la mano resulta muy muy cómodo.

En cuanto a sus funciones avanzadas, destaca su compatibilidad con los asistentes de voz de Google o Siri. Gracias a ello, podemos llevar a cabo las órdenes de voz directamente a los auriculares en vez de tener que hablarle al teléfono. Su funcionamiento es bueno y resulta muy útil si ya estás acostumbrado a moverte con estos asistentes.

SPC Ebon Go metidos en la caja

Autonomía justa

Este es uno de los pocos peros que se le puede poner a los SPC Ebon Go. Su autonomía oficial alcanza un máximo de 3,5 horas por carga. No obstante, hay que tener en cuenta que el audio no es muy potente, por lo que he tenido que usarlos habitualmente con el volumen cerca del máximo. Eso reduce bastante el tiempo de uso por cada carga completa.

El estuche o caja de los SPC Ebon Go nos permite multiplicar el uso de estos gadgets hasta tres veces más antes de tener que poner a cargar la caja a través de cable. Esto supone un tiempo teórico de más de 10 horas de audición. No está nada mal si tenemos en cuenta lo pequeño de la caja, que te puedes llevar sin problema en el bolsillo o el bolso. Las dimensiones completas de la caja se sitúan en los 75,1 x 54 x 32,4 milímetros, junto a un peso de 47,5 gramos.

SPC Ebon Go con el auricular cogido

Precio y opiniones

Los SPC Ebon Go se pueden encontrar en tiendas por un precio de 40 euros. En definitiva, estamos ante unos auriculares inalámbricos muy completos para todos los bolsillos. Su precio lo convierte en una excelente opción si quieres tener un gadget de este tipo sin tener que realizar una inversión muy fuerte. Dentro de lo que más me ha gustado situaría tanto su diseño, que me ha parecido bastante cómodo en la oreja y firme, el rendimiento del modo de manos libres y su resistencia frente a salpicaduras o lluvia. De las pocas cosas que mejoraría encontramos la potencia del audio, algo baja, sobre todo cuando se usa en exteriores.

Otras noticias sobre... , , , ,