Inventos españoles

Hay muchos inventos españoles que han pasado a la historia, por ser de una gran calidad y sobre todo por su gran utilidad. Algunos ejemplos son el submarino, el traje de astronauta y el helicóptero, entre otros muchos. Pero no todo acaba ahí, nuestros científicos siguen investigando, innovando y sacando nuevas propuestas que sirvan para toda la humanidad. Algunas de ellas tan sorprendentes como estas que destacamos a continuación.

Es cierto que hay una gran cantidad de inventos científicos que no acaba teniendo repercusión. Estos que te vamos a detallar conviene seguirles la pista, ya que son buenos ejemplos de cómo avanza la tecnología, en beneficio de mejorar nuestras vidas en todos los aspectos en los que nos desarrollamos.

Inventos españoles revolucionarios

1. Manejar una silla de ruedas con un ‘chicle’

Se trata de un invento realmente sorprendente creado y desarrollado por Pablo Gallego, un ingeniero electrónico de telecomunicaciones catalán. La idea de “ChewIt” es servir como un dispositivo eficaz a las personas con parálisis del cuello para abajo que necesitan silla de ruedas.

ChewIt invento

Lo más llamativo es la apariencia del dispositivo, ya que está pensado para que sea como un caramelo con función de mando a distancia para la silla eléctrica. La persona en cuestión lo introduce en su boca con el fin de tomar el control de la silla, sin necesitar por lo tanto las manos ni la voz. Además, lo beneficioso de esto es que tiene utilidad en diversos contextos, tal y como indicó Pablo Gallego en la última conferencia internacional sobre nuevos interfaces en la relación hombre-máquina.

El ingeniero destaca que se trata de un dispositivo que pasa inadvertido y apenas requiere de esfuerzo. Las acciones son programadas adaptándose a las necesidades de cada persona. Por ejemplo, arrancar la silla al morder ChewIt, que pare con dos mordiscos, o que gire para un lado u otro dependiendo del lado en el que se coloque de la boca. El dispositivo aún está por pulir, y lo que hay es el prototipo. Está pendiente de llegar a acuerdos con Universidades de Barcelona e instituciones hospitalarias, para comenzar con una investigación en la que participen cerca de una veintena de usuarios.


2. Bloques de hormigón para proteger puertos y costas “Cubipods”

Los creadores de este proyecto tan importante son los españoles Carlos Fermín Menéndez y Antonio Corredor. Con el que fueron nominados para el Premio al Inventor Europeo 2019 en la categoría de Industria. En la actualidad ya han creado un molde para que los diques que sirven de rompeolas sean más eficientes, y estén menos expuestos a las erosiones, con el fin de proteger el entorno ante imprevistos de desastres naturales.

Pensando en lo que nos depara el futuro con respecto al cambio climático, esta idea es realmente interesante para prevenir desastres. Estos bloques de hormigón ya están siendo empleados en la defensas portuarias de Dinamarca, España y Argelia. Con expectativas de ser encargados por más países.


3- Acabar con dolencias incurables: polvo inyectable

La idea de esta sorprendente propuesta ha sido desarrollada por Gonzalo Murillo, un ingeniero granadino de 35 años. Este joven investigador ha querido implicarse de lleno en la industria farmacéutica, con la intención de desarrollar unos dispositivos bioelectrónicos que tienen un tamaño inferior a una célula. Con una función muy ambiciosa, como la de curar algunas enfermedades que ahora mismo no tienen esperanza de cura, como el parkinson, trastornos neuronales y la epilepsia. Los nanodispositivos inteligentes servirían para interactuar con las células y solucionar algunos problemas gracias a los impulsos eléctricos.

Esta posibilidad se convertiría en una especie de polvo inyectable o ingerido que serviría como sustituto de muchos fármacos en la actualidad. También serviría de ayuda en la regeneración muscular y ósea. El joven ingenieroconsidera que para ver este proyecto convertido en realidad tienen que pasar al menos unos 10 o 15 años.


4.  Autentificar a las personas a través de su córnea, como si de un DNI se tratase

La profesora Celia Sánchez-Ramos de la Universidad Complutense de Madrid, ha creado una patente que parece de ciencia ficción. De hecho algo así lo hemos podido ver en muchas películas. La cuestión es que ella ya se ha hecho con la patente de este gran invento, que servirá para autentificar a las personas a través de su córnea, realizando la función que tiene el DNI hoy día. En este caso, la membrana que es única para cada persona, sería una solución biométrica mucho más exacta que la lectura del iris o la huella dactilar.

Autentificar con córnea

aunque ya se emplea en espacios con una alta seguridad, también ha sido adaptado a hoteles, bancos, etc. La idea es que en un futuro todos nosotros podamos emplearlo en nuestra vida cotidiana: con el ordenador, dispositivos móviles, máquinas dispensadoras y cajeros de bancos.


5. Infraestructura de software y hardware para hacer piezas reutilizables

Se trata de una creación similar a lo que puede ser un lego para la robótica, tal y como explica el ingeniero español Víctor Mayoral, ingeniero especializado en robótica. La finalidad de su propuesta es reducir los costes de fabricación de las piezas robóticas, para que cualquier persona tenga accesibilidad a piezas de control. La empresa en la que trabaja ya comercializa un kit para que todo el mundo pueda construir su propio dron.

Con su proyecto de piezas reutilizables, pretende dar un mayor alcance a la robótica y simplificarla, para que esté al alcance de cualquier persona, sin necesidad de ser ingenieros. En la actualidad está recibiendo financiación proveniente tanto de Estados Unidos como de Euskadi, para llevar a cabo este proyecto tan interesante.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp