Qué es la PSD2 y por qué mi banco me manda mensajes sobre mi privacidad

El próximo sábado 14 de septiembre entra en vigor la nueva normativa europea de servicios de pagos digitales. Este sistema nace de la necesidad de garantizar la seguridad en los pagos electrónicos que se realicen en todo el territorio europeo.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Si bien, con esta medida se busca mejorar y ajustar la forma en la que compramos y gestionamos nuestras cuentas en el mundo digital. A continuación, vamos a ver de qué trata esto de la PSD2.

¿Qué es y en qué consiste la PSD2?

PSD2 (Payment Service Directive) es una revisión de la primera normativa europea sobre servicios de pago digitales. Esta nueva reforma añade un pequeño aspecto de suma importancia, y que tendrá un gran impacto sobre la manera que tenemos de relacionarnos con nuestro banco.

Según la PSD2, solo se permitirán las transacciones online que queden autorizadas mediante una doble autenticación. Es decir, será imprescindible una segunda identificación por parte del cliente para realizar una compra con una tarjeta. La propia normativa de servicios de pago establece distintas fórmulas para realizar este proceso, desde un mensaje al móvil o mediante una tarjeta de coordenadas.

Esto únicamente afecta a Europa y lo que persigue realmente es hacer la compra online aún más segura. Se acabó disponer de un número de tarjeta y efectuar un cargo en ella, ya que se necesitará la autorización expresa del propio cliente de la tarjeta.

¿Qué implica realmente la PSD2?

Otro de los puntos fuertes que trae consigo la nueva normativa, es la libertad que ofrece a la hora de escoger con quién compartes tus datos bancarios. Dentro de este nuevo ecosistema de medios de pago que supone la PSD2, el cliente de una tarjeta puede solicitar a su entidad financiera que facilite los datos de sus cuentas a un tercero.

Hasta ahora, cuando se realizaba una compra online, el comercio tenía que recurrir a una serie de agentes intermediarios, como los proveedores de pagos electrónicos, o las propias compañías de la tarjeta como Visa o MasterCard, por poner dos ejemplos. Ahora, gracias a la PSD2 el cliente podrá autorizar a un comercio para que ejecute pagos en su nombre a través de su cuenta bancaria.

En definitiva, una vez que arranque la aplicación de la normativa europea PSD2, habrá nuevos tipos de servicios de pago online, basados en el acceso de terceros a las cuentas bancarias, previa autorización del titular.

Implantación del nuevo sistema

A pesar de sus evidentes ventajas, la PSD2 no ha sido un camino de rosas precisamente, y a más de uno le ha traído fuertes dolores de cabeza. No por nada, varios agentes económicos involucrados de una forma u otra en los pagos online, como bancos, asociaciones de comercios, MasterCard, Visa o American Express, han solicitado fervientemente el retraso de la entrada en vigor de esta norma. De hecho, esta petición se realizó el pasado 23 de julio, un mes después de que la Autoridad Bancaria comunicase su intención de otorgar un periodo adicional para la implementación y adaptación a estos nuevos procesos de pago.

Uno de los sistemas que está dando más problemas a muchas entidades es precisamente el propio sistema de seguridad SCA (Strong Customer Authentication), que obligará a las empresas a reforzar la seguridad de los pagos realizados a través de Internet mediante sistemas de verificación en dos pasos o doble autenticación como señalábamos al principio de este artículo.

Aunque la aplicación de esta norma en las compras online se retrasará previsiblemente, desde el día 14 sí será obligatoria la doble autentificación para acceder a la banca online. Entre tanto, algunos bancos ya han informado a sus clientes sobre cómo pondrán en práctica el sistema SCA.

Otras noticias sobre... ,