porque o por que

¿Porque o porqué? ¿Por que o por qué? ¿Porque va junto o separado? ¿Lleva tilde? Al igual que ocurre con las palabras hay, ahí o ay, las diferentes formas de las palabra porque y por que generan dudas respecto a su uso. Buena prueba de ello es el número de faltas de ortografía relacionadas con estas cuatro palabras que los distintos usuarios cometen en redes sociales como Facebook, Twitter o Instagram. Como ya hiciéramos con las palabras vaya, valla, baya y balla, en esta ocasión mostraremos el uso de porque, por que, porqué y por qué y cuándo va junto, separado, con y sin tilde.

Cuándo usar porque o por que: ¿va junto o separado?

Aunque puedan parecer palabras con idéntico significado, lo cierto es que su uso está destinado a desarrollar funciones totalmente diferentes. Y es que mientras que la palabra porque se trata de una conjunción, por que no es más que una combinación de dos palabras: una preposición y un pronombre relativo o una conjunción subordinante.

Una buena forma para recordar la utilización de por que va separado es sustituir las dos palabras por la expresión “por las que” o “por los que”. Por ejemplo:

  • María fue la razón por que dejamos la relación en mayo.
  • No estudiar fue una de las razones por que suspendí.

Aplicada la transformación, las oraciones nos quedan de la siguiente forma:

  • María fue la razón por que dejamos la relación en mayo.
  • No estudiar fue una de las razones por que suspendí.

Si entendemos por que como una combinación de una preposición y una conjunción subordinante, su uso es aún más claro:

  • La decisión por que no tomaran ese camino es que era mucho más largo.
  • La razón por que dejamos la relación en mayo fue María.

En cuanto a la palabra porque, la conjunción causal se emplea para explicar las razones o las causas de una determinada acción, que viene acompañada por un verbo. Por ejemplo:

  • El agua del mar es azul porque el cielo se refleja en ella.
  • Xiaomi sube sus precios en España porque el IVA va incluido en el valor final.

Si se trata de una conjunción final, podemos sustituir la palabra por la expresión “para que”. Por ejemplo.

  • Hice lo que pude para que te quedases en mi casa.

La oración con la transformación aplicada queda de la siguiente forma:

  • Hice lo que puedo porque te quedaras.

Cuándo usar porqué o por qué: ¿lleva tilde? ¿Va junto?

Ocurre un caso similar con las palabras porqué o por qué. Las dos llevan tilde, sí, pero la diferencia entre una y otra es clara: mientras que por qué se emplea en oraciones interrogativas, porqué es un sustantivo que viene a sustituir a las palabras razón y causa.

En el primer caso, todas las oraciones que comiencen con la citada fórmula han de ir con las palabras separadas. Por ejemplo:

  • ¿Por qué siempre llegas tarde?
  • ¿Por qué crees que me he quedado estudiando hasta tarde?

También puede usarse en oraciones que actúen de interrogativas indirectas. Por ejemplo:

  • Por qué las estrellas brillan, nadie lo sabe.
  • Creo que no sabes por qué me tuve que ir más temprano.

Si hacemos uso del sustantivo porqué, este puede ser sustituido por las palabras citadas anteriormente. Por ejemplo:

  • Nadie me dijo la razón de que las estrellas brillen por la noche.
  • La causa de que llegara tarde fue mi madre.

Si sustituimos las dos palabras por porqué, las oraciones nos quedan de la siguiente forma:

  • Nadie me dijo el porqué del brillo de las estrellas por la noche.
  • El porqué de que llegara tarde fue mi madre.

Ejemplos de frases con porque, por que, porqué y por qué

  • ¿Por qué porqué se escribe todo junto y con tilde? Porque designa una razón y se trata de un sustantivo.
  • ¿Por qué me dejas? Porque te hiciera daño no tienes un porqué para hacerlo.
Newsletter tuexperto.com

Pon tu e-mail en el recuadro

Otras noticias sobre...