hay ahi ay

¿Hay, ahí o ay? ¿Ahí o hay? ¿Hay o ay? La eterna duda, junto con sobre todo y sobretodo y vaya, valla, baya y balla, llena de faltas de ortografía las distintas redes sociales que hoy por hoy están en auge. A pesar de la similitud fonética y gráfica que las tres palabras muestren, lo cierto es que su significado dista bastante el uno del otro. ¿Cuándo usar hay y ay? ¿Y ahí y hay? ¿Qué diferencia hay entre ahí y hay? Lo vemos a continuación.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Cuándo usar hay, ahí y ay: ¿cuándo lleva tilde y cuándo se escribe con h?

Ahí hay un niño que dice hay, ¿o era hay ay un niño que dice ahí? Escribir correctamente cada palabra depende del uso de la misma en una determinada oración.

Mientras que hay se corresponde con el presente del indicativo del verbo haber, ahí hace referencia a la situación de un objeto con respecto a nuestra posición.

hay ahi ay

Por su parte, ay se emplea como expresión de dolor o de sorpresa.

Hay del verbo haber: se escribe con h y con y

Como una forma verbal que pertenece al verbo haber, hay siempre va con h al inicio y con y al final. La mejor forma para recordar si su utilización es correcta o no es sustituir la palabra por “debe de haber”. Por ejemplo:

  • En esta calle hay muchos coches de color rojo.

Sustituida la palabra, la oración nos queda de la siguiente forma:

  • En este calle deben de haber muchos coches de color rojo.

Frases con hay

  • Hay tantas cosas que tengo que contarte.
  • El hombre de verde me dijo que en esa casa hay espíritus.
  • ¿Carpas? Haberlas hay, pero no fáciles de capturar.

Ahí como adverbio de lugar: se escribe con h intercalada e i latina

A diferencia de hay, ahí no se trata de un verbo, sino de un adverbio de lugar que indica dónde está la posición de un objeto o sujeto con respecto a nuestra persona.

Recordar su utilización es tan simple como analizar si existen referencias a un lugar dentro de la oración. Por ejemplo:

  • En esa calle hay muchos coches de color rojo.

Dado que “en esa calle” hace referencia a un lugar, la expresión puede ser sustituida por ahí:

  • Ahí hay muchos coches de color rojo

Frases con ahí

  • Ahí era donde solíamos jugar de pequeños
  • Justo ahí, en ese momento, fue cuando me di cuenta de que la vida es más dura de lo que parece.
  • De aquí hacia ahí hay como cuatro metros de separación.

Ay: interjección sin h y con y

Ay no se corresponde con ningún verbo ni adverbio de lugar, sino con una interjección que no forma parte de la oración y cuyo objetivo es el de expresar una sentimiento mediante signos pregramaticales.

Al no pertenecer a una parte activa de la oración, su uso se limita a la expresión de sentimientos o emociones. Por ejemplo:

  • ¡Ten cuidado! Ahí tengo la herida.
  • ¡Ay! Ahí tengo la herida.

Frases con ay

  • ¡Ay caramba! Cómo no me he dado cuenta antes.
  • ¡Ay! Se me olvido preguntarte cómo estabas después de la operación.
  • Aquel niño no para de quejarse. ¡Ay, qué martirio!

Frases con hay, ahí y ay

  • Ahí hay un niño que dice ¡ay!
  • ¡Ay, qué susto! ¿Quién hay ahí?

Otras noticias sobre...