twitter-01

Cría cuervos. Y te sacarán los ojos en Twitter. La red social de es, y muchos coinciden en esta opinión, un hervidero de víboras dispuestas a hacer sangre de cualquier cosa. El caso es que ahora, los responsables de esta plataforma están dispuestos a añadir algunos filtros, pero solo en privado.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Twitter está probando un filtro de mensajes privados para insultos o palabras ofensivas. Se trata de un nuevo servicio que capturará las intenciones de los mensajes directos que provienen de desconocidos, para conseguir que, si contienen contenido ofensivo, no traspasen la línea.

Evidentemente, sí quedarán a disposición de los usuarios, pero no será en la bandeja de entrada principal de mensajes directos. Nada de eso. A partir de ahora, y si las pruebas surten efecto, los mensajes que contengan palabras potencialmente sospechosas de ser dañinas, quedarán guardadas en una carpeta que será bautizada como Mensajes adicionales. De este modo, nadie podrá herir tu sensibilidad gratis.

Muchas personas están expuestas a los abusos

En todas las redes sociales se cuecen habas. Y Twitter no es una excepción: eso está claro. Hay algunas personas que están más sujetas o expuestas a los abusos que otras. Y ahí se identifican las mujeres y también las personas distintas etnias, con lo que es esencial que exista algún tipo de filtro que controle la gran cantidad de situaciones desagradables que algunos insensatos pueden llegar a generar en los demás.

La mayor parte de los abusos, insultos y vejaciones llega a través de lo que se conocen como mensajes directos. En este sentido, los usuarios que tengan configurada su cuenta para aceptar mensajes directos de cualquiera contarán con una segunda carpeta, muy parecida a la de Solicitudes de mensajes que posee Facebook.

Allí llegarán el resto de mensajes de procedencia dudosa. Habrá, además, un segundo filtro de calidad que eliminará por completo los mensajes que resulten potencialmente ofensivos. Es decir, que contengan palabrotas, insultos y otras expresiones dirigidas a herir al prójimo. Existirá, eso sí, una opción para que los usuarios – si así lo desean – puedan llegar a ver estos mensajes.

Lo que habrá que hacer, en este caso, es desmarcar el filtro denominado de ‘calidad’, para de este modo obtener acceso a los mensajes. Esto puede ser útil si se desea denunciar, por ejemplo, para lo que será necesario presentar, lógicamente, el contenido de los mismos.

twitter-02 (1)

El usuario elegirá si quiere leer o no el mensaje

Las primeras líneas de los mensajes serán sustituidas por un texto común: “Este mensaje está oculto porque puede contener contenido ofensivo”. Será el usuario el que, dentro de su responsabilidad y derecho a leer lo que le es enviado, podrá elegir si quiere que el texto real del mensaje se muestre.

Y si alguien decide que no quiere verlo (seguramente será lo mejor para su salud mental), existirá la posibilidad de eliminarlo directamente. Porque es verdad aquello de que corazón que no ve, corazón que no siente.

El hecho de poder revisar los mensajes es también una buena opción – que no debe desaparecer en absoluto – porque la tecnología de Twitter también puede fallar y terminar clasificando como ofensivos mensajes que en realidad no lo son.

En lo que llevamos de año, Twitter ha trabajado con bastante intensidad en esto de apartar del camino el contenido denominado ‘abusivo’. Lo ha hecho con la intención de poder prescindir, en la medida de lo posible, de la intervención humana, mediante algoritmos que puedan funcionar de manera autónoma. Sin embargo, todavía hay falsos positivos y tuits o mensajes ofensivos que todavía se le están colando. Además, Twitter ha probado una nueva función que permite ocultar respuestas y ha ofrecido más facilidades a los usuarios a la hora de denunciar tuits dañinos.

Otras noticias sobre...