Microsoft escucha nuestras conversaciones de Skype y peticiones a Cortana

Así lo demuestran ahora sus términos de uso y sus páginas de preguntas frecuentes en servicios como Skype o Cortana. Y es que Microsoft usa personal humano para procesar la información que se transmite a través de las conversaciones de estas herramientas. Una técnica que ya no sorprende, puesto que ha sido generalizada entre las diferentes grandes empresas tecnológicas, pero que parece estar cayendo en desuso. Salvo para Microsoft, que ha preferido confirmar activamente estas técnicas antes que prescindir de ellas.

Al parecer el detonante de los recientes cambios en sus webs y términos de uso, afirmando que se usa a personal humano para procesar información, vienen dados por la noticia publicada en Motherboard. En esta publicación se descubría el uso de personas para escuchar llamadas de Skype de otros usuarios. Así como las consultas y grabaciones que Cortana puede hacer de quienes lo usan. Ahora todos los contratos y páginas de términos de uso y condiciones están actualizados, dejando ver que hay personas, además de robots, escuchando estas grabaciones de los usuarios.

Lo destacable en esta situación es que Microsoft no dejaba claro, antes de los cambios, si había personal humano escuchando y procesando las grabaciones de traducciones de Skype u otras informaciones captadas por Cortana. Así que a más de uno esta noticia le pillará por sorpresa, preguntándose si han escuchado alguna información privada o les han escuchado transmitir datos sensibles. Ahora todo está aclarado, con la confirmación por parte de un portavoz de Microsoft de que seguirán usando a personas y máquinas para asegurarse de que todo funciona como debe.

microsoft escuchas

Por qué usan a personas en las escuchas

Habitualmente el uso de personas tras programas de transcripción y reconocimiento del habla está asociado a estándares de calidad y control. Nadie mejor que una persona para controlar lo que hace una máquina. En casos como las transcripciones y grabaciones de Skype y Cortana, y otras herramientas más, el uso de humanos suele venir dado para entrenar a Inteligencias Artificiales, asegurándose de que todo marcha como debe. Así, una persona es capaz de entender si una transcripción se corresponde realmente con lo hablado, y si no hay fallos al detectar un acento, una forma de hablar o una entonación diferente por parte del programa de reconocimiento.

Poco a poco, en pos de la privacidad y para no violar las leyes que la protegen, como la actual ley europea, algunas empresas han comenzado a prescindir de estos sistemas de calidad humanos. Muchas de ellas apuradas por diferentes titulares de medios que sacaban a la luz estas prácticas empresariales con el fin de proteger la privacidad de los usuarios.

Otras noticias sobre... ,