Apple permitiría en su tienda aplicaciones que espían a menores

Apple quiere echarles una mano a todos esos padres preocupados por el uso que le dan sus hijos a sus teléfonos. Es por ello que, en 2018, aparecían con una nueva función en iOS introduciendo controles parentales para ayudarlos en la difícil tarea de la educación. Gracias a estas restricciones de contenido, el padre podía prestar a su hijo su iPad o iPhone estableciendo qué ver y qué no ver, impedir compras en la App Store, impedir acceso webs de contenido explícito, etc. Una maniobra que ayuda a los padres y que muchos ven con buenos ojos: un poco de ayuda en estas situaciones es mucha.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Aplicaciones de espionaje y control parental en la App Store

¿Qué es lo que ocurre? Que esta maniobra entronca, directamente, con algunas de las aplicaciones que podemos encontrar en la App Store de iOS y que Apple permite sin ningún tipo de consecuencias. Apple permite aplicaciones como Bark o SafeLagoon, como se hacen eco en el especial que ha dedicado Android Police al respecto. Estas aplicaciones cuentan con funciones como estadísticas de uso de pantalla, que son inocuas, pero también ocultan en sus entrañas otras funciones que deberían hacer saltar las alarmas de todos los padres, como un rastreo completo en tiempo real de sus hijos, geo-fencing (publicidad personalizada según dónde se encuentre su hijo en este momento, algo completamente alejado de las funciones de seguridad que debería contemplar un servicio así), recopilado de historial de navegación, etc.

niños apple

Por ejemplo, la aplicación conocida como Bark, según siempre palabras de la propia Android Police, está permitida por Apple y alojada en su tienda de aplicaciones. Esta aplicación cuenta, entre sus funciones principales, copiar imágenes, textos privados, correos electrónicos, historial de navegación, registros de llamadas y ubicación, enviarlos a la nube, analizarlos y enviarlos a los padres para que ellos tengan constancia, algo que puede suponer un abuso de la privacidad del usuario del móvil.

¿Cuál es el problema de que existan aplicaciones así? Basado en la información de Android Police, este tipo de aplicaciones, al fin y al cabo, sirven para espiar. Y la aplicación no detecta si está monitorizando el móvil de un menor para protegerlo o si está vigilando el móvil de una mujer, en el que ha sido instalada la aplicación de rastreo sin que ella tenga el menor conocimiento. Al final, todas estas aplicaciones tienen una doble cara. Por un lado pueden ser perfectamente útiles y válidas para realizar un seguimiento de nuestros hijos, para sentirnos completamente seguros de que no están haciendo un mal uso de los terminales. Pero, por otro, pueden ser utilizados por personas que se sienten en la necesidad de espiar a sus parejas o a algún familiar. No son intrínsecamente nocivas y todo dependerá del uso que se le dé en cada momento, como pasa con las redes sociales.

Consejos para los padres que tienen hijos con móvil

Es conveniente, si vas a dejarle tu móvil o comprarle uno, que mires cuidadosamente todo lo que el terminal puede ofrecerte en cuestiones de seguridad para tus hijos. Te recomendamos que no descargues aplicaciones de monitorización: gracias a WhatsApp, por ejemplo, podemos saber dónde están nuestros hijos en tiempo real gracias a la compartición de ubicación. Además, a partir de Android 9 Pie tenemos un práctico panel de estadísticas donde podremos ver el uso que nuestro hijo le da al móvil. El padre debe saber que sus hijos también tienen derecho a la intimidad y necesitan que ese derecho no se vea coartado por la, imprescindible por otro lado, vigilancia a la que le han de someter los padres.

Otras noticias sobre... ,