Condenan al youtuber que le dio galletas con pasta de dientes a un mendigo

15 meses de cárcel y una indemnización de 20.000 euros a la víctima. Esta es la condena que acaba de recibir Kanghua Ren, más conocido como el youtuber ReSet, por un delito contra la integridad moral. Seguro que recordaréis el caso. Se trata del youtuber que subió un vídeo dándole a un mendigo galletas Oreo rellenas de pasta de dientes. Ahora, tras la celebración del juicio, el Juzgado Penal número 9 de Barcelona ha dictado sentencia. Pero, además de la pena de cárcel y la sanción económica, la sentencia incluye una medida bastante novedosa.

Pongámonos en situación. ReSet es un youtuber con bastante éxito. Tiene (o más bien tenía) más de un millón de suscriptores y más de 125 millones de visualizaciones entre todos sus vídeos. Obviamente, un canal de este tamaño genera bastante ingresos por publicidad. Más allá de los “extras” que pueda conseguir su protagonista.

En 2017 se le ocurrió gastar bromas a las personas sin hogar. Para ello, rellenó unas galletas Oreo con pasta de dientes y se lanzó a la calle en busca de su víctima. Finalmente resultó ser un mendigo de nacionalidad rumana, al que dio 20 euros y las comentadas galletas. El youtuber grabó a su víctima mientras se comía las galletas y, mientras tanto, fue haciendo comentarios irónicos del tipo “esto te ayudará a limpiarte los dientes”. No contento con eso, ReSet volvió a hablar con el afectado unos días después para preguntarle qué tal le habían sentado las galletas.

Una broma de muy mal gusto que le ha salido cara

youtuber ReSet condenado broma

Como es lógico, el vídeo generó muchos comentarios negativos y quejas de sus propios seguidores. Tanto fue así, que el youtuber borró el vídeo. Además, volvió a contactar con la víctima de la broma para ofrecerle 300 euros si no le denunciaba. Ese mismo día llevó un saco de dormir con la intención de pasar la noche con él. Fue ahí cuando la Guardia Urbana le denunció.

No era la primera vez que el acusado subía un vídeo de esta índole. Según la sentencia, en 2016 el conocido youtuber ya había subido otros vídeos “de naturaleza vejatoria contra personas indefensas y vulnerables”.

Tras la denuncia, y el correspondiente juicio, hoy hemos conocido la sentencia. Como hemos comentado, ReSet ha sido condenado a 15 meses de cárcel, que no cumplirá por no tener antecedentes penales. Además, tendrá que pagar una indemnización de 20.000 euros a la víctima por daños morales. Y, por último, tendrá que cerrar su canal de YouTube durante 5 años. Además, no podrá crear ningún otro canal durante este mismo periodo de tiempo. Esperemos que esta sentencia haga que otros jóvenes se den cuenta de que no todo vale para ser famoso o tener seguidores.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp