Cómo elegir una bici eléctrica y 4 modelos recomendables

La bicicleta eléctrica es un medio de transporte que no para de crecer en popularidad por todas las ventajas que ofrece. En este artículo te explicamos todo lo que debes tener en cuenta a la hora de comprar una, así como cuatro modelos recomendables.

Asistencia al pedaleo o acelerador tipo moto

En primer lugar necesitamos entender la legislación de las bicis eléctricas se pueden clasificar en dos grandes grupos principales: Las bicicletas con pedaleo asistido y las bicicletas con un acelerador similar al de una moto.

En el caso de las bicicletas eléctricas con pedaleo asistido, la normativa indica que pueden ir equipadas con un motor eléctrico auxiliar, con una potencia nominal continua máxima de 250W, que irá disminuyendo de forma progresiva a medida que aumenta la velocidad, hasta que el motor interrumpa su funcionamiento al alcanzar los 25 km/h. También semana que el motor no puede funcionar si el conductor no pedalea. Estas bicis se pueden usar sin licencia, tampoco requieren seguro ni matriculación.

En el caso de las bicicletas con un acelerador similar al de una moto, que permita iniciar la marcha y mantenerla sin la necesidad de pedalear, estas se considerarán ciclomotores y se exigirá la licencia correspondiente para su uso, además de la matriculación y el seguro correspondiente. Lo mismo ocurre si el motor supera los 250W o no se detiene al alcanzar los 25 Km/h. Estas son mucho menos comunes que las anteriores

Autonomía y tipo de batería

La batería es el componente que se encargará de alimentar la bicicleta eléctrica, por lo que es una parte muy importante de esta. La batería puede ir integrada en el cuadro o ser extraíble, teniendo cada diseño sus ventajas y desventajas.

Las baterías extraíbles tienen la gran ventaja de que podremos llevar con nosotros una unidad de repuesto, de forma que si nos quedamos sin energía a mitad del camino no tendremos más que cambiarla para seguir la marcha. Otra ventaja es que es muy fácil sustituirla cuando se haya degradado por el paso del tiempo y el uso.

bici eléctrica bateria

La desventaja de este diseño es que a nivel estético queda menos atractivo que una batería integrada, además de que estará menos protegida de los golpes, el polvo y la lluvia. También podemos mencionar la posibilidad de que nos roben la batería si esta se puede quitar sin necesidad de herramientas.

Pasamos ahora a ver las baterías integradas en el cuadro de la bicicleta eléctrica. Estas tienen la ventaja de quedar mucho más integradas en el cuerpo de la bici, haciendo que casi no se distingan de una bicicleta normal. También estará mucho más protegida de los posibles daños que pueda sufrir. La desventaja fundamental es que no la podremos sustituir de forma sencilla.

El otro aspecto relevante de a batería es su capacidad y autonomía. Las baterías actuales se fabrican con iones de litio y su capacidad se mide en mAh o Ah en el caso de las más grandes. Las baterías de mayor capacidad pueden alcanzar los 10.000 mAh o incluso más. Cuanto mayor sea esta cifra, más autonomía tendrá la bicicleta.

Es cierto que la autonomía también depende de otros factores como el peso del conductor, la eficiencia del motor o la pendiente del terreno, pero la regla anterior es algo muy importante a tener en cuenta. Lo normal es que la bicicleta ofrezca una autonomía de entre 30 y 50 Km, aunque hay modelos que incluso llegan a los 80 Km si el usuario no es muy pesado y no se circula por grandes pendientes.

Ubicación del motor

Los fabricantes de bicicletas eléctricas usan fundamentalmente dos lugares para poner el motor: en la rueda trasera o en el eje de la bici.

El motor situado en el eje de la bici hace que esta se sienta más natural en su manejo, más parecido a lo que seria llevar una bici normal sin motor. Este tipo de motores usan un sensor de movimiento de torque, que hace que la bici se ponga en marcha nada más impulsar el pedal con el pie. Este diseño es habitual en las bicis de carrera o de montaña, ya que permiten un arranque mucho más rápido para ponerse en marcha cuanto antes.

Por contra, las bicis eléctricas con el motor en la rueda trasera funcionan con un sensor de movimiento, que necesita que el usuario de al menos media vuelta a la rueda para empezar a funcionar, esto hace que su funcionamiento no sea tan inmediato. Este tipo de bicis son más adecuadas para el medio urbano, pues nos ayudarán a evitar aceleraciones accidentales que pueden poner en peligro a otras personas.

Bici plegable o no

Existen bicicletas eléctricas plegables que se pueden guardar mucho más fácilmente al ocupar muy poco espacio, estos modelos suelen ser de tipo urbano. Por el contrario, las bicis de carrera o montaña apuestan por un diseño no plegable y mucho más enfocado a ofrecer mejores prestaciones.

Modelos recomendables

A continuación os proponemos cuatro bicis eléctricas muy recomendables.

Xiaomi Qicycle

Xiaomi Qicycle 1

Xiaomi Qicycle es una bicicleta urbana con un diseño plegable y muy ligero, pues solo pesa 14,5 Kg. Por tanto, es ideal para ir con ella a la oficina y guardarla fácilmente. Su motor de 250W ofrece 3 velocidades y una autonomía máxima de 45 Km (5800 mAh), más que suficiente para ir al trabajo. Tiene el motor en la rueda trasera y te ayuda a pedalear sin esfuerzo. Su batería se recarga en 3 horas y media. Su precio de 860 euros es bastante ajustado para lo que ofrece.

BH Easygo Race

BH Easygo Race

La bicicleta BH Easygo Race presenta un diseño de bici de carrera mucho más tradicional, aunque mantiene un motor trasero de alto rendimiento de 250W que se alimenta con una batería de alta calidad fabricada por Samsung. Su autonomía también alcana los 45 Km y la batería se puede cambiar de forma muy sencilla al estar situada en una pequeña estructura situada en la tija de sillín. Puede ser tuya por 1.119 euros.

Skateflash Folding

Skateflash Folding

Sabemos que los dos modelos anteriores son demasiado altos para muchos usuarios. Este modelo Skateflash Folding de asistencia al pedaleo cuesta solo 400 euros, siendo mucho más asequible. No te dejes engañar por su precio, pues su motor también es de 250W, aunque la autonomía se ve reducida a los 30 Km, que sigue siendo una buena cifra. Su diseño plegable y su peso de 20 Kg a hacen una gran opción para iniciarse.

Cityboard e-Tui

Cityboard e-Tui

Esta es una interesante bicicleta eléctrica de montaña con una autonomía de hasta 70 Km gracias a su batería de 10,4Ah, suficiente para una buena escapada. Su motor de 250W ofrece 9 modos de funcionamiento para ajustarse a todas las necesidades. Sus características siguen con un cambio Shimano ALTUS 21 velocidades con levas Shimano EF-41, un display LCD multifunción y un tiempo de recarga de 4 horas. Nada mal para un precio de 910 euros.

¿Qué te parece nuestra selección de bicicletas eléctricas?

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,