5 peligros de usar tóneres no originales o recargables en impresoras láser

Las impresoras láser siguen siendo una apuesta segura a la hora de pensar en una impresora para el despacho, por su calidad y coste de impresión. A diferencia de las impresoras tradicionales de cartuchos de tinta, basan su impresión en lo que se conoce como tóner o tóneres. Esta pieza consta de un material similar al polvo que, junto con los pigmentos y el sistema de impresión mediante láser, logra estampar una imagen digital en un formato físico.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Los tóneres suelen tener más capacidad que los cartuchos de tinta, pero a cambio tienen la dificultad de un precio más alto que los cartuchos de tinta de las impresoras a inyección. Por este motivo, algunos usuarios buscan en mercados alternativos tóneres más económicos. Así encuentran los cartuchos de imitación, los falsificados y los refabricados.

La duda al hacer uso de este tipo de sistemas yace en si son igual de fiables que los cartuchos de tóner no originales. ¿Pueden llegar a suponer un peligro para nuestra impresora láser? ¿Merece la pena comprar este tipo de productos no originales? Lo vemos a continuación.

Peor calidad de impresión

Una de las principales desventajas de usar cartuchos de tóner no original tiene que ver con la calidad de impresión.

Generalmente, este tipo de cartuchos emplea polvos y pigmentos de peor calidad, de tal forma que la calidad final de la impresión nada tiene que ver con la de un tóner original. Esto incide directamente en aspectos como la fidelidad de los colores o la inyección del polvo sobre el papel, tal y como reflejan estudios de SpencerLab sobre fidelidad y fiabilidad de color.

Colores que no se corresponden con los establecidos, tóner que se borra tras pulsar sobre la impresión o trazos más finos en tipografías con serifa son algunas de las posibles consecuencias de emplear tóneres no originales.

toner-de-impresora-hp-1024×651

Mayor posibilidad de derrame

El empleo de materiales de baja calidad también incide en aspectos como los derramamientos de polvo.

Al hacer uso de plásticos y policarbonatos de peor calidad, la posibilidad de sufrir derramamientos a la hora de hacer una impresión crece de forma exponencial con el uso reiterado de este tipo de tóneres.

En el caso de que el material derramado interactúe con alguna de las partes mecánicas de la impresora, el resultado puede ser catastrófico en lo que a integridad del aparato se refiere.

Incompatibilidad con el software nativo de la impresora

Aunque no supone un peligro para la integridad de la impresora, usar cartuchos de tóner no original incompatibiliza la impresora con el software nativo de la misma.

Entre las ventajas de emplear el software de impresión del fabricante se encuentran la de establecer perfiles de colores personalizados o conocer el nivel restante de tinta disponible para cambiar el tóner antes de que este se agote por completo.

toner-recargable

Menor vida útil del tóner

Aunque tampoco supone un riesgo para la impresora per sé, la vida útil de cartuchos de tóner no original es menor que la de los tóneres de la propia marca de la impresora.

Así lo refleja un estudio llevado a cabo por la empresa SpencerLab, donde se compararon tóneres y cartuchos de tinta de varias marcas distintas con productos pertenecientes a HP, denotando una menor durabilidad en el caso de los productos no originales.

Los principales motivos de ello se deben tanto a la calidad de la tinta empleada como a la poca eficiencia de los distintos cabezales a la hora de realizar la impresión.

consumibles-impresoras 19

Anulación de la garantía de la impresora

El uso de cualquier producto no original en impresoras de marcas registradas supone la anulación total de la garantía.

Estudios de fiabilidad como el de SpencerLab reflejan que el uso de tóneres no originales implica un mayor desgaste en los distintos mecanismos de la impresora. En el caso de que el aparato en cuestión requiera del algún tipo de reparación, tendremos que asumir el coste total del mismo, al no estar cubierto por la garantía.