Todo lo que sabemos hasta ahora de las consolas Next Gen

La llegada de consolas de nueva generación está a la vuelta de la esquina. Más de uno se habrá dado cuenta que PlayStation 4 y Xbox One se encuentran ya en sus últimos años de vida útil. Algunos analistas y expertos fijan una horquilla de posibles fechas entre 2020 y 2022 para el lanzamiento de dichas consolas next-gen. No por nada, tanto Microsoft como Sony ya tienen puestas sus miras en sus futuros modelos de sobremesa y llevan meses preparando el terreno.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Si bien es cierto que la información nos ha llegado con cuentagotas sobre lo nuevo de Sony y Microsoft, es ésta última quien ha tenido menos problemas en hablar abiertamente sobre su próximo proyecto Scarlett. De hecho, ya adelantó su llegada en el E3 del año pasado.

Mientras, Nintendo celebra sus dos años con Switch y no tiene ninguna prisa en meterse en la carrera next gen. Además, parece que el futuro se presenta muy interesante en lo que se refiere a propuestas para gaming. Los 3 máximos representantes de este sector tendrán que verse las caras con Stadia, la plataforma de juego en la nube de Google, o Mad Box, un maquinón enfocado especialmente a la Realidad Virtual.

Sin más, vamos a resumir en una serie de puntos toda la información que ha salido a la luz, vía mensaje oficial, rumores o filtraciones, de las nuevas PS5 y Scarlett de Sony y Microsoft respectivamente.

especificaciones

Especificaciones técnicas

Uno de los grandes rumores sobre la Xbox Scarlett es que no se trata de una sola consola, sino dos versiones que tienen el nombre en código “Anaconda” y “Lockhart”. Según parece, Microsoft estaría pensando en ofrecer cada una en rangos de precio distintos y orientarlas a usuarios diferenciados.

Así, la versión más potente, Xbox Anaconda, sería el modelo para jugadores hardcore con resoluciones 4K nativas manteniendo 60 FPS, mientras que la menos potente, de Xbox Lockhart, tendría una potencia algo inferior a nivel gráfico, lo que la colocaría como una opción dirigida a mover juegos en HD (1080p) manteniendo sin problemas 60 FPS.

Además, ambas versiones incluirán unidades SSD, lo cual significa una instalación de juegos y actualizaciones mucho más rápida y, más importante aún, tiempos de carga reducidos.

En cuanto a PS5, la información de los primeros detalles técnicos hay que cogerla con pinzas. Lo único que está totalmente confirmado es que AMD ya trabaja en PS5 (y Xbox Scarlett). Concretamente, en una arquitectura NAVI que potencie el aparato, procesador Ryzen basado en Zen de 8 núcleos y 16 hilos, y una GPU Radeon Navi con una potencia similar a las GTX 1080-Radeon RX Vega 64. También incluirá una unidad de almacenamiento SSD, aunque aún sin concretar. Con esa configuración sería posible jugar sin problema en resoluciones 4K y mantener 60 FPS de manera estable.

Presumiblemente, las diferencias entre el hardware de ambas consolas serán mínimas. Más bien será su catálogo de juegos exclusivos los que tendrán un mayor peso a la hora de determinar quién se lleva el mayor trozo del pastel en esta nueva generación de consolas.

Retrocompatibilidad

Parecería lógico pensar que PS5 y Xbox Scarlett serán retrocompatibles. Por supuesto, nada oficial de momento. Lo que sí está claro es que ambas plataformas tienen una enorme base de seguidores que, por descontado, se comprarían las nuevas consolas si les ofrecen la posibilidad de jugar a todos los títulos antiguos.

Al menos, en este sentido se han posicionado algunos analistas, que estiman que tanto Xbox Scarlett como PS5 ofrecerán retrocompatibilidad. De lo contrario, la nueva generación de consolas se enfrenta a un inicio desde cero sin apenas juegos para potenciar las ventas, al menos, en un primer momento.

Parece ser que Sony tiene más claro la viabilidad de este sistema. De hecho, la compañía nipona habría registrado recientemente una nueva patente que permitiría la retrocompatibilidad. Se trataría de un sistema para implementar en la futura PS5, mediante el cual su CPU podrá interpretar la unidad central de las versiones anteriores (PS4, PS3, etc).

servicios

Otras funciones

Debido al auge del juego en la nube, algunos rumores señalan que Xbox podría eliminar la entrada para disco físico de una versión más de su actual Xbox One S. Aquellos con la imaginación más viva, les ha dado por pensar que quizá Microsoft está tanteando el panorama para ver la reacción del mercado a un soporte completamente digital.

Pero ahí no se acaba la cosa. Microsoft ya ha anunciado su propio servicio en la nube, xCloud, a través del cual hacer streaming de videojuegos de nueva generación a cualquier dispositivo compatible (consolas, PCs o televisores). De momento solo se trata de un proyecto que entrará en fase beta en 2019. Es decir, de nuevo estamos ante un tanteo de la compañía, esta vez con el juego en la nube, de cara a poder usarlo en un futuro.

En lo que respecta a los servicios o funciones extra de PS5, Sony estaría considerando la posibilidad de acompañar el lanzamiento de PS5 con PS Plus Premium, una revisión de su conocido servicio de suscripción online que ofrecerá varias mejoras. Entre otras, se habla de la posibilidad de crear servidores privados, o dar acceso a juegos en fase beta o alpha. Este nuevo servicio se mantendría conjuntamente con el PS Plus que ya conocemos. No obstante, avisamos que no existe una confirmación oficial todavía.

Precio y disponibilidad

Todo parece indicar que la(s) propuesta(s) de Microsoft será la primera en salir al mercado. Esto quiere decir que Xbox Scarlett podría ser anunciada de forma oficial a mediados de este año (posiblemente en el marco del E3) y debutar entre finales de 2019 y mediados de 2020.

Los precios, como es lógico, variarán según el modelo. Xbox Scarlett Anaconda, en 4K con 60 FPS, rondaría los 600 dólares, mientras que Xbox Scarlett Lockhart, con resolución 1080p a 60 FPS, estaría disponible por algo menos, unos 400 dolares.

En cuanto a PS5, se habla de un posible lanzamiento de cara a 2020, con un precio que rondaría los 500 dólares. Seguramente tendremos una cifra muy similar o prácticamente exacta en euros. Cabe destacar que Sony estaría dispuesta a asumir pérdidas de hasta 100 dólares por cada consola vendida, teniendo en cuenta el hardware de cada unidad de PS5 y su coste de producción.

Otras noticias sobre... ,