La historia del hombre que engañó a Facebook y Google para cobrar 100 millones

Se llama Evaldas Rimasauskas es lituano y ha estafado 100 millones a Facebook y a Google. La historia del hombre que engañó a este par de gigantes no tiene desperdicio. Porque lo cierto es que, una no puede imaginarse que sea nada fácil estafar a dos de las empresas que actualmente cortan el bacalao en el mundo. Pero, ¿qué es lo que ha ocurrido?

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Este hombre de cincuenta años acaba de declararse culpable de un cargo de fraude electrónico, al admitir que tanto él como otras personas que conspiraron a su favor habían estafado a Google y Facebook alrededor de 100 millones de dólares (lo que serían unos 89 millones de euros al cambio actual) por un trabajo que no llegó a realizarse jamás.

Según un informe publicado por Bloomberg, estos estafadores – perfectamente coordinados – fueron capaces de conseguir 23 millones de dólares de Google y 98 millones de dólares de Facebook en el año 2013.

Rimasauskas no ha sido acusado directamente de ser el responsable de convencer a estas empresas para que hicieran las transferencias. Sin embargo, los fiscales creen que el hombre tuvo un papel fundamental a la hora de crear la infraestructura que sirvió para el envío y la recepción del dinero.

google

Una estafa de phishing en toda regla

Las denuncias describen los siguientes hechos. Parece que Rimasauskas, el hombre de esta polémica, dio de alta y registró un empresa en Letonia llamada Quanta Computer. A partir de ahí, envió una serie de correos electrónicos fraudulentos a profesionales de Facebook y Google encargados de dirigir este tipo de negocios con la empresa real, llamada Quanta. Sería, en definitiva, una estafa de phishing en toda regla.

A través de estos correos, perfectamente diseñados para ser creíbles, el estafador solicitó que los servicios prestados por Quanta fueran abonados a una cuenta bancaria distinta a la real. Esa cuenta estaba en poder de Rimasauskas y estaba ubicada en Letonia y Chipre.

estafa

Se enfrenta a la prisión en Estados Unidos

Evaldas Rimasauskas no se irá de rositas. Todo el peso de la ley estadounidense caerá sobre sus espaldas. De hecho, el hombre ya fue extraditado a Estados Unidos en agosto de 2017.

Y es que él mismo lo admitió. Su plan era el de sonsacar nada más y nada menos que 100 millones de dólares a estas empresas y una vez obtenido el dinero, tenía previsto transferir esos fondos a cuentas bancarias de todo el mundo. Creía que de este modo y habiendo estafado a Google y a Facebook a través del ordenador, nadie podría descubrirlo.

Un portavoz de Google explicó a CNET que el fraude fue detectado rápidamente y alertaron a las autoridades. De hecho, la empresa recuperó también su dinero. Facebook no quiso hacer declaraciones, al menos de momento, de modo que no se sabe si también ha conseguido amasar de nuevo la fortuna que este hombre le estafó. No hay que perder de vista que Facebook es la compañía más afectada de las dos, puesto que el valor de la estafa asciende a 98 millones de dólares.

Para conocer la sentencia, Evaldas Rimasauskas tendrá que esperar hasta el próximo mes de julio, concretamente al día 24, cuando se dará a conocer la condena a la que deberá enfrentarse por haber estafado a dos de las más grandes organizaciones empresariales del mundo.

Otras noticias sobre... ,