Más de mil personas, víctimas de cámaras ocultas en hoteles

Más de 1600 personas han sido víctimas de cámaras ocultas instaladas en hoteles sin su consentimiento. Los responsables vendían las retransmisiones en directo a través de Internet.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Dos personas detenidas por instalar cámaras ocultas en hoteles

La Policía de Corea del Sur ha anunciado la detención de dos hombres por haber instalado cámaras ocultas en habitaciones de hoteles. Se calcula que más de 1600 personas fueron grabadas sin su consentimiento en hoteles de dicho país asiático.

Los delincuentes instalaron cámaras ocultas en más de 40 habitaciones de 30 hoteles diferentes, repartidos en 10 ciudades de Corea del Sur. Las cámaras captaban imágenes que se retransmitían en directo a través de Internet, y los usuarios pagaban por tener acceso a los contenidos.

La Policía está investigando ahora si estos hombres recibieron ayuda del personal de los hoteles o si hay más personas implicadas. Las cámaras se escondían en diferentes lugares de las habitaciones, como en soportes de secadores de pelo, bases de los televisores, etc.

cámaras ocultas hoteles escándalo corea del sur

Más de 4.000 personas pagaron por ver los contenidos en directo

Las imágenes se retransmitían en directo a través de Internet. Y la página donde se arrojaban esos contenidos llegó a contar con más de 4.000 miembros, que accedían a los contenidos pagando.

Dentro de los planes de pago había también opciones premium: casi 100 personas estaban pagando hasta 40 euros al mes por poder dar marcha atrás o parar y repetir fragmentos de vídeos.

El problema de las cámaras ocultas en Corea del Sur

Este no es el primer escándalo de cámaras ocultas detectado en Corea del Sur en los últimos años. Es un negocio que mueve grandes cantidades de dinero: los dos arrestados esta semana habían ganado más de 5.000 euros con la venta de los vídeos por Internet.

Solo en 2017 se registraron en el país 6.400 casos de grabaciones ilegales. En Seúl, por ejemplo, existe un cuerpo especial de mujeres inspectoras que se encargan de investigar en lugares como baños públicos en busca de cámaras ocultas.

Otras noticias sobre... ,