Samsung galaxy S10e

La familia crece. Samsung ha desvelado que ya no son solo dos modelos iniciales los que ocupan la familia Galaxy S este año, sino que hay un tercero. Una versión más económica y sencilla para quienes quieran algunas de las características punteras de la compañía, pero por un precio más sencillo. Es el Samsung Galaxy S10e, y ya lo hemos podido tocar, aunque solo por unos minutos.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Se trata de un móvil con las características clave de los Galaxy S10, pero que recorta en ciertos detalles. Así, hemos visto un móvil con Infinity-O Display que guarda un círculo en su panel para alojar la cámara para selfies. Pero con menos resolución, tamaño y curvas que sus hermanos más avanzados. También hay menos cámaras en este dispositivo, quedando en tres. Y también hay recortes en batería. Claro que todo esto puede pasar a segundo plano cuando sabes que ofrece un procesador Exynos 9820 y 6 u 8 GB de RAM. Y es que la esencia quiere ser la misma, pero recortar en algunas características y precio en medida de lo posible. Te comentamos en detalle qué nos ha parecido. Por cierto, llegará a las tiendas el próximo 8 de marzo por un precio bastante competitivo de 760 euros.

Especificaciones del Samsung Galaxy S10e

Pantalla5,8 pulgadas, FullHD+ Dynamic Amoled plana de 19:9
Cámara principal-Dual Pixel 12 MP OIS (Gran angular, f/1.5, f/2.4)

– 16 MP Objetivo ultra gran angular de f/2.2, FF

Cámara para selfiesDual Pixel 10 MP f/1.9
Memoria interna128 GB
AmpliaciónmicroSD de hasta 500GB
Procesador y memoria RAMProcesador Exynos de ocho núcleos, 6 o 8 GB de RAM
Baterí­a3.100 mAh con carga rápida 2.0 y carga inalámbrica para compartir
Sistema operativoAndroid 9/ Samsung ONE UI
ConexionesBT , GPS, LTE CAT.20, USB de tipo C, NFC
SIM2 x nanoSIM o 1 nanoSIM con microSD
DiseñoIP68, acabado en cristal Gorilla Glass 5
Dimensiones142,2 mm x 69,9 mm x 7,9 mm (150 gramos)
Funciones destacadasLector de huellas capacitivo en botón lateral, AR Emoji, chip de inteligencia artificial,
Fecha de lanzamiento8 de marzo
Precio760 euros

 

El diseño que llevamos años buscando

Nos ha gustado, y mucho, las sensaciones en la mano de este terminal. Lejos de ser la oveja negra de la familia Samsung Galaxy S10, parecen haber conseguido el equilibrio perfecto entre tamaño, pantalla y calidad de acabados. Lo hemos cogido en la mano y nos hemos dado cuenta de que era el tamaño perfecto que llevábamos esperando desde hace años. Su frontal es prácticamente todo pantalla gracias al panel Infinity-O Display, que cuenta con 5,8 pulgadas. Cómodo para manejar con una mano y suficientemente grande para disfrutar de películas y series en él.

el diseño que llevamos años buscando

Pero con unas dimensiones de cuerpo realmente reducidas y un peso muy comedido. Sí, ha perdido los edges o curvas laterales, lo que da la sensación de ser menos fino, pero se ajusta a la mano (al menos a la mía) a la perfección. Solo 7,9 milímetros de grosor y 150 gramos de peso, con contorno redondeado y ya ha conseguido las mejores sensaciones posibles. Es compacto pero eficaz. Realmente agradable.

Su diseño cuenta con certificación IP68, y los acabados son en cristal Corning Gorilla Glass 5, así que suponemos que es resistente a caídas. Eso sí, lo que no evita en ningún caso son las huellas allá donde plantemos el dedo. Y es una pena porque no podremos disfrutar de su color exclusivo Canary Yellow. Un amarillo muy vistoso que rompe con el azul pastel alternativo que ofrece Samsung para este modelo. Para nosotros, el modelo amarillo del Samsung Galaxy S10e es la opción más ergonómica y resultona. Pero no hay que olvidar los recortes de esta versión barata.

Menos no es necesariamente peor

Necesitamos probar de primera mano este modelo de Samsung Galaxy S10e en profundidad para hacer un juicio sobre su rendimiento, claro está. Pero su ficha técnica no es para hacerle de menos. Y es que no es donde Samsung ha metido la tijera. Cuenta con el mismo procesador Exynos 9820 que el resto de sus hermanos, y lo acompañan 6 GB de memoria RAM para su modelo de 120 GB de almacenamiento, o incluso 8 GB de RAM si optamos por el modelo de 256 GB de espacio. Vaya, que sigue siendo un gama alta lo mires por donde lo mires. Al menos para mover aplicaciones, servicios y funciones, por lo que no se debería echar en falta nada en comparación con el resto de terminales Galaxy S10.

menos no significa peor

Lo que sí se ha visto recortado es la resolución máxima de pantalla, que no pasa del FullHD+, aunque mantiene la proporción de 19:9 y las características visuales del panel Dynamic Display de Samsung (menos luz azul, más brillo y gran contraste).

se echa en falta el teleobjetivo presente en el resto de Galaxy S10 presentados, con el que conseguir detalles lejanos en fotografías. Pero mantiene el doble sensor gran angular y ultra gran angular con las mismas características de 12 y 16 megapíxeles. Es decir, que la calidad fotográfica es la misma, pero sin poder hacer fotos definidas con mucho zoom. Hemos podido comprobar que incluso la aplicación de cámara cuenta con las mismas funciones a la hora de jugar con el modo retrato (diferentes maneras de representarlo) o a la hora de aprovechar la inteligencia artificial incluida en esta familia.

pantalla

Y también se ha recortado en batería. Pero, de nuevo, sin perder posibilidades. Una pantalla menor necesita de una batería menor. Técnicamente son 3.100 mAh, aunque de momento desconocemos la autonomía real hasta que no lo probemos. Lo importante es que su tecnología de carga inalámbrica compartida sí está presente. Es decir, puedes usar el Samsung Galaxy S10e para recargar la batería de otros móviles o gadgets en caso de que sea necesario (y de que estos otros aparatos sean compatibles con la carga inalámbrica). Solo hay que ponerlos sobre la carcasa trasera.

Otro punto diferenciador clave es el de la seguridad. En este caso Samsung ha llevado el sensor de huellas de la pantalla al botón de encendido en el lateral derecho del terminal. Además, es un sensor capacitivo, por lo que no escanea con ultrasonidos, creando un mapa 2D y no 3D de nuestra huella. Es rápido y fiable, sí, pero pierde una de las características clave de la familia Galaxy S10 vista en sus hermanos mayores.

detalles samsung galaxy s10e

Ahora con Inteligencia Artificial

Por fuera el diseño cumple y nos gusta, y por dentro llega renovado. Aunque no es un caso exclusivo de este Galaxy S10e, ya que comparte características con sus hermanos. El terminal llega con Android 9 Pie y, sobre este sistema operativo, la renovada capa de personalización One UI.

En ella Samsung ha querido simplificar las cosas y hacer que los botones tengan una ubicación más lógica para que el móvil pueda ser usado con una sola mano. También hay retoques visuales en aspectos como la barra de notificaciones, que ahora es más sencilla, y un diseño visual actualizado. Sigue siendo Samsung, pero más minimalista. Al menos lo poco que hemos podido ver en estos primeros minutos de prueba.

S10e

Hablando de software también están presentes diferentes funciones del resto de la familia. Novedades que aparecen en el aspecto fotográfico, con una Inteligencia Artificial dispuesta a ayudar en cada fotografía al reconocer la escena. Ahora el móvil es capaz de detectar hasta 30 escenas en lugar de las 20 que conseguía el Note 9. Más escenas significan más situaciones donde, automáticamente, el móvil detecta lo que ve la cámara y aplica filtros especiales para conseguir resultados vistosos.

Esta Inteligencia Artificial también se debería notar en el uso de las propias aplicaciones. Según ha comentado Samsung, el terminal aprende de los hábitos del usuario para saber cuándo suele usar ciertas aplicaciones determinadas, lo que le permite cargarlas y tenerlas listas para no perder tiempo. Algo en lo que Bixby (al fin en castellano) también ayudará con sus rutinas, una función similar para que el usuario pueda programar acciones habituales y que el móvil le asista.

primeras conclusiones

Primeras conclusiones

Nos queda claro que Samsung busca tantear a aquellos que quieran lo último a un precio más asequible. Una versión algo descafeinada de su buque insignia en precio y características, pero que no se debería de notar en el rendimiento. O al menos eso es lo que se desprende de su ficha técnica.

conclusiones

Trae toda la potencia de los Galaxy S10, con sus muchas funciones y novedades, pero recortando todo aquello que no es esencial. Incluso la conectividad se mantiene para no perder posibilidades. Ahora solo hay que ver si no se repite el pequeño desastre que le ha ocurrido a Appel con su iPhone XR pero en el caso de Samsung con su Samsung Galaxy S10e. Desde luego tiene grandes puntos a favor que probaremos en detalle cuando tengamos acceso al terminal durante más tiempo.

Otras noticias sobre... , ,