Lenovo Legion T530, análisis de la torre gaming con doble refrigeración

Jugar, jugar y jugar. El Lenovo Legion T530 es una torre gaming para los usuarios que buscan un equipo con potencia de proceso y una gráfica de primer nivel. Una versión algo más humilde que la Legion T730 pero que mantiene un rendimiento alto gracias a sus procesadores Intel Core de octava generación y a la GPU NVIDIA GeForce GTX 1060 (disponible en la configuración más avanzada). En sus entrañas encontramos un canal de refrigeración separado para la CPU y la tarjeta gráfica. Gracias a ello, se disipa mejor el calor y el ventilador hace menos ruido durante nuestras partidas de juego.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Todo ello con un diseño atractivo con una rejilla de luces LED rojas y la opción de acceder a todos los componentes sin necesidad de usar un destornillador. Además, en la parte superior incorpora un asa para poder transportar sin dificultad el PC a cualquier rincón de la casa. El Lenovo Legion T530 tiene un precio de 1.400 euros para la configuración con GTX 1060. Te contamos nuestras impresiones sobre esta torre para jugones.

Ficha del Lenovo Legion T530

Procesador Intel Core i7-8700 de seis núcleos a 3,2 GHz (hasta 4,6 GHz)

Intel Core i5-8400 de seis núcleos a 2,8 GHz (hasta 4 GHz)

Intel Core i3-8100 de cuatro núcleos a 3,6 GHz

RAM Hasta 32 GB DDR4
Almacenamiento 256 GB PCIe SSD + 2 TB SATA HDD
Gráficos NVIDIA GeForce GTX 1060 con 6 GB de memoria

NVIDIA GeForce GTX 1050 Ti con 4 GB de memoria

NVIDIA GeForce GTX 1050 con 2 GB de memoria

AMD Radeon RX 570 con 4 GB de memoria

Almacenamiento SSD con PCIe de hasta 256 GB y disco duro de 2 TB

Tecnología Intel Optane opcional de 16 GB

Conectividad 2 x USB 3.0 (parte delantera)

Salida auriculares (parte delantera)

Entrada de micrófono (parte delantera)

2 x USB 3.1 de 2ª generación

2 x USB 3.0

2 x USB 2.0

1 x HDMI

1 x Ethernet

Salida de audio

1 x HDMI

1 x HDMI (tarjeta gráfica)

3 x DisplayPort (tarjeta gráfica)

Sonido Dolby Atmos
Sistema operativo Windows 10 Home
Dimensiones 18,4 x 40,8 x 36,3 cm, desde 11 kilos
Disponibilidad
Actualmente en Media Markt
Precio 1.400 euros (la configuración más potente)

 

Procesadores de Intel de octava generación

En las entrañas de este PC gaming encontramos chips de la octava generación de Intel. Según la configuración elegida, podemos variar entre un rendimiento más limitado o contar con un pepino para nuestras partidas de Fortnite, Overwatch o PUBG. En la configuración básica tenemos un procesador Intel Core i3-8100, de cuatro núcleos y una velocidad de reloj de 3,6 GHz. El paso intermedio es el Intel Core i5-8400. En este caso ya damos el salto a los seis núcleos con velocidad de 2,8 GHz. Gracias a la función de overclocking, podemos llevar esta velocidad hasta los 4 GHz en los momentos que necesitamos un “push”.

Finalmente, la configuración más potente llega con un procesador Intel Core i7-8700, de seis núcleos a 3,2 GHz. En este caso, la velocidad máxima se sitúa en los 4,6 GHz. En todos los casos podemos combinar el chip con una memoria RAM de hasta 64 GB de tipo DDR4.

Lenovo Legion T530 tarjeta gráfica

Varias opciones gráficas y buen sonido

Al igual que en el apartado de procesador, el Lenovo Legion T530 también ofrece un buen abanico de opciones a la hora de integrar una gráfica. En el caso de que quieras el máximo rendimiento, tendrás que ir a por la configuración con la tarjeta NVIDIA GeForce GTX 1060, con 6 GB de memoria dedicada y arquitectura de Pascal. Esta tecnología de NVIDIA está pensada sobre todo para potenciar el rendimiento en juegos basados en realidad virtual, uno de los campos que mayor recorrido tienen de aquí a unos años.

Con esta tarjeta se consigue un salto muy importante respecto a la familia GTX 960 (cerca del doble de rendimiento en muchos títulos). Además, cuenta con 1280 núcleos CUDA, una tecnología que divide los procesos complejos en subprocesos muy pequeños que se llevan a cabo al mismo tiempo y que tienen como consecuencia una mayor fluidez y rapidez.

Lenovo-Legion-T530 parte inferior

En caso de que no optes por la configuración más potente, también cuentas con otras gráficas más asequibles como la NVIDIA GeForce GTX 1050 Ti con 4 GB de memoria, la NVIDIA GeForce GTX 1050 con 2 GB de memoria o una tarjeta AMD Radeon RX 570 con 4 GB.

En el apartado de sonido lo más interesante es su compatibilidad con el sistema Dolby Atmos de sonido envolvente que asegura una experiencia de juego mucho más envolvente. Eso sí, tendrás que hacerte con unos altavoces o unos auriculares a la altura para disfrutar de esta capacidad.

Lenovo-Legion-T530 parte frontal superior

Diseño atractivo con asa

El Lenovo Legion T530 puede confundir en un primer vistazo. Si lo ves apagado, puede pasar perfectamente por un ordenador de sobremesa de oficina. Sus líneas son bastante rectangulares y el asa superior, que es una de sus peculiaridades, basa bastante desapercibida. Pero esa sensación cambia en cuanto lo enchufas y empieza a brillar su rejilla con luces LED rojas. En este momento ves con mayor nitidez su logo en la parte derecha (se puede ver en la foto superior).

Lenovo-Legion-T530 goma para los cables

El efecto es realmente atractivo, aunque hay que decir que no llega al nivel de su hermano mayor Legion T730, que tiene luces LED RGB. No es un punto decisivo en el diseño, pero probablemente sí echemos más en falta la inclusión de la cubierta transparente de la T730 para poder ver las tripas del equipo. Lo que sí tenemos es una cubierta mate pero que se puede quitar en cualquier momento sin necesidad de contar con un destornillador. En su lugar, basta con girar los ruecas que sirven como tornillos y después deslizar la tapa de forma lateral. Ese deslizamiento lateral es la clave, ya que queda muy bien fijada la tapa e incluso sin los tornillos se mantiene firme en su sitio. Lenovo ha pensado muy bien este diseño.

Lenovo-Legion-T530 vista general desde un lateral

Por cierto, me ha gustado de forma especial el invento del asa en la parte superior del ordenador. No resulta muy invasivo a nivel visual, pero es realmente cómodo si tienes que mover este ordenador de un sitio a otro. Además, hay que tener en cuenta que es un PC que parte de los 12 kilos de peso, una cantidad que varía según la configuración elegida y la cantidad de ampliaciones que le pongas.

Lenovo-Legion-T530-7

Las dimensiones completas del Lenovo Legion T530 son de 18,4 x 40,8 x 36,3 centímetros. En la parte superior de la torre encontramos el botón de encendido y apagado en forma circular, oculto cuando miramos de frente el equipo (además de una serie de puertos fáciles de acceder de los que hablo más adelante). Por cierto, también contamos con una goma en la parte trasera que está pensada para que podamos pasar todos los cables por debajo y no molesten tanto. Es una idea interesante aunque no es una solución definitiva para los molestos líos de cable.

Lenovo-Legion-T530 refrigeracion

Sistema de refrigeración de dos canales y opciones de almacenamiento

Otra de las características que ha querido destacar Lenovo sobre este PC es su sistema de refrigeración. La compañía ha introducido un sistema de dos canales para enfriar de forma separada el procesador y la GPU. De este modo, no se suma el calor de los dos y resulta más sencillo mantener a una temperatura operativa el PC. También es un modo de que el ventilador sea más silencioso, incluso en los momentos de mayor exigencia gráfica.

Dentro de las opciones de almacenamiento del Lenovo Legion T530 contamos con varias opciones. La base parte de una memoria SSD de tipo PCIe junto a un disco duro. La memoria de tipo SSD puede llegar hasta los 512 GB junto a un disco duro de dos teras. La compañía asiática también ofrece otra opción a través de la tecnología de almacenamiento de Intel Optane (con 16 GB). Se trata de módulos de memoria que aceleran los datos almacenados en las memorias SSD y HDD. Además, los programas y datos más consultados se almacenan en este módulo para que su carga sea más rápida.

Lenovo-Legion-T530 frontal completo

Conectores

Como era de esperar, contamos con un buen número de conectores en el Lenovo Legion T530. Empezando por la parte superior del PC, que sirve para alojar el botón de encendido y apagado y también varios puertos. Estos son dos puertos USB 3.0, una entrada para auriculares y otra para el micrófono. Una zona con un acceso fácil para no tener que estar buscando los conectores en la parte trasera y muy interesante si tienes unos auriculares o un micrófono con poco cable.

Eso sí, el grueso de puertos se encuentran en la parte trasera. Así, contamos con dos puertos USB 3.1 de segunda generación. Estos puertos nos dan el doble de velocidad (hasta 10 GB/s de transferencia) que un puerto USB 3.0 y soportan mayor amperaje de los dispositivos conectados. También contamos con dos puertos USB 3.0, un puerto Ethernet para conectarse a la red por cable y un puerto HDMI.

El resto de puertos corre a cargo de la propia tarjeta gráfica. En nuestro caso probamos con la NVIDIA GeForce GTX 1060, que ofrece tres puertos de tipo DisplayPort y otro HDMI.

Lenovo-Legion-T530 conectores parte trasera

Precio y opiniones

El ordenador gaming Lenovo Legion T30 tiene un precio de 1.400 euros para su configuración más potente. De momento, está disponible en Media Markt.

En definitiva, estamos ante un equipo gamer muy interesante que sabe bien a lo que juega. Partiendo de su propio diseño, que busca un equilibrio entre atractivo y funcionalidad. Además de su rejilla de luces LED rojas, también destaca por el asa de la parte superior para llevarlo a cualquier parte sin dificultad. Y por la goma de la parte inferior de la trasera, pensada para que podamos recoger los cables por debajo y no estén colgando sin orden.

Dentro de su rendimiento, la potencia que te dé este equipo depende mucho de la configuración que escojas. Puedes optar por una potencia media para correr sin problemas la mayoría de juegos u optar por la configuración avanzada que supone un importante salto en el rendimiento, gracias a su procesador Intel Core i7 y sobre todo a la tarjeta gráfica NVIDIA GeForce GTX 1060.

Noticias relacionadas

Otras noticias sobre... , ,