Cómo identificar y denunciar un delito de odio en las redes sociales

Las redes sociales no dejan de ser un instrumento más que tenemos las personas para relacionarnos entre ellas. Hay quien aprovecha cualquier momento para demonizarlas, aludiendo que solo sirven para molestar, humillar y practicar acoso a los demás. Nada más lejos de la realidad, las redes sociales pueden ser un maravilloso  instrumento para acercar a personas alejadas físicamente entre sí, aprender de otros puntos de vista y hacer que crezcamos como personas. Pero, para ello, debemos ser responsables en su uso y aquí es donde fallamos. ¿Quién nos educa en el buen uso de las redes?

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Si la educación no aparece la ley tiene que poner las cartas sobre la mesa e identificar un delito de odio en las redes sociales pasa por ser una asignatura pendiente para todos. Los delitos de odio han de ser atajados convenientemente en cuanto son vistos e identificados, poniéndolos en manos de la justicia para que no vuelvan a cometerse. Las consecuencias de un delito de odio pueden ser fatales y es muy importante que los identifiquemos para denunciarlos.

delitos de odio

Qué es un delito de odio según la legislación actual española

Según el Ministerio del Interior podemos definir como delito de odio “Cualquier infracción penal, incluyendo infracciones contra las personas o las propiedades, donde la víctima, el local o el objetivo de la infracción se elija por su, real o percibida, conexión, simpatía, filiación, apoyo o pertenencia a un grupo (…) Un grupo debe estar basado en una característica común de sus miembros,  como su raza real o perceptiva, el origen nacional o étnico, el lenguaje, el color, la religión, el sexo, la  edad, la discapacidad intelectual o física, la orientación sexual u otro factor similar.”

El delito de odio está castigado, según el artículo 510 del Código Penal, con pena de cárcel de uno a cuatro años además de pena de multa de seis a doce meses. Las penas serán mayores si los hechos ocurridos hubiesen sido llevados a cabo a través de un medio de comunicación, Internet o el uso de tecnologías. Y esto es así porque el delito podría haber llegado a muchas personas a la vez en poco tiempo.

acoso

Cómo puedes identificar correctamente qué es un delito de odio

Si una persona, a través de cualquier medio oral o escrito, ha mostrado hostilidad hacia tu persona debido a tu raza, a tu orientación sexual, creencias o dogma religioso o debido a que padezcas alguna discapacidad, estaría cometiendo un delito de odio. La persona que comete el delito de odio elige a su víctima “por el hecho de asociarlo con un grupo que comparte una determinada característica –los rasgos físicos, la lengua, la religión, la etnia, la nacionalidad, el género, la orientación sexual o cualquier otro factor similar– que es fundamental para su identidad” según leemos en el ‘Manual práctico para reconocer y actuar frente a discursos y delitos de odio” editado por el Institut de Drets Humans de Catalunya y la asociación S.O.S. Racisme.

Algunas de las características que usan los perpetradores del delito para atacar a sus víctimas son inherentes a su persona, como el color de la piel o su tendencia sexual. Otras que sí podrían cambiar, como las creencias religiosas, también deben protegerse, según la ley, ya que representan, en sí mismas, un elemento fundamental para su identidad como persona, por lo que un ataque también se consideraría un delito de odio. Un delito de odio puede convertirse en un ‘discurso de odio’ cuando las expresiones pudieran generar extensos debates. Esto último, sin duda, genera un dilema automático con respecto a la libertad de expresión inapelable a la que todo ser humano debe poder tener acceso. No obstante, según el Convenio Europeo de Derechos Humanos recoge en su artículo 10 que la libertad de expresión de un individuo “puede ser restringida para prevenir comportamientos delictivos y proteger la reputación y el derecho de las personas, siempre y cuando la ley lo prevea y la limitación a esa libertad de expresión sea necesaria y proporcional“.

acoso 03

¿Se busca criminalizar el sentimiento de odio?

El odio es intrínseco al ser humano y el delito de odio no busca criminalizarlo sino proteger a colectivos o minorías determinadas. Uno puede odiar a quien le de la gana y no son constitutivos de delito las expresiones que se hagan en un ámbito privado o entre miembros con confianza. No es lo mismo, además, decir ‘odio a tal persona’ que decir ‘odio a tal persona porque es negra’. Cualquier expresión de odio hacia un colectivo no minoritario no puede ni debe considerarse un delito de odio.

¿Cómo debemos actuar según la Policia ante un posible delito de odio?

La Policía Nacional, a través de su cuenta de Twitter, publicó un tríptico en el que daban consejos acerca de cómo identificar y denunciar un delito de odio. Si eres víctima de un delito de odio, llama inmediatamente al 091 de la Policía Nacional o al 062 de la Guardia Civil.

Lo primero que destacan es que la víctima no debe quedar indiferente ante un delito de tales características y debe denunciarlo inmediatamente en comisaría, aportando las pruebas pertinentes. Haz captura de todos los comentarios vertidos pues pueden ser borrados por el autor de los mismos a posteriori.

Los mensajes de odio te pueden llegar por diferentes medios y cualquiera de ellos es denunciable. Guarda mensajes de texto en tu teléfono a través de WhatsApp o SMS, correos electrónicos o perfiles de redes sociales.

acoso 04

No omitas ninguna de las palabras concretas que se han vertido para ofenderte y sé lo más veraz y claro posible. Lo mejor es que adjuntes pruebas gráficas de los insultos proferidos.

No te limites a contar lo que te han dicho y aporta cualquier prueba que pueda ser concluyente para verificar que nos encontramos ante un delito de odio, como puede ser la vestimenta del delincuente, símbolos, tatuajes de ideología extremista, testigos de los hechos, etc.

 

Noticias relacionadas

Otras noticias sobre...