Loewe Klang M1, probamos un altavoz portátil sorprendente

El Loewe Klang M1 es un altavoz portátil compacto y ligero (325 gramos) con hasta 12 horas de batería. Llevamos probados bastantes altavoces portátiles, pero ninguno nos ha gustado como éste. No es una cuestión solo estética, que también, sino que el sonido del Loewe nos ha convencido totalmente. Nos ha seducido sobre todo cómo reproduce las voces, aunque la música en general se puede disfrutar de verdad. Además su precio que ya es atractivo (150 euros) tiene un buen descuento desde el pasado diciembre (a unos 130 euros). En el exclusivo acabado de oro rosado sube un poco más (pvp 200 euros en oferta por 170).

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp
Colores del Loewe Klang M1

Colores del Loewe Klang M1

Deslumbrante

Loewe es posiblemente más conocida por sus televisores, que últimamente combinan las pantallas OLED con su propia electrónica y sonido. Son líderes en ese mercado, pero hace mucho que también trabajan en la parte “audio” del audio-vídeo. Y también, por qué negarlo, en el aspecto, diseño y acabado de sus productos. Los Loewe, ya sean televisores o altavoces, seducen ya desde antes de enchufarlos o conectarlos. En nuestro caso ya la caja que lo protege es de un acabado poco común, y la presentación impecable. El cable de carga tiene también su toque elegante Loewe y además de ser de calidad (no anoréxico) está enfundado en tela.

Esa elegancia brilla en el caso de este Klang M1, que para empezar está acabado en acero inoxidable por fuera, con una terminación impecable. Entre otros tiene un premio iF Gold Award y el jurado de estos premios, reconocidos a nivel internacional, lo define como “una fantástica experiencia de sonido, pero la verdadera belleza del altavoz Bluetooth Loewe klang m1 ya se nota a simple vista. Los materiales de alta calidad y los detalles como botones empotrados y una correa de cuero expresan el carácter de alta calidad del producto”. Estamos de acuerdo.

Botones y entradas

La parte superior del Loewe Klang M1 dispone de cuatro botones enrasados y de perfecto tacto (aprecias el clic al accionarlos). Nos servirán para encenderlo, pausar canciones y controlar el volumen. Y para más funciones prácticas: un toque rápido del botón de encendido activará el indicador de carga de batería, por ejemplo.
Cinco pequeños orificios ocultan otros tanto LED con varias funciones: en verde, nos dicen cómo andamos de batería. Si subimos o bajamos el volumen con los botones dedicados, en blanco los LED nos indican si estamos muy arriba o no. El acabado y vista de esta parte superior, también todo metálico, sus botones y esos LED ya hipnotizan.

En un lateral tenemos una elegante correa de cuero (Loewe) para facilitar su ubicación. Lo podemos llevar colgado de la mano, colgarlo de un manillar de bici, de la mochila… es práctico (y muy elegante). En el lateral opuesto, perfectamente liso y cepillado metálico, tenemos la entrada micro USB (carga) y una entrada auxiliar (jack estéreo 3’5 milímetros). Muy útil y siempre es bueno recordar que por ahí no solo gastaremos menos batería de móvil y altavoz (el Bluetooth consume lo suyo) sino que tendremos más calidad de sonido (el Bluetooth lo comprime).

Portátil y Bluetooth

Estamos ante un altavoz portátil bastante compacto: mide 133 milímetros de largo, 63 mm de alto y 23 mm de espesor. Pesa 325 gramos, que es bastante para tan compacto tamaño, de forma que al cogerlo lo notas “denso”. Otro factor más que se suma a la sensación de calidad y de haber hecho una buena compra. Incluye una batería de litio que se carga en 2 horas y da para unas 12 de música, en función del volumen y si usamos o no Bluetooth.
Respecto a su conectividad, el Loewe Klang M1 es compatible con Bluetooth V4.2, A2DP, HFP y AVRCP, es decir casi de todo. Le falta precisamente aptX, el protocolo de Qualcomm que casi elimina las pérdidas de calidad del sonido por compresión. Sí tiene otra posibilidad interesante: enlazar dos unidades para que suenen como pareja estéreo. Basta pulsar más de un segundo el botón “play” de ambos para activarlo. Tiene un micrófono para poderlo usar como manos libres.

Loewe Klang M1
La parte activa del Klang M1 son dos altavoces de todo rango, que están reforzados en graves con dos drivers pasivos. Así consigue una respuesta en frecuencia desde 96 Hz (notable para su tamaño) hasta 20 kHz (también notable para altavoces de todo rango). Los altavoces de estantería tradicionales suelen llegar a 80 Hz en graves, y por debajo de eso (más graves) sólo con cajas medianas o grandes. Todos los altavoces grandes llegan a 20 kHz en agudos, pero usan un altavoz dedicado (tweeter), tiene mérito lograrlo con el mismo altavoz que reproduce otras frecuencias.

Metal puro

El cuerpo del Loewe Klang M1 está completamente realizado en acero inoxidable. Es un diseño “unibody” sin uniones ni tornillos visibles, con las partes metálicas perfectamente acabadas y pulidas. Para conseguir el mejor nivel de acabado la superficie del Klang M1 está decorada con la técnica de chorro de arena. El color se aplica mediante un proceso de alta tecnología, el PVD (Physical Vapor Deposition). Con esta técnica se ‘vaporizan’ lo elementos que dan color en una cámara de vacío sellada sobre la carcasa de acero inoxidable. Esto le confiere un acabado homogéneo y muy resistente. El especial color oro rosado consiste en una aleación de oro (83%) con cobre (17%), 10 veces más grueso que los dorados habituales. Duradero y resistente, además de bonito (aunque más caro).

Loewe Klang M1 (12)

Entrada micro USB (carga) y jack estéreo 3’5 mm (Aux). Notar el acabado de las uniones metálicas.

Música maestro…

Ya anticipamos al principio cuánto nos había gustado el sonido de este altavoz Loewe. No tardamos en descubrirlo: fue nada más desembalarlo, hacerle las fotos de rigor y enlazarlo con el móvil. No llegamos ni a lanzar una lista favorita, bastó la radio que enviamos desde el móvil para ir calentando. La familiar voz del locutor tenía una claridad, una corrección de timbre, sorprendente: nunca un altavoz portátil había sido tan fiel. La fortuna hizo que a continuación sonara una voz femenina, no una cualquiera: Natalie Cole. Le estaban dedicando un tiempo en la programación y pudimos disfrutar de varios temas, sin dejar de sorprendernos por la calidad de su voz. Hay sistemas de alta fidelidad que multiplican el precio de este altavoz Loewe que no son capaces de reproducirla tan fielmente.

Loewe Klang M1 (14)

Estas sensaciones se repitieron ya reproduciendo algunas de nuestras listas favoritas. Desde luego el Loewe tiene predilección por música con voces: desde tríos de jazz hasta Rosalía, de Pedro Guerra vuelta atrás hacia arias barrocas. Muy bueno también con rock, pero ahí encontramos su único punto flaco: el Klang M1 tiene un sonido limpio, unos graves ágiles y libres de pesadez. Pero al no estar hinchados puede parecer menos contundente. Realmente nos recuerda a algunos auriculares de sonido limpio frente a modelos de grave claramente exagerado y poco natural.

Con el Loewe podemos apreciar cada nota de un solo de contrabajo sin que se superpongan y confundan. Más allá de la música, usamos el Loewe como altavoz para conversar y como esperábamos también brilló alto gracias a lo bien que articula las palabras. Las 12 horas anunciadas deben ser muy reales porque nunca nos quedamos sin batería usándolo largas jornadas para música de fondo.

Conclusiones

Lo comentamos a principio y lo repetimos: cuánto nos ha gustado el Loewe Klang M1. Un altavoz portátil muy bien acabado, cuyo peso deja clara su calidad, a un precio muy razonable sobre todo en oferta. Que es un placer manejar y sobre todo que suena realmente muy bien. Es particularmente mágico con las voces, lo que es útil usándolo como manos libres, pero sobre todo se disfruta con música. Para montar una fiesta puede valer aunque no es su fuerte, pero como instrumento musical creemos que no tiene rival en esta gama. Totalmente recomendable.

Loewe Klang M1 (1)

Loewe Klang M1

TipoAltavoz portátil con Bluetooth
Entradas de sonidoBluetooth y entrada auxiliar jack estéreo 3’5 mm
BateríaLitio, carga en 2 horas (micro USB), duración media 12 horas
Altavoces2 todo banda más 2 radiadores pasivos
Respuesta en frecuencia95 Hz hasta 20 kHz
Protocolos BluetoothBluetooth V4.2, A2DP, HFP, AVRCP
Material externoAcero inoxidable (correa en cuero)
Modo estéreoPosible con dos Klang M1 (sincronización Bluetooth)
Modo manos libresCompatible (Bluetooth) con micrófono incorporado
Dimensiones 133 mm x 63 mm x 23 mm (325 gramos)
Fecha de lanzamientoDisponible
Precio150 euros (en oferta 130). Color Oro/Cobre 200 euros (en oferta 170).

 

Otras noticias sobre... , ,