El youtuber Dalas Review a juicio por supuesto abuso sexual a una menor

Saltó a la fama hace algunos años grabándose mientras jugaba a videojuegos y comentaba ocurrencias. Con el tiempo, y un buen puñado de seguidores (actualmente cuenta con más de ocho millones), Dalas Review se fue convirtiendo en uno de los youtubers más populares. No precisamente por sus vídeos de videojuegos, sino por otros mucho más polémicos y por su controvertida vida privada fuera de las cámaras. Ahora, este joven de origen canario residente en Irlanda vuelve a ser protagonista por un tema algo más serio de los que nos tiene acostumbrados.

Según informa El Confidencial, la Fiscalía Provincial de Madrid ha acusado al youtuber de dos delitos: ciberacoso sexual infantil y abuso sexual de menores de 16 años. El juicio se llevará a cabo mañana 30 de noviembre y si la defensa no le es favorable, Dalas podría enfrentarse a una pena de cárcel de cinco años, a nueve años de orden de alejamiento de su presunta víctima, así como a 11 años de inhabilitación especial para trabajos relacionados con menores de edad.

Pero, ¿cuál es el origen de esta acusación? La Fiscalía ha explicado que Dalas Review y la presunta víctima que alega abuso sexual se conocieron por Internet a través de Twitter entre julio y agosto de 2015. Por aquel entonces ella tenía 13 años y el youtuber 22 (en estos momentos tiene 25). Tras el verano, pasaron de Twitter a Skype, donde Dalas le declaró a la chica que le gustaba, argumentándole tensión sexual entre ambos. Al parecer, ella le recordaba que era menor de edad, algo a lo que Dalas restaba importancia. Según la Fiscalía, el youtuber le pidió intercambiar fotos sin ropa e, incluso, que borrara las conversaciones para que los padres de ella no pudieran enterarse de nada.

Dalas y la menor de edad se conocieron en persona pocos meses después, en enero de 2016, cuando el youtuber estuvo en Madrid firmando su primer libro “Fugitivos en el tiempo”. Allí le pidió que se citaran en un hotel, algo a lo que la chica se negó. Ya en la distancia de nuevo, algunos WhatsApp y mensajes después, se volvieron a encontrar en Madrid en febrero de ese mismo año. Ya en esta cita, la Fiscalía expone que las palabras fueron más allá, con tocamientos por parte de Dalas y frases sexuales del tipo: “Me gustaría que la primera vez que lo hicieras fuera conmigo”.

No es la primera acusación a la que se enfrenta Dalas Review. Dos de sus exparejas le denunciaron en 2016 por un presunto delito de violencia de género. La primera de las denuncias se archivó por falta de pruebas. La segunda sigue en proceso de instrucción. Además, el canario cuenta con un amplio historial de acusaciones por parte de otras youtubers. Una, de hecho, afirma que no solo fue acosada por Dalas, también sufrió desprecios por parte del youtuber y manipulación psicológica. Por si esto fuera poco, algunas de sus fans sostienen (varias de ellas con pruebas) que Dalas les pedía fotos desnudas.

En su propia defensa, Dalas sostiene que todas estas mujeres buscan perjudicar su imagen y que todo forma parte de una conspiración. Sea como sea, mañana 30 de noviembre Dalas tendrá que dejar su actual residencia en Irlanda, donde vive con su pareja, la también youtuber Lizy P, para volar hasta Madrid y empezar el juicio. Si el proceso avanza, Dalas podría enfrentarse a 5 años de prisión y 9 años alejado de la presunta víctima.

Otras noticias sobre...