Cabify y Mobo estrenan un servicio de patinetes compartidos en Madrid

Compartimos coche. Compartimos moto. Y ahora compartiremos patinete. Aunque esto no es nuevo, parece que no contenta con el negocio del taxi – que sigue en la cuerda floja – Cabify quiere estrenarse en esto de los patinetes. Si bien no será el único actor que proporcione este servicio, Cabify puede convertirse en uno de los más importantes.

La compañía de vehículos de alquiler con conductor acaba de anunciar su aterrizaje en el negocio de la mano de Movo, una startup de motosharing, que hoy ofrece motos eléctricas compartidas en la ciudad de Madrid. El objetivo de Caibfy es el de poner a disposición de sus clientes nada más y nada menos que 20.000 patinetes, entre España y Latinoamérica durante todo este 2019.

cabify

Alternativa a la micromovilidad: el patinete

De momento no se han dado a conocer plazos. Lo que sabemos, porque así lo ha anunciado Cabify, es que el despliegue se iniciará en los próximos meses. De hecho, España será uno de los primeros países en los que se implantará este sistema de transporte compartido. Luego vendrán otros países, como México, Colombia, Perú y Chile.

Los patinetes que ofrecerá Cabify a los ciudadanos de Madrid tienen una autonomía de 35 kilómetros, suficiente para moverse por una ciudad durante toda una jornada. La gestión se llevará a cabo a través de la aplicación de Move. De hecho, esta servirá para localizar patinetes libres en cualquier punto de la ciudad y, una vez encontrado, desbloquearlo escaneando el código QR que estará ubicado en el manillar.

movo

Cómo funcionará el servicio

Hay que tener en cuenta que la alta al servicio será completamente gratuita. Y todavía no se han dado precios. De hecho, los conoceremos más adelante, cuando se anuncie de manera definitiva la puesta en marcha del servicio. Probablemente se ofrezca algún tipo de cuota que resulte rentable para aquellos que hacen un uso más intensivo del patinete como medio de transporte. Así que todavía es muy pronto para especular.

En cualquier caso, el precio estará adaptado a las características y circunstancias que se den en cada país o ciudad. Los patinetes, además, estarán conectados a una plataforma única, de modo que podrán ser monitorizados y localizados en todo momento y en tiempo real.

No serán los únicos

Pero Cabify y Movo no tendrán la exclusiva de los patinetes eléctricos en Madrid. Actualmente ya hay otros servicios como Lime o Bird, un sistema que acaba de desembarcar en la ciudad. Esta segunda está llevando a cabo una prueba piloto para determinar en qué medida puede tener éxito el servicio entre los urbanitas madrileños.

El precio de desbloquear uno de estos patinetes es de 1 euro cada vez, a los que hay que añadir 15 céntimos por minuto. El servicio también se combina con una aplicación, que permite a los usuarios localizar un patinete cerca, de momento en los barrios de Argüelles y Ciudad Universitaria, entre las 7 de la mañana y las 21 horas. Por la noche se recogen todos los patinetes para cargarlos, que tendrán que haber sido aparcados en un lugar seguro, que no obstaculice el tráfico rodado o peatonal.

He aquí uno de los principales problemas que presenta este servicio, por no hablar de la movilidad. El Ayuntamiento de Madrid acaba de aprobar una nueva ordenanza municipal que aborda el problema de la circulación de estos vehículos de movilidad personal y que los obliga a desaparecer de las aceras y algunas calzadas.

De hecho, ante la proliferación de este tipo de vehículos, tanto el Ayuntamiento de Madrid como el de Barcelona han tenido que ampliar sus normativas para hacer la convivencia urbana un poco más llevadera. 

Otras noticias sobre...