hemos probado iPhone Xs Max precio

Según acaba de revelar el periódico El Mundo, la autoridad italiana AGCM (Autoridad de Defensa de la Competencia) acaba de multar a Apple y Samsung con 10 y 5 millones de euros por prácticas comerciales injustas y relacionadas con la obsolescencia programada, cuestión que la UE se viene tomando muy en serio de un tiempo a esta parte. Recordemos que la obsolescencia programada se puede definir como la ‘vida útil que tienen los productos tecnológicos y que viene prefijada de serie, sea cual fuere la vida real de sus componentes’. Es decir, que ni tu televisor ni tu teléfono móvil morirán de viejos, sino cuando las marcas así lo decidan, obligándote a volver a invertir dinero en ellas.

Italia contra la obsolescencia programada

¿Y cuáles eran, exactamente, las artimañas de Samsung y Apple para que los teléfonos de sus usuarios se ‘estropearan’ antes de tiempo o duraran menos de lo previsto? Pues lanzando supuestas actualizaciones de mejora que no eran tales, sino todo lo contrario, es decir, archivos maliciosos que mermaban la vida de los terminales, obligando a que los usuarios tuviesen que renovar su terminal. Un caso que tenemos cerca en el tiempo fue el de iPhone y la reducción del rendimiento en teléfonos para, según la propia marca, optimizar la duración de sus baterías.

Samsung Galaxy A9

Las dos marcas de telefonía violaron, de este modo, los artículos 20, 21, 22 y 24 del Código de los Consumidores ‘al insistir en la instalación de estos archivos de actualización sin informar adecuadamente de las consecuencias a los consumidores ni de cómo volver a recuperar la funcionalidad que éstos tenían antes de ‘actualizar’. Apple se lleva la peor parte de la multa porque, a los hechos ya comentados, se le suma la no información de la vida útil de sus baterías de litio y los factores que pueden llevar a su deterioro. Apple, según los datos vertidos por la AGCM, insistía en que los usuarios del iPhone 6 instalaran la versión iOS 10, optimizada para el iPhone 7 y que en el anterior terminal suponía una excesiva demanda de energía y potencia.

Con respecto a Samsung, el organismo data sus maniobras en el año 2016, cuando pedía a los propietarios del Samsung Galaxy Note 4 a que instalaran el firmware correspondiente al modelo Samsung Galaxy Note 7 sin, en ningún momento, informar de las consecuencias de sus actos.

Este movimiento de la AGCM supone el primer movimiento en el mundo en contra de la obsolescencia programada. Y Francia no pierde de vista a Apple por estos mismos motivos. Seguiremos informando al respecto.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.