BQ Aquaris C, lo hemos probado

tuexperto Recomenadado¿Buscas un móvil para el día a día? La gama de entrada cada vez está más presente en los fabricantes. En parte, gracias a la ayuda de Android y sus versiones, como Android One o Android Go. Pero no hace falta tener una de estas dos ediciones del SO para destacar. El BQ Aquaris C tiene Android 8.1 Oreo, una pantalla de 5.45 pulgadas HD, procesador de cuatro núcleos y un diseño compacto por 150 euros. ¿Quieres conocerlo? Este es nuestro análisis.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Diseño: básico, pero cómodo

El BQ Aquaris C no destaca principalmente por su diseño, aunque tiene muchas bondades. Se trata de un terminal construido en policarbonato. Este material está presente tanto en la trasera como en los marcos, que tienen un acabado brillante. La trasera tiene una ligera curvatura en los cantos. Vemos su cámara principal en la zona superior, acompañada por un flash LED de doble tonalidad. En el centro, un lector de huellas dactilares con forma redondeada que funciona muy bien. No nos olvidamos del logotipo de BQ. El acabado negro mate de la parte trasera hace que se vean las huellas, por supuesto, hay mucha menos diferencia que con un terminal de cristal, pero si tienes dedos grasos es más recomendable que vayas hacia el color blanco. Además, personalmente me parece más llamativo.

bq_aquaris_c_02

Como comentaba, los marcos también son de plástico, pero con un acabado brillante, simulando al aluminio. Hace al terminal mucho más llamativo. Además, son bastante delgados. Lo malo es que también lo hace más resbaladizo. La botonera está en la zona derecha. De nuevo mismo material y acabado. En la zona derecha la bandeja para la tarjeta SIM. El Aquaris C cuenta con conector de auriculares, USB C y un altavoz inferior.

Bq ha querido añadir un frontal panorámico a su terminal de gama de entrada. La zona frontal del Aquaris C es de cristal, cuenta con marcos mínimos tanto en la zona superior e inferior. En la parte de abajo solo vemos el logotipo, nada de botones de navegación, ya que se encuentran en la pantalla. Por otra parte, en la zona superior sensores, un altavoz para las llamadas, cámara para selfies y un flash LED.

BQ Aquaris C

Pantalla5,45’’ HD+ con cristal 2,5D, ratio 18:9
Cámara principalSensor Samsung S5K3L6 13 megapíxeles, apertura de ƒ/2.0, flash de LED, PDAF
Cámara para selfies5 megapíxeles, apertura de ƒ/2.0, Flash, tecnología de enfoque rápido, Selfie Indicator
Memoria interna16 GB
AmpliaciónmicroSD
Procesador y memoria RAMQualcomm Snapdragon 425, 2 GB de RAM
Baterí­a3000 mAh, Quick Charge 3.0
Sistema operativoAndroid 8.1 Oreo
ConexionesLTE, WiFi, Bluetooth 4.2, USB tipo C, GPS, NFC
SIMnanoSIM
Diseñopolicarbonato de alta calidad
Dimensiones144.5 x 70.9 x 8.3 mm, 150 gramos
Funciones destacadasRadio FM, lector de huellas, altavoz con amplificador inteligente
Fecha de lanzamientoDisponible
Precio150 euros

 

Pantalla panorámica con buena resolución

El BQ Aquaris C monta un panel de 5.46 pulgadas, resolución HD+ y un ratio de pantalla de 18:9. ¿Cómo se comporta en el día a día?

La pantalla tiene una buena resolución, nitidez y colores muy vivos. Por su precio no podemos pedir mucho, pero este panel nos lo da. La tecnología Quantum Color + adapta bien el brillo de los colores y nos deja ver la pantalla con claridad en cualquier circunstancia, incluso en condiciones de mucha luz, como el sol, donde se comporta perfectamente. Por otra parte, en interiores conseguimos muy buenos resultados, perfecto para consumir contenido multimedia. Es importante resaltar que cuenta con un formato panorámico de 18:9. Por lo tanto, podemos ver vídeos en formato panorámico, siempre y cuando sean compatibles. La interfaz lo es y la mayoría de las aplicaciones también.

bq_aquris_c_07

En los ajustes del sistema encontramos diferentes modos para la pantalla. El más estándar es el filtro de color, que nos permite ajustar el panel con tonalidades más amarillentas para evitar la vista cansada. Este modo se puede programar para que aparezca, por ejemplo, durante la noche. También encontramos el brillo adaptativo, donde el sistema ajustará automáticamente el nivel de brillo dependiendo de las situaciones. Echo en falta algún modo para cambiar la tonalidad de los colores.

En definitiva, la pantalla del BQ Aquaris C es más que decente para el día a día, le agradecemos el formato panorámico y esos marcos en un panel compacto, sus colores naturales y buenos ángulos de visión.

Rendimiento y autonomía

El BQ Aquaris C cuenta con un procesador Qualcomm Snapdragon 425. Le sumamos 2 GB de memoria RAM y un almacenamiento interno de 16 GB. ¿Suficiente? Lo es si le exigimos lo mínimo. Por ejemplo, el rendimiento es suficiente si navegamos, miramos el correo electrónico o utilizamos WhatsApp, pero no todo al mismo tiempo. Es decir, un usuario que lleve a cabo la multitarea notará una pérdida de rendimiento, lag, pequeños cortes… En cambio, aquel que solo entre a WhatsApp, haga llamadas y después envíe un correo, tendrá más que suficiente.

En mi opinión, creo que BQ tendría que haber añadido algo más de RAM. Sobre todo, para que ayude en los procesos de segundo plano, animaciones y lanzamiento de las apps, que es donde más se nota la falta de rendimiento. He podido probar algún que otro juego básico y se ha movido bien, sin esperar grandes sorpresas. Con juegos de alto rendimiento la experiencia no es buena. Otro punto importante es que solo cuenta con una versión de 16 GB, de las cuales el sistema ocupa unas 7.3 GB. Quedan unas 9 GB para el usuario. Afortunadamente se puede ampliar mediante micro SD.

En cuanto a la autonomía, aquí no hay ninguna queja. El BQ Aquaris C tiene una batería de 3.000 mAh. Es importante mencionar que cuenta con pantalla HD+, procesador de cuatro núcleos y una capa de personalización pura. Los resultados son buenos, batería que dura hasta el final del día en la mayoría de ocasiones, aunque con juegos y consumiendo videos se desgasta mas rápido. Uno de los puntos más interesantes es que cuenta con carga rápida y conexión USB Tipo C. Es de los pocos terminales de gama media que incluyen esta opción, un punto que me ha encantado, sobre todo porque si tienes un día con uso más intensivo, agradecerás el impulso de carga.

Cámara con buenos resultados

Llegamos a uno de los apartados donde más se suele fijar un usuario a la hora de comprar un móvil. La cámara. En concreto, este Aquaris C monta un sensor Samsung de 13 megapíxeles con apertura f/2.0 y un flash LED.

bq_aquaris_c_03

En el día a día la cámara del Aquaris C consigue buenos resultados. Nitidez notable, buenos colores, interpretación clara… Sobre todo, en condiciones de buena luminosidad, donde hay mucha luz natural y pocas sombras. En interiores sucede lo mismo, aunque aquí ya empezamos a perder un poco más de detalle. Se aprecia en la fotografía de la planta, donde el enfoque se hace un poco de lío. En condiciones exteriores de baja luminosidad continuamos con ruido, aunque tenemos buen color y detalle.

En cuanto a la frontal, los selfies son básicos, perfectos para redes sociales o hacer videollamada. Le sumamos un flash LED que incluye en el frontal. Es físico, y nos ayuda a conseguir mejores resultados en condiciones de baja luminosidad.

En cuanto a la aplicación de cámara, BQ no se ha querido comer la cabeza. Encontramos tres modos. En primer lugar, el automático, donde se ajustan los parámetros básicos para realizar la fotografía. También tenemos un modo panorámico para fotografías más anchas. Por último, un modo manual. Aquí podremos escoger la apertura, el balance de blancos, ISO, nivel de brillo etc. Es un punto muy a favor, aunque creo que un usuario básico no le va a dar mucho uso.

Software: Android Puro le sienta muy bien

Android Puro es la esencia del Aquaris C, sin duda, una de sus mejores características. Y es que con Android Puro no solo conseguimos un diseño más limpio, sin ajustes extra ridículos y con actualizaciones de apps más rápidas, sino que también una mejor fluidez en el sistema, todos los ajustes de Google y la posibilidad de descargar el launcher que quieras, sin importar los iconos. La experiencia con la capa de personalización de BQ ha sido excelente.

bq_aquaris_c_01

Si no conoces Android Sotck, deberás saber que se basa en la capa de personalización propia de Google, muy similar a la que incluyen los Pixel. Contamos con un cajón de aplicaciones, donde se almacenan todas las apps descargadas. De esta forma, podemos tener la pantalla de inicio más ordenada, con Widgets, apps o accesos directos. La firma no ha querido añadir apps extras, exceptuando la de BQ Plus, donde se podrá tramitar la garantía premium  y diferentes servicios de BQ. Nada más iniciar el dispositivo nos encontramos con apps de Google o del sistema. A destacar la radio FM. Grabadora y la app de archivos, donde nos encontramos las diferentes carpetas del sistema.

Como no podría ser de otra manera, tenemos diferentes opciones de Google. Por ejemplo, Google Assistant, que funciona muy bien en el terminal. Podemos pedirle que suba el volumen, el tiempo, qué hora es, cuánto tardo en llegar a un sitio… También encontramos Google Now en la parte izquierda, donde dependiendo de nuestros intereses, nos dará una información u otra. Por ejemplo, noticias relacionadas con lo que hemos buscado, tendencias, recomendaciones de lugares etc.

¿Encontramos algún ajuste extra interesante en el sistema? El más interesante se encuentra en los ajustes. Podemos programar el encendido y apagado del terminal. Así ahorraremos más autonomía. Por ejemplo, podemos pedirle que apague el terminal a las 22:00 de la noche y que lo encienda a las 7:00 de la mañana. Así durante ese tiempo no consumirá autonomía. Otro ajuste muy interesante y que tiene que ver con la seguridad es Smart Lock, una modificación de Software que nos permite desbloquear mediante reconocimiento facial. Eso sí, no es tan fiable como otros métodos de desbloqueo, así que lo recomendable es utilizar el lector de huellas dactilares.

En definitiva, la experiencia con la capa de personalización de BQ ha sido muy, muy buena. Sobre todo, que no incluya apps de terceros, ni siquiera esas molestas de los fabricantes. Si hemos echado en falta algún ajuste extra en el sistema. Por ejemplo, una opción para desplegar el panel de notificaciones deslizando en el lector de huellas.

 Conclusiones y precio

bq_aquaris_c_08

El BQ Aquaris C es un móvil bien equilibrado en relación calidad precio. Cuesta unos 150 euros. Su diseño compacto, pantalla panorámica y Software lo hacen destacar. No complicado encontrar terminales con estas prestaciones a este precio Hay algunos candidatos, como el Xiaomi Mi A2 Lite, que también cuenta con Android Stock, aunque con un diseño más grande. Este se sitúa en el rango de precio del Aquaris C. El Moto G6 Play es otra opción. Este sube un poco más de precio, pero tiene un diseño más Premium. También cuenta con Android Sotck. Pero, aun así, el Aquris C tiene algo que lo hace bastante diferente al resto. Sus opciones extra. Cuesta encontrar un terminal de gama de entrada con USB C y carga rápida, con una cámara para selfies completa, radio FM, conector de auriculares, flash LED Frontal y una pantalla compacta, pero panorámica.

Lo mejor del BQ Aquaris C

  • Su pantalla
  • Carga rápida y conector USB C
  • Software

Podría mejorar

  • El rendimiento
  • Un acabado metálico le hubiese dado un toque más Premium
  • Más almacenamiento interno

Otras noticias sobre... ,