Microsoft elimina la advertencia sobre instalar Chrome en Windows

Era una posibilidad. Esta misma semana te contábamos que en la vista previa de la actualización de octubre para Windows, los usuarios habían podido comprobar que aparecía una advertencia. Una advertencia de lo más curiosa, que ponía en jaque la libertad que todos tenemos de elegir el navegador que más nos guste, independientemente del sistema operativo que venga instalado en nuestro ordenador.

A vueltas con lo mismo. No es la primera vez que Microsoft se enfada por no tener su navegador como cabeza de podio. El navegador más descargado del momento sigue siendo Chrome. Le sigue Firefox y luego, Microsoft Edge, el antiguo Internet Explorer, ahora bautizado como tal para Windows 10. 

La advertencia que los usuarios vieron hace unos días, invitaba a los usuarios a seguir usando Microsoft Edge en el momento en el que daban el paso de descargar Chrome o Firefox, los dos navegadores de la competencia por excelencia.

¿Una retirada a tiempo?

Ahora los mismos que comprobaron que Windows les advertía cada vez que intentaban instalar un navegador distinto Microsoft Edge, han visto que la nueva versión Insider Preview Build 17760 ya no lanza la ventana emergente de la polémica.

El mensaje aparecía en una versión previa de la actualización que tendrá lugar en octubre, de modo que no podíamos asegurar – y así lo advertimos en ese momento – que finalmente Microsoft decidiera incluirla en la versión definitiva. Es posible, de hecho, que tras el revuelo que se organizó por la polémica iniciativa, Microsoft haya decidido retirarla.

En el mensaje, Microsoft indicaba a los usuarios lo siguiente: Ya tienes Microsoft Edge, el navegador más seguro y rápido para Windows 10. Y luego ofrecía la posibilidad de abrir el navegador de la casa o bien de proseguir con la descarga del navegador alternativo. En la parte inferior de esta misma advertencia, aparecía un enlace para modificar la aparición del mensaje para futuras ocasiones.

Con la incorporación de esta advertencia, Microsoft podría meterse en la boca del lobo. No hay que olvidar que hace tan solo unos años, la Unión Europea multó a la de Redmond por inmiscuirse en la experiencia de los usuarios e incumplir su promesa de ofrecer la posibilidad de instalar otros navegadores. Seguramente este tampoco sea un buen momento para despertar a la bestia del antimonopolio.

microsoft edge

Los datos no engañan

Ya hace tiempo que Microsoft Edge (entonces Internet Explorer) desapareció prácticamente del mapa. O, seamos justos, de la primera línea. Si bien no puede decirse que sea un navegador minoritario, los últimos datos que tenemos sobre la mesa revelan que el de Microsoft está muy lejos del de Google.

Los datos publicados por Statcounter nos indican que Chrome tiene una cuota de mercado que supera el 66%, seguido de Firefox, Internet Explorer y Safari. Microsoft Edge se sitúa en una discretísima quinta posición, con un 4,15% de la cuota. Y eso que, según datos de la propia Microsoft, Windows 10 ya está instalado en más de 700 millones de dispositivos en todo el mundo.

El problema de Microsoft Edge es la herencia. Internet Explorer y su mala experiencia de navegación han dejado una huella imborrable para los usuarios. Lo peor de todo es que incluso los desarrolladores y los expertos en seguridad son reticentes a cualquier cosa que suene a Internet Explorer. La experiencia es un grado y aunque Microsoft se puso entre ceja y ceja arreglarlo, parece que los esfuerzos no han tenido sus frutos.

Otras noticias sobre... , , , ,