Mi experiencia con el Samsung Galaxy Tab S4 tras dos semanas

tuexperto RecomenadadoUna tableta de altos vuelos. La Samsung Galaxy Tab S4 es la nueva propuesta de Samsung para usuarios exigentes. Un equipo que está orientado tanto al ocio como al trabajo, y que requiere una buena inversión. Su versión WiFi está ya a la venta por 700 euros, pero es que su interior alberga características de muy alta gama. Empezando por su pantalla de 10,5 pulgadas con tecnología Super AMOLED, pasando por su procesador Qualcomm Snapdragon 835 o su excelente batería de 7.300 miliamperios.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Su autonomía sorprende más allá de las 16 horas de vídeo que anuncia la propia Samsung, ya que he podido trabajar con ella sin problemas durante dos jornadas (y de forma intensa) sin necesidad de buscar un enchufe. Es el viejo deseo que sigo esperando en móviles de gama alta, que todavía flojean por este lado (por mucho que avancen las tecnologías de carga rápida).

samsung-galaxy-tab-s4-02

Vista de uno de los cuatro altavoces con los que cuenta el Samsung Galaxy Tab S4

He tenido la oportunidad de probar en profundidad la Samsung Galaxy Tab S4 durante unos días. Estas son mis impresiones de esta tableta que puedes encontrar en tiendas por 700 euros para la versión WiFi y por 760 euros si también quieres espacio para una tarjeta SIM 4G.

samsung-galaxy-tab-s4-12

La zona trasera del Galaxy Tab S4 está recubierto con cristal resistente

 

Ficha técnica Samsung Galaxy Tab S4

Pantalla Panel sAMOLED de 10,5 pulgadas con resolución de 2.560 x 1.600 píxeles
Procesador Qualcomm Snapdragon 835 Octa Core
(4 x 2.35 Ghz + 4 x 1.9 Ghz)
Memoria 4 GB de RAM
Almacenamiento 64 GB
Ampliación MicroSD de hasta 400 GB
Cámaras 13 MP AF + 8 MP, Grabación de vídeo 4K a 30fps
Baterí­a 7.300 mAh con carga rápida (100% en 200 minutos)
Sistema operativo Android 8.1
Conectividad inalámbrica WiFi 802.11ac 4X4 MIMO, Wi-Fi Direct, Bluetooth 5.0, versión con LTE Cat.16
Puertos USB 3.1 Tipo C, ranura para auriculares
Diseño Metal en los laterales y cristal en el frontal y la trasera
Dimensiones 49,3 x 164,3 x 7,1 mm, 482 gramos
Funciones destacadas Samsung DeX
S Pen
Autonomía alta
Fecha de lanzamiento Disponible
Precio 700 euros la versión WiFi
760 euros la versión WiFi+4G

 

La autonomía, bendita autonomía

Es, a mi entender, el gran éxito de la Galaxy Tab S4. La autonomía es uno de los principales motivos que me llevarían a comprar este equipo en lugar de sus competidores. Según los datos oficiales de Samsung, tenemos una autonomía de hasta 16 horas de reproducción de vídeo y 10 horas de navegación WiFi. Me ha sorprendido (por lo bajo) esta segunda cifra, ya que he probado la versión 4G de la tableta y la he convertido en mi “zapatófono” durante un par de días.

Durante esta prueba he podido usarla más allá de una jornada y solo he tenido que conectarla a la red al final del segundo día. Por eso me sorprende la cifra oficial de solo 10 horas de navegación.

samsung-galaxy-tab-s4-05

Esta tableta es tan fina como los móviles más finos del mercado

En definitiva, es un equipo que no te va a dejar tirado en desplazamientos largos y que cumple con creces como sustituto en pequeño de un portátil de trabajo. Samsung también ha querido destacar su sistema de carga rápida. En concreto, se necesitan 200 minutos para cargar por completo la batería de 7.300 miliamperios de la Tab S4. No es una maravilla (más de tres horas) pero no es mala cifra.

Avanzando en el concepto de Samsung DeX

Samsung DeX fue la constatación de una realidad. Los smartphones se han vuelto tan potentes que ya pueden funcionar como un ordenador en miniatura. Con esta base y sus accesorios, se podía convertir al Samsung Galaxy S8 en un PC funcional. El Samsung Galaxy Tab S4 lleva más allá esta funcionalidad al modo de Huawei. Ya no hace falta una base, sino que basta con comprar un adaptador a HDMI para el tablet y conectarlo a un monitor.

samsung-galaxy-tab-s4-09

Aunque no son una característica clave, la S4 cuenta tanto con cámara trasera como cámara delantera

En cuanto se detecta este adaptador, podemos empezar a trabajar como si fuera un PC. La propia pantalla del tablet funciona como un trackpad para movernos a través de los menús y los archivos. No he tenido la oportunidad de probarlo en situ (al menos no en el Tab S4, aunque sí en anteriores versiones del Galaxy S) pero promete mucho.

Por cierto, también es compatible con escritura manual a través de un S Pen sin lo compramos de forma separada.

samsung-galaxy-tab-s4-13

Muestra de la parte trasera en cristal y los laterales en aluminio

Diseño elegante y minimalista pero pocos detalles diferenciales

Seamos sinceros. Si con los smartphones ya nos ha pasado a menudo que demasiados modelos parecen una copia con respecto a otros equipos, con los tablets se recrudece este problema. A estas alturas, es difícil innovar en estos gadgets que se han hecho cada vez más delgados y con los marcos reducidos.

samsung-galaxy-tab-4-s07

La pantalla del Samsung Galaxy Tab S4 tiene tecnología Super AMOLED y un tamaño de 10,5″

La Samsung Galaxy Tab S4 hereda la pantalla infinita de otros modelos de la marca. Se han reducido mucho los marcos y ha desaparecido el botón físico de inicio para albergar una pantalla con formato 16:10.

Antes hemos dicho que es difícil innovar en los diseños de tablets, pero eso no significa que el Tab S4 sea feo. Al contrario, desprende una sensación de elegancia desde el primer vistazo. Empezando por su finura. Apenas 7,1 milímetros de grosor, un verdadero éxito si tenemos en cuenta la batería que alberga. No es especialmente ligero, pero resulta cómodo de agarrar y de llevar a cualquier parte.

samsung-galaxy-tab-s4-09

Detalle del marco superior de la tableta

Este tablet cuenta con dos tonalidades. He podido probar la que tiene una trasera en cristal blanco, con el logo de Samsung en plata. Este material lo hace atractivo, y a pesar de que las huellas se quedan con relativa facilidad no se advierten con facilidad con este color. El uso de cristal reforzado es una garantía de que no se nos romperá al primer golpe, aunque no me he podido quitar de encima esa sensación de fragilidad que da siempre el cristal. La zona lateral está reforzada por aluminio en color gris.

Hay que destacar en este punto que el Samsung Galaxy Tab S4 tiene cuatro altavoces de AKG, dos en la zona superior y dos en la inferior. La idea es crear una experiencia de audio envolvente (no en vano está certificado por Dolby Atmos). La experiencia de audio es correcta y se crea esta experiencia, aunque no es el apartado que más me ha sorprendido. Probablemente la finura del tablet hace que haya menos superficie para crear la resonancia y esto se nota bastante en los graves (o la falta de ellos).

samsung-galaxy-tab-s4-034jpg

La resolución de pantalla es de 2.500 x 1.600 píxeles

Lo mejor en pantalla

Sinceramente, si estás buscando un tablet con lo mejor que se puede ofrecer en el apartado de la pantalla, tienes que ir a por un Samsung. El uso de la tecnología Super AMOLED es un excelente reclamo. Menor gasto de energía, mayor brillo y colores más brillantes que con paneles LCD. Y a esto hay que unirle una resolución muy alta, de 2.560 x 1.600 píxeles. Es decir, el doble de resolución que con un panel Full HD tradicional.

Como expliqué antes, se han eliminado un par de elementos del diseño para hacer una pantalla con marcos más finos y un formato 16:10. Es decir, ligeramente más alargado de lo habitual. A pesar de ser finos, dejan algo de espacio para que podamos agarrar el tablet por los bordes sin presionar la pantalla táctil.

En funcionamiento no hay dudas. La experiencia de la pantalla es excelente, tanto por la resolución como por la reproducción de colores. Estos pueden parecer más vibrantes de lo que serían en la vida real, pero personalmente agradezco este punto de espectacularidad a la hora de ver series, películas o vídeos de YouTube.

samsung-galaxy-tab-s4-15

La cámara trasera sobresale ligeramente

Procesador potente y memoria de 64 GB

En las entrañas de este tablet encontramos un procesador de gama alta Qualcomm Snapdragon 835. Este chip potente de ocho núcleos tiene una velocidad de 2,35 GHz en cuatro de los núcleos y 1,9 GHz en los cuatro restantes. Se combina con 4 GB de memoria RAM, suficientes para correr sin problema un buen número de procesos sin que veamos caer el rendimiento. La verdad es que durante su uso no he experimentado ningún tipo de parón. Todo va fluido, desde los propios menús del tablet hasta las aplicaciones, pasando por vídeos o juegos. Eso sí, más adelante tendremos que probar su rendimiento a la hora de funcionar como PC completo.

La memoria interna del Samsung Galaxy Tab S4 sube hasta los 64 GB. No es una mala cifra, pero aquí me hubiera gustado ver un salto hasta los 128 GB en la configuración básica. El motivo es sencillo. Hablamos de un tablet muy orientado a ocio y que invita a almacenar una buena cantidad de películas y vídeos en alta calidad para aprovechar su resolución. Los 64 GB se pueden quedar cortos con relativa sencillez.

samsung-galaxy-tab-s4 vertical altavoces

Los altavoces de la Tab crean un efecto envolvente Dolby Atmos

Conexiones completas

Dentro del campo de las conexiones, este equipo cuenta con los principales conectores que esperamos en un tablet. La conexión clave es el puerto USB tipo C que se usa para cargar el equipo. Además, este conector también se puede aprovechar para introducir un adaptador HDMI y usar el S4 como PC. Eso sí, hay que tener en cuenta que si lo estamos usando como PC no podremos cargarlo al mismo tiempo. Tiene una autonomía lo bastante alta como para mantener el tipo, pero no hay que olvidar este punto.

Se agradece que la compañía mantenga un Jack para los auriculares. También tenemos una ranura para ampliar el espacio por medio de una tarjeta microSD. Pero seguramente lo más interesante es la inclusión de una ranura para tarjetas SIM en la configuración avanzada. Este añadido es clave si buscas un tablet que esté siempre conectado cuando vas de viaje.

galaxy tab s4 camara trasera

Cámara trasera de la Samsung Galaxy Tab S4

Hablando de WiFi, el tablet es compatible con el protocolo WiFi AC. Es decir, se puede conectar tanto al ancho de banda de 2,4 GHz como al de 5 GHz. El primero de ellos está más congestionado y no se ha pensado para trabajar con muchos dispositivos conectados a la red al mismo tiempo. El segundo permite velocidades más altas, está menos congestionado y sí está pensado para aguantar hasta 100 dispositivos en la misma red de forma simultánea.

También incluye Bluetooth 5.0, una versión que ya permite emparejar el tablet a dos periféricos de forma simultánea, como por ejemplo un ratón y unos altavoces inalámbricos.

samsung-galaxy-tab-s4 esquina

Precio y opiniones

El Samsung Galaxy Tab S4 ya se puede comprar en España por un precio de 700 euros para su versión WiFi. Para la versión de WiFi + 4G el precio sube hasta los 760 euros.

En definitiva, estamos ante un modelo muy completo que busca ser algo más que un tablet al uso. Por un lado, la opción de introducir una tarjeta SIM nos da mucho juego para llevar al Tab S4 de viaje o en desplazamientos de trabajo. También podemos convertirlo en un PC al uso con solo comprar un adaptador HDMI y un teclado y un ratón inalámbricos. Y todo ello con su buen autonomía de hasta 16 horas de reproducción de vídeo, uno de los apartados que más me han gustado (y sorprendido) durante su prueba.

Noticias relacionadas

Otras noticias sobre... , ,