Las cabinas y las guías telefónicas podrían desaparecer en unos meses

Año tras año, era una tradición llegar a casa y observar, apiladas en el rellano del bloque de pisos, los numerosos ejemplares gruesos de las guías telefónicas. Las había de varios tipos. Las páginas blancas nos ofrecían la relación de números de teléfono de los abonados, cuando solo existía Telefónica, junto con el nombre y apellidos. Las páginas amarillas, nos ofrecían un estupendo servicio, al encontrar multitud de negocios con los que contactábamos a través del teléfono. Hoy esto ha cambiado radicalmente. Antes no había Internet y la única manera de buscar un número de teléfono era a través de estos voluminosos ejemplares. A día de hoy, poco sentido tienen ya.

¿El fin de las guías y cabinas?

Lo mismo pasa con las cabinas de teléfono. Hace un par de décadas lo normal era ver, salpicando la ciudad, numerosas de estas cabinas, algunas cerradas, otras abiertas, con las que el ciudadano se ponía en contacto, vía teléfónica, con otros, gracias a un puñado de monedas. Un pingüe beneficio para la empresa de Telefónica que hoy día, gracias al dispositivo desde el que, seguramente, estés leyendo esto, tampoco tiene demasiado sentido. Aunque en algunas ciudades, cabinas, haberlas, haylas.

paginas amarillas

El panorama de cabinas y guías telefónicas podría decidirse, definitivamente, en unos meses. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha publicado un informe sobre la propuesta de modificación del servicio universal de telecomunicaciones y que podría implicar la supresión total de cabinas y guías telefónicas de uso público.

El ministerio de Interior contempla una serie de servicios de telecomunicaciones públicos, garantizados, en los que entraban las guías y cabinas de teléfono. Los servicios que podrían dejar de ser surtidos por el mismo son, como decíamos:

  • Las guías de teléfono. Telefónica sigue estando obligada a dar este servicio, aunque ahora las guías son bastante más pequeñas de tamaño que antes y ha sido sucesivamente desplazada por su formato electrónico.

cabina kiosco

  • Las cabinas telefónicas. Telefónica sigue estando obligada a dar este servicio, aunque dado el bajo nivel de demanda, ingresos y distribución territorial podrían acabar desapareciendo de España. No se sabe demasiado bien qué ocurrirá con las cabinas que aún permanecen en España, si se llegara a determinar que éstas ya no tienen validez como uso básico. En otros países, las cabinas telefónicas, como en Inglaterra, se pueden ‘adoptar’. En Japón, por ejemplo, se han reconvertido en peceras y en Andalucía, algunas cabinas se han reconvertido en puntos de recarga móvil. Quién sabe también podría cundir ese ejemplo y otros, en todas partes en nuestro país y aprovechar las infraestructuras ya construídas, ahorrando así tiempo y dinero.

japon peceras

  • Consulta de número de abonado. Lejos quedó ya el día en el que llamábamos a información telefónica y pedíamos el número de teléfono de un abonado. Un servicio que, desde 2011, ha quedado sin proveedor, ya que el mercado, por sí mismo, satisface la demanda, no siendo necesario que una empresa determinada tenga que proveerlo.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), con la elaboración de este informe, llega a la conclusión que es innecesario que estos tres elementos necesiten seguir siendo garantizados por el Gobierno de España, al tener una demanda tan baja. El ciudadano ya puede conseguir, por medios disponibles y de gran difusión, el teléfono de cualquier negocio, por lo que tiene estas necesidades cubiertas

 

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,