Dimite el CEO de Intel tras conocerse que mantenía una relación con una empleada

Intel se está enfrentando a un 2018 bastante complicado. El fabricante de procesadores es protagonista ahora de un nuevo escándalo que ha salpicado nada más y nada menos que a su dirección. Brian Krzanich, CEO de la compañía, acaba de anunciar su dimisión tras conocerse que tuvo una relación sentimental con una empleada.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Puede que esto no te parezca lo suficientemente grave. Y de hecho no lo sería, si no fuera porque en el propio reglamento de la compañía se prohíbe terminantemente a los directivos tener relaciones que vayan más allá de lo profesional con el resto de empleados y empleadas.

Tan serio ha sido el caso, que la compañía ha organizado una investigación interna para aclarar lo sucedido y ha encargado otra externa, con el objetivo de saber qué ha ocurrido realmente. El objetivo era el de probar unos hechos sobre los que se tenían serias sospechas.

Tras conocerse la noticia, Brian Krzanich, que andaba sopesando esta decisión desde hace semanas, ha decidido dimitir, aunque evidentemente, las férreas exigencias de la corporación habrán tenido mucho que ver con su iniciativa.

intel

La relación ya había terminado

En el mismo comunicado emitido por la compañía, se da a entender que la relación de Brian Krzanich con la empleada ya habría terminado. Sin embargo, esto no le habría servido de nada al directivo, que habría decidido – seguramente presionado por las circunstancias – salir de los altos despachos de la compañía.

En la nota se indica lo siguiente: “Teniendo en cuenta las expectaciones de todos los empleados respecto a los valores de Intel y su adhesión a los códigos de conducta de la compañía, el consejo ha aceptado la renuncia de Krzanich”. La identidad de la mujer que en el pasado mantuvo una relación con el directivo no se ha dado a conocer. Lo único que se sabe es que ya no están juntos.

Por lo demás, parece que de momento, Krzanich ya tiene sustituto. Aunque se trata de una solución temporal, por ahora ocupará su puesto el director de finanzas de la compañía, Robert Swan. A partir de ahí, el consejo de administración de Intel ya ha señalado que está trabajando para encontrar a alguien que releve al que ya se ha convertido en ex CEO de la compañía.

ceo intel

Tiempos complicados para Intel

Como te indicábamos al principio, este no está siendo un año fácil para Intel. Hace apenas unas semanas, supimos que había tenido que frenarse una actualización a Windows 10 para algunos equipos con SSD de Intel. Microsoft detectó que muchos usuarios estaban experimentando problemas: apagones inesperados y pantallas azules.

El fallo fue bautizado como Meltdown y afectaba a los procesadores fabricados por Intel durante los últimos diez años, que no es poco, teniendo en cuenta que este es uno de los fabricantes más importantes que existen en el sector. Todo fue debido a un problema de seguridad presente en los procesadores, que exigió una actualización para todos los ordenadores afectados que funcionaran con Windows 10, macOS y Linux.

Los equipos experimentaban caídas del rendimiento entre el 5 y el 30%. Lo que tuvieron que hacer los expertos de Microsoft fue modificar el código base de Windows para tratar de solucionarlo. Lo mismo ocurrió con macOS en su versión de 64 bits.

El fallo resultaba grave para los usuarios, en el sentido de que podían ver comprometido el normal funcionamiento de sus equipos, pero también porque abría las puertas a posibles ataques por parte de hackers, con el objetivo de robar la información almacenada en el núcleo o kernel del sistema operativo. Hablamos de contraseñas o de la posibilidad de obtener permisos ilícitamente para manipular el funcionamiento de los programas.

 

 

Otras noticias sobre...