Para qué sirven las teclas F1, F2, F3, F4, F5... en Windows

Se encuentran en tu teclado y no son de exposición. Hablamos de las teclas F1, F2, F3, F4, F5… que tienes en tu teclado u ordenador con Windows. Una gran mayoría de usuarios conoce las más frecuentes, pero lo cierto es que otros muchos ni tan siquiera las han usado nunca, a no ser que las pulsen por error.

Es probable, eso sí, que los que están más acostumbrados a estas teclas y por tanto, estén más familiarizados con sus funcionalidades sean los usuarios expertos. Los informáticos o aquellos que por deformación profesional se han interesado por ellas.

De hecho, si las tuvieras más presentes, seguramente les sacarías partido y harías algunas de tus tareas cotidianas de una manera más ágil y rápida. Hoy te contamos para qué sirven cada una de las teclas F del teclado y cuáles son todas sus combinaciones posibles.

teclado

Para qué sirven las teclas F1, F2, F3, F4, F5…

F1. Es útil para abrir la ventana de ayuda de un programa o una aplicación, siempre que lo tengamos abierto en el momento justo en el que pulsamos la tecla, claro.

F2. Esta tecla no es funcional si no la usamos combinada con algo. Sirve para cambiar el nombre de algún archivo o carpeta, pero para activar esta opción será imprescindible tenerlo seleccionado.

F3. Si necesitas abrir el menú de búsqueda rápido, solo tienes que pulsar esta tecla. Funcionará al instante, estés donde estés.

F4. Esta tecla sirve para cerrar un programa que tengas abierto, pero que esto surta efecto será necesario que combines esta tecla con la denominada ALT. Cuando las pulses al mismo tiempo, la página o la aplicación que esté funcionando en ese momento, se cerrará.

F5. Aunque no tengas la menor idea de informática, es muy probable que sepas perfectamente para qué sirve esta tecla. Es útil para refrescar la página, especialmente cuando navegas a través de Internet y necesitas ver si se ha producido algún cambio en una página.

F6. Con esta tecla podrás desplazarte a través del teclado por los menús del programa. Al pulsar esta tecla, el cursor del ordenador se irá moviendo al indicador de texto, hacia distintas partes del programa. Si te encuentras en una página web, el cursor se moverá desde una página web a la barra de direcciones del buscador o al revés.

F7. ¿Usas Microsoft Word a menudo? ¿Y sus funciones de corrección ortográfica y gramatical? Pues en ese caso, la tecla F7 te vendrá que ni pintada, porque sirve para activar una ventana emergente para hacer una revisión dentro del texto que has añadido en el documento. En el resto de espacios del ordenador, incluida la web, cuando pulses F7 en principio no ocurrirá nada.

F8. La tecla F8 puede servir para dos cosas distintas. La primera, si usas Word, puede resultarte útil para seleccionar texto. Otra opción útil – sobre todo para expertos que saben lo que hacen – es activar el modo a prueba de fallos, para llevar algún tipo de test o reparación. Esta tecla se tiene que mantener pulsada al encender el ordenador.

F9. Puede resultarte muy útil en tus tareas diarias, porque la tecla F9 es útil, por ejemplo, para actualizar Outlook y recibir o enviar correos, recalcular fórmulas de Excel o actualizar un documento de Word.

F10. Al pulsar la tecla F10 accederás a la barra de navegación. Al mismo tiempo, puedes combinarla con la tecla Shift para que se active la ventana emergente que también puedes activar pulsando en el botón derecho del ratón.

F11. La tecla F11 sirve para que la ventana del navegador se amplíe a pantalla completa. De hecho, si alguna vez has pulsado esta tecla por error, puede que te hayas asustado un poco, porque no saber cómo regresar a la normalidad. En realidad lo único que tienes que hacer es pulsar F11 de nuevo. Si estás trabajando en Word, también tendrás la opción de localizar los enlaces más rápido. Si sueles usar Excel, al pulsar aquí podrás insertar un gráfico.

F12. Es otra de esas teclas con la que sueles llevarte un susto. Porque al pulsarla te muestra la página de Internet que estés viendo en HTML y con pantalla partida. Si te encuentras dentro de cualquiera de los programas que funcionan con Word, accederás rápidamente a la función de guardar.

teclado windows atajos

Algunas combinaciones posibles

Como ocurre con muchas otras teclas del teclado de Windows, algunas pueden combinarse entre sí para llevar a cabo otras acciones de una manera rápida y sencilla. En este caso, puedes realizar las siguientes:

ALT + F4.  Es una buena manera de cerrar rápido un programa, sin necesidad de pulsar la cruz que habitualmente usas para cerrarlos. Solo tienes que aprenderte esta combinación o atajo y comprobar si realmente te resulta práctico. Es posible que estés tan acostumbrado a darle a la cruz, que encontrar estas dos teclas no te parezca tan útil.

ALT + F6. Esta combinación es útil a la hora de usar distintas ventanas de un mismo programa, porque al darle a este par de teclas podrás ir cambiando entre ellas.

MAYUS + F10. Si prefieres usar el teclado en lugar del ratón, esta combinación de teclas te vendrá muy bien. Porque cumple la misma función que tocar el botón derecho del ratón.

Otras noticias sobre... ,