Ecall, así funciona el nuevo botón obligatorio de emergencia en los coches

A partir de hoy 1 de abril de 2018 todos los coches llevan obligatoriamente el sistema eCall. Es decir, cualquier coche matriculado nuevo en la Unión Europea tiene la obligación de llevarlo. Se trata de un sistema que llama automáticamente a los servicios de emergencia en caso de accidente. Con ello se reducirán notablemente los tiempos de llegada de la ayuda a los posibles heridos, y el tiempo ganado salvará vidas. La ganancia posible se calcula en torno al 50 por ciento en zonas rurales y al 40 por ciento en zonas urbana. Es el más reciente sistema impuesto obligatoriamente con este objetivo, después de otros como los frenos antibloqueo ABS.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Logotipo oficial eCall

eCall, ayuda más rápida

Actualmente si alguien presencia un accidente sabe que debe avisar al 112 cuanto antes. Casi todo el mundo lleva móvil y hasta sin saldo esa llamada se puede hacer, siempre, incluso desde un terminal bloqueado. ¿Pero qué ocurre si el accidente lo tiene alguien en solitario, o los heridos no pueden hacer la llamada? Para esos casos el eCall es vital, también para evitar que alguien pierda el tiempo antes de hacer la llamada.

El eCall está conectado a sensores en el coche que pueden detectar un accidente: un golpe, un vuelco, etcétera. En ese caso, se dispara la llamada al 112 automática y se activa la geolocalización GPS. Incluso los sensores del coche en los asientos que avisan cuando alguien no se pone en cinturón permiten avisar del número de ocupantes en el vehículo accidentado. Esa información pasa al servicio de emergencia: coche accidentado a tal hora en tal sitio con tantos ocupantes. La ayuda puede salir hacia allí rápidamente, con mínima pérdida de tiempo. Cada minuto tras un accidente es vital y más de la mitad de fallecidos ocurren en la media hora siguiente… el eCall salvará muchas vidas.

Además de esta función, el eCall puede también activarse manualmente sin necesidad de sufrir un golpe. Si alguien se encuentra muy mal, o tiene un infarto y necesita ayuda por ejemplo. Basta pulsarlo o que alguien lo haga por nosotros. La llamada al 112, como en el caso de un acidente, avisa y nos localiza: el operador podrá hablar con nosotros (también en caso de accidente se intenta la comunicación) y decidirá en función de qué necesitemos.

Coche accidentado

Otros sistemas por la seguridad

La cantidad de víctimas, no solo mortales sino heridos de diversa consideración, que se generan en las carreteras es el mayor problema de las sociedades modernas. Es indudable que algunos sistemas que se han ido implementando en los vehículos han ayudado a disminuir esta “sangría”. En los años 1970 se impuso la obligatoriedad de los cinturones de seguridad en las plazas delanteras, y poco tiempo después llegaron también a las plazas traseras.

Es “seguridad pasiva”, es decir, aquello que una vez el accidente es inevitable o está ocurriendo, puede minimizar sus consecuencias. También seguridad pasiva fue la necesidad de pasar pruebas de impacto antes de homologar un vehículo. Así llegaron las zonas deformables de forma controlada y otros avances que evitan daños a los ocupantes. Eso aportó más seguridad pasiva, y también en ese sentido fueron los Airbags. Como otros sistemas, llegaron primero a vehículos de alta gama, luego a los demás, y se impuso su obligatoriedad para proteger a todo el mundo.

Sistema eCall SOS 03

También existen sistemas de “seguridad activa”: estos intentan evitar que el accidente se produzca. Un buen ejempo es el sistema de frenos antibloqueo ABS. Llegó antes del cambio de siglo también como algo obligado. O el sistema que avisa de que un neumático está bajo de presión, más recientemente. Lo mismo podemos decir de los sistemas de control de estabilidad. Todos estos previenen una situación de riesgo o ayudan que en ese momento el accidente se produzca. Eso, o evitan que sea más grave.

Después del accidente

Como vemos la seguridad activa interviene para evitar el accidente o que éste sea tan grave. Y la seguridad pasiva ayuda a que sus consecuencias sean menos graves. A partir de ahora, el eCall llega para que, una vez el accidente ha tenido lugar, intervenir. Es la tercera parte de la ecuación para salvar vidas. Será algo que cualquier coche nuevo matriculado a partir del 1 de abril de 2018 llevará de serie. Nos queda desear que también llegue a las motos, tanto o más necesitadas de este tipo de sistemas. Como el aviso de presión en las ruedas, incluso más importante y todavía no obligatorio en ellas.

Sistema eCall SOS 04

Otras noticias sobre...