Forges, adiós al maestro del humor gráfico

¿Qué haremos ahora sin tus dibujos? Hay personas de las que no quisiéramos despedirnos nunca. Y una de esas es Antonio Fraguas, más conocido por todos como Forges. El humorista gráfico más importante de nuestros tiempos ha fallecido hoy en Madrid a los 76 años, a causa de un cáncer de páncreas que le fue diagnosticado hace un año, según ha informado su familia.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

En El Paí­s publicó sus viñetas diarias durante 23 años. Pero llevaba más de medio siglo retratando la historia de España a través de sus dibujos y sus chistes. Su papel como dibujante y opinador fue fundamental para la historia de nuestro paí­s.

En sus dibujos buscábamos el retrato más certero de la actualidad. En sus viñetas encontrábamos justo aquello que era preciso decir. La ironí­a, siempre despierta; la ternura, siempre en su sitio.

Forges: hasta siempre, maestro

Nuestra compañera Azahara Santos tuvo el enorme placer de conversar con Forges, justo cuando empezábamos con tuexperto.tv. Fue un invitado de lujo que nos dejó claro que no solo era capaz de exportar el humor a las viñetas. Sino también a sus conversaciones.

Con un café de por medio nos contó que el Bluetooth seguramente lo inventó un experto en Silicon Valley, después de que una madre lo amenazara para hacer desaparecer los cables de las casas de una vez por todas. Y también nos dio algunas lecciones que nos resultarán útiles para siempre. Sobre todo ahora que las redes sociales nos crean tantos problemas. Forges decí­a que, por suerte, ‘Twitter nos permite ver a los capullos de lejos’. Y eso es una ventaja, lo mires por donde lo mires.

Hoy nos despedimos tristes de Forges. Sin embargo, nos hemos dado cuenta de que con él nos queda algo muy importante. Un rastro enorme de dibujos y reflexiones que permanecerán para siempre. Viñetas que recuperaremos cada vez que queramos comunicar algo a los demás de la manera más especial posible. Y entonces Forges seguirá vivo.