Actualidad|12 febrero 2018 9:27 am

Los drones de los Juegos Olímpicos de Invierno no volaron en la ceremonia


Los drones de los Juegos Olímpicos de Invierno no volaron en la ceremonia

Estaba previsto que una flota ingente de drones iluminara el cielo de Pyeongchag en la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno. Sin embargo, esa noche – precisamente esa noche – no voló ni un solo dron. Y eso que aquellos que sintonizaron la tele, disfrutaron del espectáculo. Lo que vieron, en realidad, fue una grabación hecha unas semanas antes.

El plan era el siguiente. Intel Corp tenía previsto lanzar 300 drones para recrear un espectáculo luminoso en el cielo. Pero a última hora, los responsables del evento tuvieron que abortar el plan. El propio Mark Adams, portavoz del Comité Olímpico Internacional, dijo que los drones no salieron el viernes porque hubo ‘un cambio logístico imprevisto’.

¿Y qué vieron los espectadores en realidad? Lo que apareció en las pantallas de los emocionados televidentes fueron unas grabaciones llevadas a cabo en diciembre del año pasado. En ese momento no eran 300 drones los que volaban por el cielo, sino 1.200.

A pesar de todo esto, la cadena americana NBC tuiteó a través de las redes que un enjambre de drones estaba haciendo el espectáculo de la ceremonia inaugural. Lo hicieron bajo el hashtag #OpeningCeremony. La verdad tardaría poco en salir a flote.

Los drones de los Juegos Olímpicos no volaron esa noche

En realidad, Intel estaba celebrando un nuevo récord Guinness Mundial. Se trataba del espectáculo que semanas antes había llevado a cabo, con la elevación de un total de 1.200 drones.

Ellos también tuitearon con trampa. En sus mensajes a través de esta red social contaron que habían roto un nuevo récord mundial en la Ceremonia de Apertura de los Juegos Olímpicos de Invierno. La realidad es que todo ha sucedido tal como lo cuentan. Pero no en el evento más importante de los Juegos de Invierno: la inauguración.

Aunque esto no es la primera vez que ocurre. En los Juegos de Sochi, en 2014, uno de los cincos anillos olímpicos no se encendió en directo. Así que lo que hizo la televisión estatal rusa fue emitir una grabación de los ensayos, en la que todo sucedía según lo previsto. 

Etiquetas:

Dejar un Comentario