20 experimentos divertidos y curiosos para enseñar ciencia a tus hijos

A veces entretener y divertir a los niños puede ser muy complicado. Lo cierto es que tenemos muchos recursos. Leer cuentos, jugar a construcciones, pintar y dibujar… Pero a veces las alternativas se nos acaban. Y terminan aburriéndose.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Y aunque los expertos ya nos confirman que el aburrimiento es un ingrediente perfecto para detonar la creatividad, la mayor parte de veces hay que poner de nuestra parte. Una de las actividades más divertidas, curiosas y educativas que podéis llevar a cabo en casa es la ciencia.

Los experimentos nos ofrecen un montón de posibilidades. Así­, los más pequeños tienen la oportunidad de colaborar en los preparativos, hacerlo ellos mismos y disfrutar descubriendo los efectos de cada ensayo. Hoy hemos querido recopilar para ti y tu familia un total de 20 experimentos divertidos y curiosos para enseñar ciencia a tus hijos.

1. Arco iris lí­quido

El primer experimento que te proponemos consiste en crear un arco iris lí­quido. Es una actividad ideal para niños entre 6 y 9 años, para el que necesitarás colorantes, miel, jabón, aceite y alcohol. El resultado final de las mezclas luce con los siete colores del arco iris. Es para quedarse embobado y no dejar de mirarlo.

2. Volcán en erupción

Los volcanes son un fenómeno natural tan bello como peligroso. Este experimento puede resultar muy útil para enseñar a los más pequeños el funcionamiento de un volcán. Sigue cuidadosamente estas instrucciones. Con el experimento que te proponemos podrás crear distintos volcanes de colores.

3. Hielo que crece

Este experimento dejará a pequeños y mayores con la boca abierta. Lo mejor de todo es que es muy sencillo. Y que no es costoso en materiales. Solo necesitarás una botella de agua mineral sin abrir, hielo, un vaso o recipiente y un congelador. Sigue las instrucciones y observa la magia.

4. Lámpara de lava

Y hablando de fenómenos impresionantes, esta lámpara de lava también te dejará sin palabras. Este experimento también es fácil de hacer y no necesitarás demasiados materiales. Será necesario que llenes una botella de agua, añadas colorante y una pastilla efervescente.

5. Plastilina casera

A los niños les encanta jugar con plastilina, así­ que este es un experimento especialmente interesante para ellos. Se trata de crear plastilina casera, con una base de harina. Si tengas que sea bonita y luzca de colores, también necesitarás colorantes.

6. Masa sensorial o moco de gorila

¿Te acuerdas del blandiblú? Esa masa pegajosa y asquerosa con la que, de pequeño, te lo pasabas en grande? Ahora la puedes comprar en algunos sitios, pero si quieres también puedes fabricarla en casa. La llaman masa sensorial, porque es ideal par estimular a los peques. También se conoce como “moco de gorila”. Y no es para menos.

7. Mar en una botella

¿Y si pudieras encerrar el mar en una botella? Esto es lo que propone este experimento. Necesitarás, lógicamente, una botella transparente (puede ser reciclada, de plástico), agua, colorante azul y aceite vegetal. Verás el increí­ble efecto que se genera. Será como si tuvieras un trocito de mar en casa.

8. Termómetro casero

Si tus hijos están estudiando la energí­a y la temperatura en el colegio, lo más probable es que usen termómetros de laboratorio. Pero, ¿sabí­as que puedes crear uno tú mismo en casa? Este puede ser un buen experimento para reforzar el aprendizaje de la escuela y hacerlo de un modo mucho más vivencial. No es nada complicado de hacer.

9. Pompas de hielo

Ya sabemos hacer pompas de jabón. Pero, ¿y si pudiéramos hacer pompas de hielo? Lo que parece un imposible, no lo es tanto si usamos la técnica. Eso sí­, debes tener en cuenta que se trata de un experimento para hacer en invierno. Con la ayuda del frí­o te saldrá bien.

10. Huevo transparente

Sigamos con las formas ovaladas, porque el experimento que te proponemos a continuación tienes que hacerlo con huevos. En realidad hay poco que hacer. Solo dejar cubrir el huevo con vinagre. La cáscara del huevo reaccionará y se irá volviendo transparente.

11. Flores de papel que florecen

Estas flores de papel son capaces de florecer. En este experimento casero tendrás que dibujar flores en un papel normal y colorearlas. Luego habrá que recortarlas y doblarlas con los pétalos hacia dentro. Al ponerla en un plato verás cómo florecen solas. 

12. Frascos que brillan en la oscuridad

Las cosas brillantes nos encantan. Y a los niños todaví­a más. Estos frascos que brillan en la oscuridad son muy fáciles de hacer, pero lo cierto es que los resultados son súper impactantes. Necesitarás, entre otros ingredientes, pintura que pueda brillar en la oscuridad. Asegúrate de comprar la correcta.

13. Estalactitas en casa

Si no vives en un entorno gélido, ver la formación de estalactitas te resultará muy complicado. Pero puedes hacerlo en casa y de paso, explicar este fenómeno a los más peques. Para conseguirlo solo necesitarás dos vasos, un plato, hilo de algodón, un par de clips, agua y sal.

14. Moneda invisible

Es un experimento muy popular. El de la moneda invisible. Necesitarás una moneda y un vaso de agua, claro está. Además, si a tus niños les encanta la magia, podrás usar este experimento para divertirles un rato. Luego podrán hacerlo ellos con los demás familiares. Seguro que triunfan.

15. Nebulosa en frasco

Los frascos rellenos de cosas brillantes y purpurina es algo que encanta a los niños. De hecho, puede venirte fenomenal como bote de la calma, sobre todo cuando se enfadan o tienen rabietas. Para conseguir estos sorprendentes efectos necesitarás un frasco de cristal limpio, agua, colorantes alimentarios o témperas, algodón y purpurina.

16. Masa de pan

Hacer pan puede ser una experiencia estupenda para los más pequeños de la casa. La experiencia de mezclar los ingredientes les encantará. Pero todaví­a les gustará más ver el resultado final, hecho con sus propias manos. Otro experimento interesante puede ser, sin duda, la creación de la masa madre.

17. Cubos de hielo que brillan en la oscuridad

¿Que estás preparando una fiesta de cumpleaños en casa y quieres hacer algo divertido? ¿Pues por qué no pruebas a hacer estos cubitos de hielo que brillan en la oscuridad? Son relativamente fáciles de hacer y pueden beberse dentro de agua o zumos. 

18. Plantas en cáscaras de huevo

Las plantas y la jardinerí­a son una manera muy bonita de que los niños aprendan sobre el crecimiento de las plantas. Las cáscaras de huevo son ricas en calcio y pueden resultar muy provechosas para plantar pequeñas plantas.

19. Capilaridad

Sigamos ahora con otro experimente, en este caso relacionado con la capilaridad. Este experimento de muestra que, aunque parezca imposible, el agua puede viajar cuesta arriba. En realidad se trata de un experimento muy sencillo, basado en el fenómeno de la capilaridad o acción capilar. Para conseguir estos efectos necesitarás colorantes (si no los usas, el experimento quedará un poco soso) y papel de cocina.

20. Pimienta huidiza

Todo lo que necesitarás para hacer este último experimento es pimienta, agua, un plato hondo y un poco de jabón. El efecto es muy sencillo, pero lo cierto es que para los niños puede resultar muy sorprendente. Que lo disfrutéis.

Noticias relacionadas

Otras noticias sobre... ,