Condenada la mujer que deseó que violaran a Inés Arrimadas en Facebook

La mujer que arremetió en Facebook contra Inés Arrimadas, lí­der de Ciudadanos en Cataluña, ha sido condenada a cuatro meses de cárcel por un delito contra la integridad moral. Su condena quedará en suspensión con la condición de no delinquir en dos años. La condenada ha admitido en el juicio que la noche del 3 de septiembre publicó en su cuenta de Facebook el desafortunado mensaje que le ha llevado a su actual situación. En él arremetí­a contra Arrimadas, insultándola y deseándole “una violación en grupo”. Como era de esperar, el comentario tuvo tal repercusión que obligó a esta mujer a eliminarlo automáticamente. No solo le ha costado una denuncia por parte de la lí­der de Ciudadanos de Cataluña, también el despido de la empresa para la que trabajaba.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

3 de septiembre: un comentario muy inapropiado

Como decimos, los hechos se remontan al pasado 3 de septiembre. A las 23:07 de la noche una usuaria natural de Badalona publicó en su cuenta de Facebook un comentario en el que se leí­a lo siguiente:

“Sé que me van a llover las crí­ticas de todos lados, sé que lo que voy a decir es machista y todo lo que se quiera, pero escuchando a Arrimadas en el debate de T5 solo puedo desearle que cuando salga esta noche la violen en grupo porque no merece otra cosa semejante perra asquerosa.”

Horas después, la propia Inés Arrimadas anunciaba en su cuenta de Twitter su intención de interponer una denuncia. No solo por ella, sino por todas las mujeres que han sido violadas. La diputada de Ciudadanos en el Parlamento de Cataluña desde diciembre de 2012 ha recibido el apoyo de dirigentes de todos los partidos polí­ticos. Asimismo, la consultora inmobiliaria Tinsa, en la que trabajaba la condenada de manera temporal, anunció su despido de carácter inmediato. Con ello, la empresa ha querido mostrar su repulsa total ante este comentario.

Lo cierto es que los mensajes vejatorios, amenazas y manifestaciones de odio en las redes sociales contra polí­ticos se están extendiendo cada vez más. Este ejemplo no ha sido algo asilado. De hecho, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha sido otra ví­ctima más. Hasta el punto que, en su caso, ha recibido amenazas de muerte a través de Facebook y Twitter. Hechos que hay que denunciar y condenar.

Otras noticias sobre...