Bose SoundLink Micro, llévate la música contigo al fin del mundo

Los altavoces sin cables de BOSE se han hecho un buen hueco en el mercado. Son compactos, resistentes, y suenan muy bien. Entre ellos, el más pequeño y portátil es este BOSE SoundLink Micro. Cuesta 120 euros y es, casi, indestructible pues aguanta golpes y resiste al agua. Su baterí­a de litio da para seis horas de música y es muy compacto. Mide apenas 10 cm de lado por 3,5 cm de espesor. Pesa menos de 300 gramos y lo tienes en tres colores: negro, azul marino o ¡naranja!.

Irrompible

Seguro que, si nos ponemos, conseguimos romperlo… pero ¡hay que ponerse! En condiciones normales el BOSE SoundLink Micro es realmente robusto y sobrevivirá a casi todo. Para empezar, el agua: supera la clasificación IPX7. Puede caerse en una piscina, un rí­o o en el mar, y no le pasará nada. Está cerrado herméticamente y sus uniones selladas resisten el paso del agua sin problemas. Para ser hermético, el SoundLink usa un altavoz interno propio de BOSE y en lugar de abertura bass-réflex, un radiador pasivo con suspensión en silicona. Consigue música y voces con cuerpo, pero no entra agua si se va al fondo de la piscina.

BOSE SoundLink Micro

Después están los golpes. Para resistirlos, el BOSE está totalmente recubierto de un material elástico (silicona). Es un material de alta calidad que no sólo le da una apariencia más noble. Resiste golpes, arañazos o picotazos, y al ser elástico también absorbe impactos si el altavoz se cae al suelo desde cierta altura. Ayuda el peso compacto (menos de 300 gramos), que castiga menos la estructura interna en ese caso. Cuenta además con una cinta que actúa como “clip” para engancharlo al manillar de una bici, al cinturón… donde sea. También es flexible y resistente, aguanta desgarros y seguirá siendo seguro tras mucho tiempo de uso.

Bluetooth

Es la mejor forma de conexión para un altavoz de este tipo, y es la única posible con el BOSE SoundLink Micro. No tiene entrada auxiliar (jack estéreo) para no comprometer su capacidad de resistir al agua. Pero con la conexión Bluetooth y a distancias medias (hasta unos 10 metros) será muy sencillo enviar música desde el móvil u otro dispositivo.

Y si, mientras escuchamos música, alguien nos llama, pasará a funcionar como un altavoz de manos libres. Ahí­ entra en acción el micrófono incorporado de gran calidad. Y su propio altavoz que está a años luz del de cualquier móvil. Mantener una conversación en modo manos libres con un altavoz como éste es “otra cosa” porque parece que la otra persona (o personas) están ahí­ contigo. De hecho hay quien tiene un BOSE SoundLink Micro sobre todo para esta función, incluso en oficinas.

 

El enlace con el móvil también funciona con Siri o Google, claro. Aunque el móvil esté guardado a buen recaudo, si pulsas el botón del BOSE accederás a los asistentes de voz y podrás pedirles lo que quieras saber. Muy útil en excursiones o andando con lluvia, evitas exponer el móvil.

Bluetooth permite recordar los últimos ocho dispositivos enlazados, y saltar de uno a otro fácilmente. No hace falta que cada uno tenga su SoundLink… pero si tenéis más de uno, hay otra opción. Emparejarlos para que suenen como dos altavoces estéreo (derecha e izquierda). Eso, o mejor aún el “modo fiesta”: la misma música sincronizada en todos los altavoces sin cables BOSE. Para esto hay que usar la aplicación gratuita BOSE Connect. Y sirven cualquier de estos modelos: SoundLink Micro, SoundLink Color II, SoundLink Revolve y SoundLink Revolve+.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , , ,