Descubren un fraude en las búsquedas de Google con Windows Movie Maker

Mucho cuidado con Windows Movie Maker. ¿Has usado alguna vez esta herramienta? Se trata del editor de ví­deo gratuito de Microsoft. Ahora está en el centro de una polémica por culpa de una estafa. Un grupo de ciberdelincuentes ha sido capaz de posicionar en Google una versión modificada y fraudulenta de Windows Movie Maker.

La aplicación, que fue descatalogada por Microsoft el pasado mes de enero, sigue siendo un búsqueda frecuente por parte de los usuarios. Son muchos los que intentan encontrar esta aplicación en Google para descargarla. Al buscar “Movie Maker” o “Windows Movie Maker”, los usuarios son redirigidos a dicho programa fraudulento.

En la mayorí­a de paí­ses, la primera opción que encuentran los usuarios es la descarga de este programa falso. Y lo mismo ocurre en Bing, el buscador minoritario propiedad de Microsoft, que  pesar de la predominancia de Google, es el segundo en cuota de mercado.

Este software fraudulento está rodando desde el año 2010. Sin embargo, la desaparición de la versión oficial de Windows Movie Maker, ha provocado que sus responsables hayan conseguido un posicionamiento óptimo. Y esto ha hecho, lógicamente, que esta sea una de las peores amenazas que existen en estos momentos.

El dí­a 5 de noviembre fue la amenaza más detectada del mundo. El dí­a 6 encabezó los rankings en Filipinas, Israel, Finlandia y Dinamarca.

windows movie maker virus

Así­ funciona el Windows Movie Maker fraudulento

Al acceder a la página web falsa, curiosamente, los usuarios pueden instalar Windows Movie Maker sin problemas. De hecho, se trata de una versión que funciona bien. Pero ocurre algo muy extraño. Y es que la herramienta de Microsoft, que era gratuita, en esta ocasión es de pago.

Los criminales anuncian este programa como versión de prueba, de modo que los usuarios se ven obligados a pasar a la versión completa pagando por ella. Según ha informado ESET, a continuación se activa una ventana para adquirir el programa.

Y esto sucede tanto al abrir la aplicación, como en el momento de guardar un documento. De hecho, guardar el propio documento es una “opción de pago”. La licencia, que lógicamente es un fraude, cuesta 30 dólares, aunque los delincuentes hacen creer al usuario que este precio lleva un 25% de descuento.

ESET recomienda a los usuarios que si han instalado este Windows Movie Maker falso, lo desinstalen de inmediato con un programa antimalware. A continuación, serí­a recomendable hacer un análisis del dispositivo con buen antivirus. Es importante, además, optar siempre por programas oficiales y sospechar de aquellos para los que se requiera un pago, cuando antes habí­an sido gratuitos.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... , , ,