Videojuegos, Xbox|2 noviembre 2017 12:18 pm

Xbox One X, la probamos de primera mano


Xbox One X, la hemos probado

El pasado fin de semana tuvimos la oportunidad de probar la Xbox One X en Madrid Gaming Experience. La feria del videojuego madrileña traía muchas novedades del universo ‘gaming’. Pero, sin duda, la oportunidad de probar la última consola de Microsoft diez días antes de su lanzamiento era una de las más atractivas. Muestra de ello fueron las largas colas que se organizaron desde muy temprano para testar la que promete ser “la videoconsola más potente del mercado”.

Cabe recordar que la nueva Xbox saldrá a la venta el 7 de noviembre, por un precio de 500 euros. No obstante, en la web de Microsoft se puede reservar desde agosto.

Una vez sentados frente a ella, la Xbox One X no nos decepcionó. Gráficos 4K con una definición alucinante, audio limpísimo y un hardware a prueba de bombas. Es, efectivamente, la consola más potente del mercado, sin duda. En alguno de los videojuegos que probamos, como el Forza Motorsport 7, parecía que estábamos viendo una grabación real.

Otra ventaja nada desdeñable es su tamaño (30 x 24 x 6 cm). Sus dimensiones son bastante reducidas en comparación a otras máquinas parecidas. Parece inverosímil que un hardware que ofrece tan buenas prestaciones quepa en un espacio tan reducido. Además, incluye un soporte para colocarla de forma vertical, en un claro homenaje a la Xbox original. Su peso es de 3,8 Kg.

La consola más potente del mercado

Como ya apuntábamos, la Xbox One X es, sin duda, la consola más potente del mercado. A ello contribuye su procesador AMD personalizado de ocho núcleos, 12 GB DDR5 de memoria gráfica y una potencia de 6 teraflops. Además incluye un lector Blu-Ray UHD, lo que la convierte en un dispositivo idóneo para el entretenimiento multimedia.

potencia

Este hardware hace que el nivel de detalle de los juegos sea espectacular. Las gotas de lluvia sobre la carrocería del coche, los detalles de la empuñadura de la espada y las vestimentas en Sombras de Guerra, la profundidad de campo de los paisajes de Assasin’s Creed Origin; son hiperrealistas e impresionantes.

Sin embargo, la Xbox One X adolece de varias desventajas. Es un dispositivo pensado para televisiones 4K con un sistema de audio potente. Si tu televisor no tiene esta tecnología, la diferencia con su predecesora será insignificante. Porque sí, las texturas mejoran y las cargas son más rápidas. Pero éstas, por sí solas, no justifican un desembolso de 500 euros. Y más si tenemos en cuenta que la jugabilidad con respecto a la Xbox One es la misma y su catálogo de juegos idéntico.

El catálogo de la Xbox One X, sin juegos exclusivos

La Xbox One X no tendrá juegos exclusivos. Compartirá catálogo con Xbox One y Xbox One S. Porque, en definitiva, es una revisión de Xbox One y no una consola de nueva generación. Sólo que, eso sí, los gráficos serán mejores gracias a su hardware. En una consola de estas prestaciones esto es un hándicap importante. Por lo tanto, pese a que son varios los títulos destacados que se pueden jugar en ella, como el Forza 7, Cuphead o el esperado Dragon Ball FighterZ, hay poca cantidad y variedad. Y a esto debemos sumar cancelaciones tan importantes de esperados videojuegos como Scalebound.

juegos

Conclusiones

Microsoft da lo que promete y no engaña a nadie con la Xbox One X. Dejó claro que era una consola para televisores 4K y así es. Y, sin duda, es la máquina más potente del mercado. La experiencia al jugar con ella es realista y envolvente. Además, su tamaño más compacto la hace más cómoda y sencilla de colocar.

Sin embargo, no posee un catálogo de juegos exclusivos con respecto a sus predecesoras y las escasas diferencias en jugabilidad con respecto a consolas precedentes son carencias demasiado importantes si no tienes un televisor 4K para disfrutar de su potencia gráfica.

Ventajas de la Xbox One X

  • Gráficos 4K
  • Sonido limpio y envolvente
  • Hiperrealismo
  • Tamaño reducido

Desventajas

  • Sus cualidades técnicas sólo se aprovechan al máximo en televisores 4K
  • Sin catálogo de juegos exclusivos
  • Sin mejoras reseñables en cuanto a la jugabilidad
Etiquetas: ,

Dejar un Comentario