Un bug en Internet Explorer filtra cualquier cosa que escribas en la barra de direcciones

No hay manera de estar tranquilos. Hay bugs y agujeros por todas partes. Ahora también en Internet Explorer, un navegador que ha quedado relegado a un tercer plano, por detrás de Chrome y Firefox. Ars Technica revela ahora que la última versión del navegador de Microsoft serí­a perfectamente capaz de filtrar las direcciones, términos de búsqueda y cualquier otro texto que se te ocurra escribir dentro del espacio disponible para la barra de direcciones.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

El agujero ha sido señalado por el investigador de seguridad Manuel Caballero. Las imágenes y el ví­deo que tienes a continuación reflejan el funcionamiento del exploit en cuestión.

Según ha explicado este experto, el fallo permitirí­a que cualquier sitio que visitemos sea revelado. Y esto incluirí­a páginas, pero también informaciones o consultas de búsqueda. No hay que perder de vista que muchas veces, en lugar de teclear lo que queremos encontrar en la caja buscadora, usamos directamente la barra de direcciones.

Los hackers podrí­an robar información fácilmente

Las imágenes que te hemos proporcionado a continuación, nos ofrecen una panorámica privilegiada de cómo los hackers son capaces de ver el texto que incluimos en la barra de direcciones.

Sin embargo, está claro que el robo de información puede llevarse a cabo de manera totalmente sigilosa. Sin que el usuario se entere de nada. De este modo, los hackers pueden hacerse con datos confidenciales y privados. Textos que el usuario consideraba privados, pero que en realidad no lo son.

¿Qué recomiendan los investigadores? Pues directamente cambiar de navegador. En declaraciones a Ars Technica a través de correo electrónico, Microsoft ha explicado que Windows es un sistema operativo comprometido con el cliente. De modo que, asegura, investigará los problemas reportados y actualizará los dispositivos considerados afectados a la mayor brevedad posible.

Lo que los expertos sugieren en este sentido es dejar de usar Internet Explorer lo antes posible. Y optar por otros navegadores, como Google Chrome, Mozzilla Firefox o Microsoft Edge. El que prefieras, pero que no sea ninguna versión de Internet Explorer.

Otras noticias sobre...