Nokia 8, lo hemos probado

Tení­amos ganas de poder echar un vistazo de cerca al Nokia 8, la propuesta más ambiciosa de la nueva etapa de la marca finlandesa, ahora propiedad de HMD Global. El Nokia 8 es un dispositivo con una pantalla de 5,3 pulgadas con resolución Quad HD, una cámara dual trasera de 13 megapí­xeles y un imponente chip Snapdragon 835 en sus tripas.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

HMD Global pone toda la carne en el asador con un dispositivo de gama alta que se vende por 600 euros. Veamos qué se esconde detrás del Nokia 8 en este análisis a fondo.

Diseño y pantalla

Lo primero que nos encontramos al coger el Nokia 8  en nuestras manos es que es bastante liviano: 160 gramos de peso para un terminal de 5,3 pulgadas. Sin ser ultra-fino, su canto de 7,9 milí­metros sí­ confiere un fácil agarre. El teléfono está construido totalmente en aluminio por detrás y cristal delante. Los cantos inferior y superior llevan un baño de una pintura con un acabado parecido al plástico, no muy estético. Sin embargo, en conjunto es un terminal con un estilo premium muy logrado.

nokia 8 arbol

La doble cámara trasera y el flash sobresalen ligeramente de la carcasa, pero no llega a ser incómodo ni feo estéticamente. Delante tenemos un botón central, con forma horizontal,  que sirve además de lector de huellas. En el canto inferior encontramos el puerto de carga USB de tipo C, centrado, y los dos altavoces, a la derecha. En el canto superior tenemos el puerto de audio mini jack de 3,5 mm.

La pantalla es un panel IPS con resolución 1.440 x 2460 pí­xeles, que ofrece un resultado bastante óptimo, con un nivel de brillo que nos permite visualizar contenido con facilidad aún con mucha luz alrededor. Incluye modo Always-On, por lo que siempre tendremos la hora, el nivel de carga y las notificaciones importantes resumidas en la parte superior de la pantalla bloqueada.

Nokia 8

Pantalla5,3 pulgadas con resolución 1440 x 2560 pí­xeles, 554 ppp
Cámara principalCámara dual 13+13 megapí­xeles con apertura f/2.0 y óptica Zeiss, ví­deo 4K
Cámara para selfies13 megapí­xeles con apertura f/2.0, video 4K
Memoria interna64 GB
AmpliaciónmicroSD
Procesador y memoria RAMQualcomm Snapdragon 835, 4 GB de RAM
Baterí­a3090 mAh, carga rápida
Sistema operativoAndroid 7.1.1
ConexionesUSB tipo C, Bluetooth 5, NFC, GPS WiFi y LTE
SIMnanoSIM
Diseñoaluminio, plástico y cristal, azul y gris
Dimensiones151.5 x 73.7 x 7.9 milí­metros (160 g)
Funciones destacadaslector de huella dactilar, Nokia OZO Audio
Fecha de lanzamientoDisponible
Precio600 euros

Rendimiento

El procesador que pone en funcionamiento este Nokia 8 es nada más y nada menos que un Qualcomm Snapdragon 835, con 4 GB de memoria RAM. Se trata del mismo hardware que podemos encontrar en móviles de gama alta como el Sony Xperia XZ1, acompañado de 64 GB de memoria interna.

Nuestro balance tras la prueba es implacable: este móvil es una bala. Tanto la carga de juegos y ví­deos como la navegación en redes sociales y apps se produce a una enorme velocidad. No queda duda de que hablamos de un terminal de primera lí­nea. Los 64 GB de memoria dan para atesorar fotos y ví­deos en gran resolución, lo que permite aprovechar al máximo las posibilidades de la cámara.

nokia 8 benchmark

Para conseguir una valoración más objetiva que la de la experiencia puntual, hemos hecho pasar al Nokia 8 dos pruebas de benchmark, la del Geekbench 4 y la de AnTuTu. En el primer caso, la puntuación obtenida ha sido de 1895 para el rendimiento de un núcleo y de 6527 para el conjunto de los núcleos. El propio programa nos permite comparar los resultados con los de otros modelos similares, y para las dos valoraciones se determina que el rendimiento es superior a teléfonos como el Galaxy Note 7, Galaxy S7 Edge o OnePlus 3.

Para la prueba de Antutu, el resultado ha sido de 173903. Como antes, el valor de esta nota se encuentra al compararla con la de otros terminales similares. El Galaxy S7 Edge, por ejemplo, se queda bastante atrás, con 128800. Lo mismo pasa con el Huawei P10 y su nota de 142485. Para buscar un terminal con puntuación equivalente tendrí­amos que irnos al Galaxy S8 +, que alcanza los 173066. Como vemos, tanto la prueba personal como la de los programas de benchmark coinciden: el Nokia 8 es un teléfono excelente en cuanto a rendimiento.

Software

El Nokia 8 incluye el sistema operativo Android 7 Nougat puro, con el Google Now Launcher instalado por defecto. Las apps preinstaladas que nos encontramos se resumen en el paquete de Google al completo, con Fotos, Duo, Drive, Chrome, Maps, YouTube y los diversos Google Play. Nada más. Ningún juego, ninguna app especial de Nokia excepto el Nokia Mobile Care, que es esencialmente una app explicativa con el manual de usuario y los datos para acceder al soporte técnico más cercano. Esta limpieza en el software es de agradecer, ya que nos permite exprimir los 64 GB de disco duro casi al completo.

Entre sus funciones más interesantes se incluye Android Pay integrado, incluido en la opción Tocar y pagar de Ajustes. También tenemos una función de Gestos, aunque solo nos permite habilitar uno, que consiste en abrir la cámara presionando dos veces el botón de encendido. La herramienta Movimiento nos permite también activar un par de atajos con la mano, como son el voltear el teléfono para rechazar una llamada o que el volumen se silencie en el momento en que cogemos el teléfono para responder una llamada.

En general, tenemos un sistema operativo centrado en el manejo práctico, sin experimentos y dejando que el usuario pueda personalizar el uso de la forma que prefiera.

Nokia 8, lo hemos probado 1

Seguridad

En el Nokia 8 encontramos un sensor de huella dactilar frontal. Pese a la forma achatada que presenta, reconoce la huella fácilmente y es muy veloz. Nos permite desbloquear el teléfono  y además lo podemos usar para abrir Google Now. La protección de la huella se debe combinar con el uso de un PIN, un patrón  o una contraseña.

Aparte, el menú de seguridad del Nokia 8 nos permite activar las distintas opciones englobadas en la opción SmartLock. Estas opciones son la Detección corporal, los Sitios y Dispositivos de confianza, el desbloqueo por voz y el reconocimiento facial.

La Detección corporal permite que el dispositivo se desbloquee siempre que sienta que lo estamos sosteniendo. En cuanto lo soltemos o lo dejemos en algún sitio, se volverá a bloquear. Los Sitios de confianza permiten que el terminal se desbloquee automáticamente cuando reconozca que está en lugares previamente determinados por nosotros, como casa o el trabajo. Los dispositivos de confianza, por otro lado, sirven para activar un desbloqueo automático cuando ciertos dispositivos reconocidos (auriculares bluetooth, smartwatch) están cerca.

El desbloqueo por voz es el conocido Ok Google, que hemos probado y funciona correctamente. El reconocimiento facial, sin embargo, no hemos conseguido que funcione, habiendo realizado varias pruebas.

Equipo fotográfico

Tanto las doble cámara trasera como la frontal del Nokia 8 son uno de sus principales atractivos. Y no es para menos: dos objetivos traseros de 13 megapí­xeles, uno en color y otro monocromo, y uno frontal también de 13 megapí­xeles, todos con apertura f/2.0, deberí­an dar para mucho.

Cámara trasera

La cámara trasera es realmente versátil y fácil de manejar. Tiene una interfaz sencilla, con un menú superior donde podemos ajustar el HDR, el flash y el temporizador. Además, incluye una interesante opción para conocer mejor el funcionamiento de la cámara: consiste en la opción de hacer fotos con uno de los dos sensores por separado. Esto nos permite hacernos una idea de las posibilidades de la combinación de objetivos. Aquí­ tenéis una muestra de tres fotos iguales tomadas con las tres opciones, sensor color, sensor monocromo y los dos a la vez:

nokia 8 3 sensores

Otra manera que tenemos de aprovechar la doble cámara es mediante el efecto Bokeh, que permite resaltar un objeto en primer plano al desenfocar el fondo. El nivel de desenfoque es ajustable, pero en cualquier caso el resultado es muy bueno. Además, la cámara también incluye un modo panorámico y un modo manual para ajustar el balance de blancos, la exposición o el tipo de encuadre. Una herramienta imprescindible para los usuarios profesionales que quieran sacar el máximo partido a las capacidades de esos dos objetivos.

Nokia 8 efecto Bokeh

Foto con efecto Bokeh.

nokia 8 panorámica

Foto panorámica.

Cámara frontal y cámara dual

La cámara frontal también tiene apertura f/2.0 y una resolución de 13 megapí­xeles, y esto se nota en el resultado. Las fotos son ní­tidas, con mucho detalle, mucha velocidad para enfocar y tomar la foto. En cuanto a las posibilidades de ajustes, tenemos HDR, temporizador, flash, modo belleza y un modo manual, al igual que la cámara trasera.

Mención aparte merece el modo dual que combina la cámara trasera y delantera. Al elegirlo, podemos activar las dos cámaras a la vez, tanto para hacer fotos como para grabar ví­deos. El resultado que obtenemos en ambos casos es un montaje con pantalla partida en el centro. Deslizando el dedo de un recuadro a otro, podemos elegir la disposición de cada cámara: arriba o abajo si ponemos el móvil en modo vertical, izquierda o derecha si el móvil está en modo apaisado. Eso sí­, la división entre las imágenes delantera y trasera siempre estará en el centro.

Un detalle: cuando usemos este modo no tendremos acceso a HDR, flash, ni los ajustes manuales. En cuanto a su utilidad, podemos realizar algunos montajes divertidos, pero también puede ser enormemente útil para quien se dedique a hacer tutoriales, al permitirle combinar la pantalla del ordenador y su cara en un mismo plano.

selfie dual Nokia 8

Audio

El Nokia 8 incluye un sistema de audio creado por la propia empresa, llamado Nokia OZO Audio. Está preparado para maximizar el efecto envolvente en 360º de la realidad virtual y además promete garantizar un sonido excelente.

En nuestra prueba con auriculares pudimos comprobar que el sonido era en efecto bastante bueno, con brillo y nitidez. A la hora de probar los altavoces externos, lo primero que notamos es el gran nivel de volumen. No estamos acostumbrados a teléfonos que ofrezcan tanto volumen sin distorsionar. Eso sí­, como suele ser normal en los altavoces de los teléfonos móviles, los graves brillan, pero por su ausencia.

Por último, está el detalle de la apertura del sonido. Supuestamente, el Nokia 8 ofrece audio en estéreo, y de hecho, incluye dos altavoces en su canto inferior. Sin embargo, al estar montados uno pegado al otro, y ambos en la lado derecho, es imposible recibir esa sensación de estéreo. Esa no fue una buena idea por parte de Nokia.

Autonomí­a

La baterí­a del Nokia 8 es de 3090 mAh, con sistema de carga rápida QuickChage 3.0. En una prueba dándole un uso moderado, el dispositivo ha superado el dí­a y medio de autonomí­a. Hemos hecho pruebas de uso intensivo, usando datos y visionando contenido en ví­deo, y la baterí­a no parecí­a reducirse de una manera drástica. Según parece, Nokia ha conseguido equipar a su teléfono para compensar el consumo de recursos de la pantalla con resolución QHD y un procesador de gran nivel. Respecto a la carga rápida, hemos comprobado que en aproximadamente una hora el teléfono ya estaba cargado y listo para volverse a utilizar.

nokia 8 dibujo

Conclusiones y precio

El Nokia 8 es un terminal excelente, que combina todo lo que podrí­amos buscar en un terminal de gama alta por un precio que está dentro de la media del sector. Es un terminal cómodo, con una pantalla que se visualiza muy bien y sobre todo, veloz, realmente veloz en su funcionamiento. La cámara es de alto nivel, con muchas posibilidades, y hará las delicias de cualquier aficionado a la fotografí­a.

Se ha conseguido un nivel de audio notable, con un buen volumen de altavoz y mucha nitidez en los auriculares. Por último, la autonomí­a, sin ser extraordinaria, es más que suficiente para un uso convencional, con una jornada y medio de funcionamiento sin carga y un sistema de carga rápida que recorta mucho los tiempos de espera.

Pagar 600 euros por el Nokia 8 nos parece un precio muy justo, pues quien se lo lleve a su casa está haciéndose con un dispositivo de altura, con poco que envidiar a otros teléfonos de gama alta de la competencia.

Otras noticias sobre...