Así­ es la persona que compra plugins de WordPress para llenar las webs de spam

Un elevado porcentaje de las páginas web de todo el mundo funcionan con WordPress, el sistema de gestión de contenidos de código abierto. Pero precisamente la posibilidad de instalar todo tipo de plugins creados por cualquier desarrollador puede traer problemas.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

En los últimos meses, la empresa Wordfence, especializada en seguridad en WordPress, ha seguido la pista de Mason Soiza, un hombre que se encarga de comprar plugins para llenar las webs de spam.

Comprar plugins de WordPress para hacer spam, un negocio muy lucrativo

Cada vez se extiende más el fenómeno de los plugins de éxito que se venden y acaban en manos de especuladores.

El proceso se desarrolla así­: un inversor interesado en ganar mucho dinero se pone en contacto con el desarrollador de un plugin de éxito. Después de las negociaciones oportunas, se produce la compra, y a partir de ese momento el inversor/especulador tiene total control sobre el plugin en cuestión.

El fenómeno es especialmente preocupante porque cualquier usuario de WordPress que tenga instalado el plugin empieza a ver cómo su página web se llena de publicidad y de contenidos de tipo spam.

Pero el negocio es realmente lucrativo para el programador de turno, ya que los plugins se venden por cantidades de dinero muy elevadas. Sin ir más lejos, Mason Soiza compró el plugin Display Widgets por 15.000 dólares (unos 12.600 euros).

wordpress spam

Pero lo preocupante es que esos inversores se justifican ante los desarrolladores para persuadirlos de que vendan sus creaciones. En los correos electrónicos con las propuestas explican que están construyendo “la mayor empresa de plugins de WordPress del mundo”. Como así­ hace un tal Mason Soiza al que ahora le han seguido la pista…

¿Y quién es en realidad Mason Soiza?

Mason Soiza es el dueño de la empresa Soiza Limited of Jubilee Cottage, con sede fiscal en el Reino Unido. Y el empresario parece ser en realidad Mason Reece Soiza, un empresario inglés de 23 años que, oficialmente, trabaja para la empresa como programador.

Pero eso no es todo. Además de Soiza Limited, este joven especulador tiene presuntamente operativa una auténtica red de micro-empresas y servicios relacionados con el marketing y la informática.

Así­, la compañí­a Soiza Internet Marketers Limited es la responsable de vender a los clientes los servicios financieros de Quint Group Limited. Y Soiza se encarga de venderlos. ¿Parece confuso? Lo es.

A través de esa red de empresas, Mason Soiza se dedicarí­a a la compra de plugins de WordPress para obtener beneficios introduciendo publicidad y spam de todo tipo, según informa el blog de Wordfence.

En los últimos meses, este inversor ha alardeado en sus redes sociales de un coche deportivo de lujo o una estancia en el Gran Premio de Mónaco. Así­ que parece que el negocio resulta lucrativo.

Uno de los casos más sonados ha sido el plugin 404 to 301, por el que su desarrollador Joel James se vio obligado a pedir disculpas. En su texto explicó que “nunca volverí­a dejar a nadie más interferir con el código de sus plugins”.

joel james plugin wordpress

Además de Mason Soiza, otro de los nombres utilizados para las operaciones con los plugins es Kevin Danna. Por tanto, es preferible desinstalar cualquier plugin de WordPress que aparezca con uno de esos dos nombres.

Desde Wordfence recomiendan también ignorar cualquier tipo de propuesta comercial de estos nombres o empresas. Por lo general se ha demostrado que Mason Soiza intenta comprar plugins de WordPress, pero es probable que termine contactando a otros desarrolladores de productos tecnológicos.

Otras noticias sobre... ,