Robots, Sin Cables|11 Agosto 2017 11:49 am

Roomba iRobot 890, la hemos probado


Roomba iRobot Serie 800, la hemos probado

El campo de la tecnología al servicio de la limpieza doméstica no hace sino avanzar a pasos agigantados. Ya puedes decirle adiós, por ejemplo, a los dolores de espalda por acarrear pesadas aspiradoras que despertaban a todos los vecinos. Ahora tenemos a nuestra disposición las roombas, pequeños robots de limpieza que barren y pulen por sí mismos. Tan sencillo y cómodo como ordenar un programa diario mientras estás fuera de casa para mantener el suelo como el primer día.

Hemos tenido la oportunidad de probar el robot de limpieza de gama alta iRobot 890 con conexión WiFi y te contamos con todo detalle qué nos ha parecido. Hemos hecho varios programas de limpieza, usado sus accesorios y realizado el mantenimiento. Así que, sin más dilación, os presentamos a la Roomba iRobot 890.

¿Qué encontramos al abrir la caja de la Roomba iRobot 890?

Por supuesto, lo primero que vemos es el robot: completamente redondo y de elegante color negro profundo con bordes color cobre oscuro. En la parte frontal, tenemos el botón de encendido, el botón Home y el de limpieza localizada. Viene acompañada de la base de carga. Simplemente, deberemos dejarla siempre conectada para que la roomba se coloque, automáticamente, tras el ciclo de limpieza. Así, la tendremos siempre con la batería llena.

Además, contamos un buen accesorio: una barra rectangular, de bordes redondeados, con tres opciones. Esta barra transparente hará de barrera durante la limpieza. Así, la roomba tendrá prohibido entrar en un cuarto, o acceder a zonas peligrosas. Pero no adelantemos acontecimientos.

Preparativos de la Roomba iRobot 890

Comenzar a usar este robot de limpieza, a priori, es muy sencillo. Coloca la Home Base de carga en un enchufe que no diste mucho del suelo. Tiene que haber, al menos, medio metro de espacio libre a cada lado. Además, para poder salir con eficiencia, la base de carga debe tener 1.2 metros de espacio por delante.

A continuación, descarga la aplicación iRobot HOME de la tienda de aplicaciones Play Store y Apps Store, según tengas Android o iOS. Con esta aplicación podrás acceder a la roomba por control remoto, mediante conexión WiFi. Más adelante veremos con detalle qué nos ofrece la app iRobot HOME.

Coloca la roomba en la Home Base. Al principio parece un poco complicado. Simplemente, colócala hasta que se encienda un piloto amarillento y suene un aviso. En ese momento, la roomba comenzará a cargarse y las luces indicadoras se apagarán a los 60 segundos. No te preocupes, la máquina seguirá cargándose. Para comprobar el nivel de carga, pulsa una vez el botón CLEAN.

Ahora procederemos a conectar nuestra roomba con la WiFi de casa. Esto nos permitirá manejar el robot desde el móvil para así programar hasta 7 ciclos semanales de limpieza.

Antes de comenzar un ciclo de carga, asegúrate de que has retirado las lengüetas de seguridad de la parte trasera del robot de limpieza. Esto es muy importante, pues si no las quitas el robot no funcionará.

Cómo iniciar un ciclo de limpieza con la roomba iRobot 890

Iniciar un ciclo de limpieza, que dura una hora y media aproximadamente, es tan sencillo como apretar un botón. Simplemente, habrás de hacer una doble pulsación sobre el botón CLEAN. La primera te dice el nivel de carga y, con la segunda, se iniciará la jornada de limpieza.

La roomba no es silenciosa, esto hemos de decírtelo. Seguramente, no podrás usarla mientras estés en casa. Para ello, tienes a tu disposición un programador de ciclos al que podrás acceder desde la propia aplicación del iRobot. Solo habrás de dejar la roomba programada y limpiará cuando no haya nadie en casa.

Desde la app controlarás todo lo referente al ciclo de limpieza. Tanto si deseas hacer  una pausa, como solicitar que la roomba regrese a la estación de carga, todo lo podrás hacer desde la app. Es una aplicación muy sencilla e intuitiva, con apartados de consejos de cuidado, vídeos de presentación y estadísticas de limpieza.

aplicacion irobot home

Una vez la roomba termina el ciclo de limpieza vuelve a la estación de carga ella sola. Durante la limpieza, la roomba eliminará todos los restos de comida, pelos de mascotas y suciedad que encuentre. Es realmente muy potente, con escobillas que pulen el suelo y lo dejan brillante. Eso sí, tampoco hace milagros: el iRobot serie 800 no podrá con manchas de comida, aceite, grasa y otros residuos.

Si quieres que el robot se concentre en una zona de gran suciedad, simplemente, pulsa el botón del punto de mira. En ese momento, el iRobot hará círculos concéntricos alrededor de la zona, para ejercer una limpieza extra

Si necesitas que el robot termine antes de tiempo el ciclo, simplemente, deja pulsado uno segundos el botón Clean. Para que regrese a la base de carga, pulsa el botón de la casa.

aplicacion irobot home 2

Cómo se usa el Virtual Wall

El Virtual Wall es esa pequeña barra rectangular que viene con tu iRobot. Funciona con dos pilas AA y tiene tres posiciones: barrera, foco o apagado. Con la barrera, coloca la Virtual Wall en la entrada de una habitación. La Roomba no podrá acceder a la misma durante todo el ciclo de limpieza. Con el modo foco, creará un campo virtual por el que el robot no podrá ejercer su trabajo. Esto viene ideal en zonas de profusión de cableado, percheros con pie voluminoso, zonas de esparcimiento canino y gatuno o lugares con elementos frágiles como mesitas auxiliares.

Precauciones de uso del iRobot 890

Cada vez que termina un ciclo de limpieza, deberás retirar los filtros traseros y vaciarlos. Es curioso ver la cantidad tan enorme de suciedad que es capaz de retirar este iRobot, máxime cuando crees que el suelo no está demasiado sucio. En la aplicación se te indica, así como en señales luminosas en el propio robot, cuando necesita una limpieza de filtros.

Cuando limpies los diferentes espacios de la roomba, asegúrate de tener bien saneados los sensores: dales bien con un paño pues a la más mínima mota seguirá apareciendo como sucio y no podrás hacerla funcionar. Es quizás uno de los puntos un poco más débiles de la roomba. Por un lado, es verdad que así se mantendrá limpia y funcional durante más tiempo, pero también perdemos bastante tiempo en dejar la máquina impoluta. Hay veces en que por más que demos con un paño seguirá apareciendo como que está sucio, así que paciencia.

robot de limpieza irobot serie 800

Además, otro de los inconvenientes que hemos visto en la roomba es que hay habitaciones que se limpian menos que otras. El movimiento de la roomba es aleatorio: va haciendo círculos concéntricos y cuando se choca con un obstáculo redirige su actividad. Para que esto no ocurra, deberemos hacer uso de la Virtual Wall. Aunque, claro, deberemos estar presentes durante el ciclo de limpieza.

Por lo demás, la roomba iRobot 890 da lo que promete, que no es poco: tener el suelo limpio todos los días, estés o no estés en casa, sin mover un solo dedo. Si deseas adquirir esta roomba iRobot 890, la puedes conseguir en Amazon por EUR 649,00

Etiquetas:

Dejar un Comentario